yeshu

Observaciones al juicio de Yeshu

Algunas Observaciones al juicio de Jesús
Me sorprende la gran cantidad de discusiones que este tema ha generado a lo largo de la historia. Incluso, un dicho popular entre cristianos fundamentalistas es que en el juicio de Jesús se violaron varias leyes judías (los más precisos hasta le ponen número: 18) con tal de sentenciarlos.
Es una burrada. ¿Realmente resulta tan difícil darse cuenta que el problema es que TODO EL RELATO ES CASI FICTICIO? Señores, la redacción final de ese juicio apenas se hizo en el siglo II, más de 100 años después del evento (si acaso sucedió). Y los redactores fueron gentiles que no sabían un ajo de Judaísmo, y menos aún de las halajot para los juicios.
Voy a mencionar sólo las inconsistencias más evidentes, que demuestran que los redactores del texto definitivo realmente no tenían idea de lo que estaban hablando.
1. ¿Cuál Sanedrín lo juzgó?
Había dos tipos de Sanedrín: el Gran Sanedrín, con 70 miembros, y los Sanedrines locales, con 23 miembros cada uno. El hecho de que ningún evangelio mencione una vaga refererencia sobre el asunto, evidencia un feroz desconocimiento de la legislación judía. Y eso ya es empezar muy mal.
2. ¿Cuándo lo juzgaron?
Según Mateo y Marcos, la misma noche de la Última Cena. Según Lucas, en la mañana. Menudo lío.
3. ¿Los sanedrines trabajan en Pésaj?
Por el amor de D-os. Se necesita ser muy ingenuo para creerse eso de que la celebración de Pésaj se puede interrumpir para juzgar a alguien. Son Días de Reposo obligatorios. Pero podrían objetarme: “ah, es que estaban tan ardidos contra Jesús, que no les importó romper el reposo…”. Error. Total error. El Nuevo Testamento SE REGODEA cada vez que exhibe la perfidia de los judíos o de los “legalistas” o de los “judaizantes”. Entonces, es OBVIO que si alguno de los redactores finales de los evangelios hubiera sabido que esa reunión implicaba QUEBRANTAR VARIOS CRITERIOS HALÁJICOS, no hubieran dejado de mencionarlo. Al contrario: hubieron hecho un verdadero escarnio con ese tema. Pero NO LO HICIERON. Y eso sólo puede significar una cosa: NO ESTABAN ENTERADOS DEL ASUNTO. Así que el dato evidencia ignorancia. Acumulada, estrepitosa y excesiva.
4. ¿El Sumo Sacerdote organizaba fogatas en Pésaj?
Es para morir de risa el dato de que un grupo de personas estaban en el patio de la casa de Caifás y tenían allí un fuego encendido. Una fogata, pues. Y yo pregunto: ¿qué no tenían en dónde celebrar el Pésaj? O propongo esto: si los jerarcas estaban muy decididos a quebrantar el reposo del Pésaj con tal de juzgar a Jesús, sus criados y criadas estaban muy decididos a no dejarlos pecar solos. Y como no tenían voz ni voto en el juicio, de todos modos se reunieron en una fogata para pecar solidariamente.
5. ¿Cualquiera puede meterse a la casa del Sumo Sacerdote?
Los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) dicen que Pedro se metió hasta el patio de Caifás, e incluso protagonizó eso que los mexicanos definimos como “un osote” (un ridículo público) cuando lo reconocieron. ¿Así de fácil entra cualquier rudimentario pescador a las inverosímiles fogatas que se hacen en el patio de los altos jerarcas que se reúnen a celebrar juicios en la primera noche de Pésaj rompiendo un montón de prescripciones religiosas del Judaísmo?
No, señores. Es más fácil la otra respuesta: los redactores finales no sabían de qué estaban hablando.
Incluso, es evidente que los redactores finales de Juan hicieron un vago intento por corregir la catástrofe narrativa, y por lo menos intentaron arreglar este punto, poniendo que Juan también acompañó a Pedro, y que pudieron entrar en casa de Caifás porque resulta que Juan era de familia influyente (¿no se supone que eran humildes pescadores? O tal vez no se me había ocurrido la opción de que Zebedeo era un humilde pescador muy influyente).
6. ¿A los blasfemos tienen que mandarlos a Pilato?
La acusación es de blasfemia, pero deciden enviarlo a Pilato. No tiene pies ni cabeza. Si Jesús era blasfemo, lo podían haber apedreado sin solicitar permiso al Procurador (como la mujer adúltera que no fue apedreada por la oportuna intervención de Jesús; extrañamente, en ese relato no hay ningún vestigio de que a esa mujer quisieran enviársela a Pilato, y que su liberación se hubiera debido a la oportuna intervención de Jesús gritando desde abajo “líberala a ella y que lapiden a Barrabás!”.
Aquí no hay vuelta de hoja: si Jesús fue enviado a Pilato, fue porque su delito no era de orden religioso. No era un blasfemo. Era un revoltoso y punto.
¿Lo ven? Los autores de los evangelios no tenían idea de cómo opera el Judaísmo.
UN POCO DE EVIDENCIA DOCUMENTAL, PARA LOS ESCÉPTICOS…
No existe NINGÚN documento del siglo I en donde se hable del juicio a Jesús. Es curioso: repetidas veces, Pablo habla de la muerte de Jesús, pero EN NINGÚN MOMENTO SE MENCIONA SU JUICIO, y eso habría sido un tema muy relevante para los objetivos misioneros cristianos.
El primer libro que menciona algunos detalles es Hechos de los Apóstoles, pero está DEFINITIVAMENTE DEMOSTRADO que ese libro se escribió en el siglo II, porque toda su estructura histórica está basada en las Antigüedades de los Judíos y Las Guerras de los Judíos, de Flavio Josefo, libros que sólo estuvieron completos hasta el año 93. Por lo tanto, Hechos se escribió DESPUÉS del año 93.
Entonces, apenas en la literatura cristiana del siglo II empieza a construirse el relato del juicio a Jesús.
Una leyenda, en resumidas cuentas. Sin sustento histórico, sin relación con la realidad, inverosímil y que en todo evidencia a autores que no sabían gran cosa de Judaísmo. Y que, de hecho, ni siquiera les importaba.
Reitero: discutir sobre el tema es ocioso. Tal y como está narrado por los evangelios, no hay nada digno de ser considerado histórico.
Irving Gatell:.
Anuncios

Jesús (Yehoshua) no cumplió con profecías mesiánicas

No cumplió profecías!


En mi nota anterior, mostré como la evidencia bíblica demuestra que la llegada del Mesías no es el tema principal de la Biblia, sino la obediencia a la Torá. Eso está sobradamente claro tan sólo con hecho de revisar el mensaje EXPLÍCITO de la Torá y los Profetas: insistentemente, su énfasis siempre es la OBEDIENCIA A LA TORÁ. En cambio, las referencias explícitas a la llegada del Mesías son muy escasas en comparación.
De 57 supuestas profecías mesiánicas, vimos que sólo en 17 casos podemos identificar una alusión directa al tema mesiánico. Vamos ahora a revisar esos 17 pasajes, y demostrar que no tienen ningún tipo de cumplimiento en Jesús de Nazaret.

1. Génesis 49:10
Estrictamente hablando, este pasaje sólo dice que el “cetro” (símbolo de realeza) corresponde a la tribu de Judá. La primera frase sólo IDENTIFICA LA TRIBU, y podemos considerar que quedó cumplida cuando David fue uncido como rey de Israel (I Samuel 16).
Sólo hasta la segunda parte de la profecía podemos identificar un elemento pendiente de cumplimiento: “a él se congregarán los pueblos”.
 Esto es algo que NO SE HA CUMPLIDO. Por lo tanto, resulta IMPROCEDENTE hablar de Jesús de Nazaret respecto a esta profecía, porque las naciones NO SE CONGREGARON A ÉL. Mientras vivió, apenas si fue conocido dentro de los límites de Judea, Samaria y Galilea. Y, en los últimos 2 mil años, apenas un poco más de la mitad de los habitantes del planeta son cristianos (y eso, la mayoría por imposición). Por lo tanto, NO SE PUEDE DECIR que las naciones se hayan “congregado” ante él.
La respuesta que me dan ante esto suele ser ingenua: “ah, es que eso se va a cumplir cuando regrese a reinar…”. Bueno, pero la discusión NO ES POR LO QUE LOS CRISTIANOS CREEN QUE VA A PASAR EN EL FUTURO, sino POR LO QUE CUMPLIÓ O NO CUMPLIÓ -tiempo pasado- JESÚS DE NAZARET.
 De hecho, al decir que “esto se va a cumplir cuando…”, SE ESTÁ ADMITIENDO, IMPLÍCITAMENTE, QUE NO ESTÁ CUMPLIDO. Las creencias individuales sobre cómo se habrá de cumplir es OTRO TEMA. De entrada, basta señalar que si estamos hablando de profecías cumplidas o no por Jesús, NO TIENE NINGÚN SENTIDO mencionar profecías que NO SE HAN CUMPLIDO.
Sorprendentemente, tal y como iremos señalando más adelante, una gran cantidad de profecías quedan en esta categoría.

 2. Números 24:17
“… saldrá estrella de Yaacov, y se levantará cetro de Israel; y HERIRÁ las sienes de Moab, y DESTRUIRÁ a todos los hijos de Set”.
¿Me podrían decir en qué momento Jesús HIRIÓ las sienes de Moab y DESTRUYÓ a los hijos de Set? Es obvio que aquí se está hablando de UN GUERRERO, y Jesús pudo ser cualquier cosa, MENOS ESO. Lo siento: esta profecía está más bien enfocada hacia el Rey David, no hacia su linaje. Menos aún, hacia Jesús.

 3. II Samuel 7:13
 Un ERROR muy frecuente entre cristianos es leer las profecías de manera FRAGMENTARIA. Por ejemplo, en este caso se concentran es un versículo, cuyo contenido es este: “él edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino”. Pero deberían ponerle atención al versículo ANTERIOR: “Cuando tus días sean cumplidos y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, EL CUAL PROCEDERÁ DE TUS ENTRAÑAS, y afirmaré su reino”.
 Y, de paso, sería bueno que leyeran TODO EL CAPÍTULO. Basta leer los versículos 4-11 para detectar que el tema medular es LA CONSTRUCCIÓN DEL TEMPLO. Tomando en cuenta eso, y que el versículo 12 dice que se habla de alguien que PROCEDERÁ DE LAS ENTRAÑAS de David, está claro que ESTAMOS HABLANDO DE SALOMÓN.
 Tan simple. Jesús de Nazaret está TOTALMENTE FUERA DE LUGAR en esta profecía.

 4. Isaías 9:6-7
 Hay un detalle en el que los cristianos NUNCA reparan con este pasaje: habla de un niño que YA NACIÓ. El texto en hebreo original dice UN NIÑO HA NACIDO… Está claro que se trata de un HECHO CONSUMADO. Y esta característica es general en Isaías. La razón es simple: ISAÍAS JAMÁS HABLÓ DE UN MESÍAS POR LLEGAR, porque cuando él vivió EL LINAJE DE DAVID ESTABA EN EL TRONO DE JUDÁ.
Es un punto que los cristianos no contemplan, pero que para el Judaísmo es natural: la expectativa de que “algún día llegará el Mesías” SÓLO SURGIÓ CUANDO EL LINAJE DE DAVID FU DEPUESTO DEL TRONO DE JUDÁ. Mientras dicho linaje estuvo reinando en Jerusalén, NO EXISTÍA LA EXPECTATIVA DE LA “LLEGADA” DEL MESÍAS. Sólo existía LA EXPECTATIVA DEL NACIMIENTO DEL HEREDERO AL TRONO.
 De eso Y NO DE OTRA COSA habla Isaías en el capítulo 9.
 Pero concedamos el punto: supongamos que Isaías habla de un rey que aún no había nacido. Una de las características de este es que será un “príncipe de paz”. Y más adelante dice: “lo dilatado de su imperio es sin límite”.
Está claro que son cosas que NADIE ha cumplido. Ni siquiera Jesús. Entonces, a los cristianos no les queda más remedio que regresar al consabido argumento: “ah, pero es que eso lo va a cumplir cuando regrese…”.
Volvemos al punto: LA DISCUSIÓN NO ES SOBRE LAS CREENCIAS CRISTIANAS, sino sobre lo que YA SE HA CUMPLIDO. En realidad, este pasaje RESULTA INÚTIL para la argumentación cristiana, porque SÓLO EXPONE LO QUE ELLOS CREEN QUE ALGÚN DÍA PASARÁ.
Pero evidencia sobre LO QUE YA HA SUCEDIDO, LO QUE YA SE HA CUMPLIDO, no hay NINGUNA EN ABSOLUTO. Lo siento: este, al igual que muchos otros pasajes mesiánicos, está fuera de tema.

5. Isaías 11:1-16
Sucede EXACTAMENTE LO MISMO con este pasaje. Entre otras cosas, aquí se profetiza sobre un rey cuyo reinado tendrá características especiales: MORARÁ EL LOBO CON EL CORDERO, Y EL LEOPARDO CON EL CABRITO SE ACOSTARÁ. EL BECERRO Y EL LEÓN Y LA BESTIA REPOSARÁN JUNTOS, Y UN NIÑO LOS PASTOREARÁ (v. 6).
Otra vez: NO SE HA CUMPLIDO. Otra vez, la respuesta: ah, es que ya se cumplirá… Otra vez, la realidad: NO ESTAMOS DISCUTIENDO TUS CREENCIAS SOBRE EL FUTURO, SINO LOS HECHOS VERIFICABLES EN EL PASADO.
Otra vez, la evidencia: CADA PASAJE VERDADERAMENTE MESIÁNICO QUE TENEMOS EN LA BIBLIA, NO SE HA CUMPLIDO. Si alguno tiene dudas y cree que exagero, sólo tómese la molestia de leer los versículos 11-16. Nada de eso se ha cumplido todavía.

6. Miqueas 5:2
 Aquí tenemos otro tipo de error por parte de los cristianos, también muy frecuente: la manía de LEER LAS PROFECÍAS INCOMPLETAS.
Ciertamente, Miqueas 5:2 habla del nacimiento de un rey en Belem. Pero dice MÁS COSAS. De hecho, se toma la molestia de decir POR QUÉ VA A SER IMPORTANTE ESE REY NACIDO EN BELEM. Y el asunto es este: Y ESTE SERÁ NUESTRA PAZ. CUANDO EL ASIRIO VINIERE A NUESTRA TIERRA… (v. 5).
 Miqueas habla del rey QUE GARANTIZARÁ LA PAZ DE JUDEA CUANDO VENGA LA INVASIÓN ASIRIA.
Eso SE CUMPLIÓ en el siglo VIII AEC, y el rey en cuestión fue Ezequías.
 Cuando uno se toma la molestia de LEER LAS PROFECÍAS COMPLETAS, resulta DEMASIADO FÁCIL entender que no se pueden referir a Jesús de Nazaret. En este caso, por DOS RAZONES imposibles de cuestionar:
1. Nació en Belén, PERO NUNCA FUE REY.
2. NO TUVO NADA QUE VER CON LOS ASIRIOS. De hecho, el Imperio Asirio tenía seis siglos de haberse extinto cuando Jesús nación.
Está claro: el rey del que habla Miqueas 5 NO ES JESÚS.

7. Jeremías 23:5
Regresamos al problema anterior (y, como lo demostraré, estaremos regresando a eso muchas veces): Jeremías anuncia la llegada de un “renuevo” o “retoño” del Linaje de David. Nótese la diferencia de perspectiva con Isaías: cuando Isaías habla de los reyes, lo hace como una realidad objetiva, porque cuando él vivió el linaje de David estaba en el trono de Judá. En cambio, Jeremías habla del linaje de David como una expectativa a futuro, porque él fue contemporáneo del colapso del poder del linaje de David, y del momento en que el trono de Judá desapareció (hasta la fecha).
Entonces, Jeremías es un representante de la expectativa mesiánica clásica. Isaías no. Pero dejemos eso de lado: ¿qué dice Jeremías sobre este “retoño” del linaje de David?
1. Reinará como rey. JESÚS JAMÁS FUE REY.
2. Hará justicia y juicio en la tierra. JESÚS, AL NO SER REY, NO TUVO OPCIÓN DE SER JUEZ EN LA TIERRA.
3. En sus días, será salvo Judá e Israel habitará confiado. NO ES LO QUE SUCEDE HOY EN DÍA, POR CIERTO. MENOS AÚN, EN LOS TIEMPOS DE JESÚS (de hecho, en esa época sucedió TODO LO CONTRARIO).
Lo de siempre: ESTA PROFECÍA NO SE HA CUMPLIDO. Lo de siempre: no hay más remedio que decir “ah, yo creo que eso se cumplirá en el futuro…”. Y volvemos al punto (lo voy a repetir, sólo para dejar bien en claro lo absurdo, frágil, insulso e inoperante que resulta): NO ESTAMOS HABLANDO DE TUS CREENCIAS, sino de lo que se verificó en el pasado.
 Esto no está cumplido. Punto.

 8. Ezequiel 34:23-24
 Lo mismo. Si leemos los versículos 25 al 28, llegamos a la parte que NO SE HA CUMPLIDO: Y ESTABLECERÉ CON ELLOS PACTO DE PAZ, Y QUITARÉ DE LA TIERRA LAS FIERAS, Y HABITARÁN EN EL DESIERTO CON SEGURIDAD, Y DORMIRÁN EN LOS BOSQUES. Y DARÉ BENDICIÓN A ELLAS Y A LOS ALRDEDORES DE MI COLLADO, Y HARÉ DESCENDER LA LLUVIA EN SU TIEMPO. LLUVIAS DE BENDICIÓN SERÁN. Y EL ÁRBOL DEL CAMPO DARÁ SU FRUTO, Y LA TIERRA DARÁ SU FRUTO, Y ESTARÁN SOBRE SU TIERRA CON SEGURIDAD. Y SABRÁN QUE YO SOY EL SEÑOR, CUANDO ROMPA LAS COYUNDAS DE SU YUGO Y LOS LIBRE DE MANO DE LOS QUE SE SIRVEN DE LLOS. NOSERÁN MÁS POR DESPOJO DE LAS NACIONES…
 Y, otra vez, el pretexto: “pero es que eso se tiene que cumplir…”. EXACTO. Es lo que vengo diciendo: ES ALGO QUE TODAVÍA SE TIENE QUE CUMPLIR. ESO SIGNIFICA QUE NO ESTÁ CUMPLIDO. ESO SIGNIFICA QUE JESÚS NO LO CUMPLIÓ.
Eso significa que CON ESTO NO ME PUEDEN DEMOSTRAR QUE JESÚS SEA EL MESÍAS. Sólo me pueden platicar de las singulares creencias que profesan.

9. Daniel 7:12-14
 Lo mismo. Lo peor del caso, es que aquí ni siquiera sucede porque no estén tomando en cuenta los versículos a continuación. Aquí, NI SIQUIERA ESTÁN TOMANDO EN CUENTA LOS VERSÍCULOS QUE CITAN. Daniel 7:14 dice: Y LE FUE DADO DOMINO, GLORIA Y REINO, PARA QUE TODOS LOS PUEBLOS, NACIONES Y LENGUAS LE SIRVIERAN. SU DOMINIO ES DOMINIO ETERNO QUE NUNCA PASARÁ, Y SU REINO UNO QUE NO SERÁ DESTRUIDO.
 ¿Tengo que repetirlo? Lo haré, sólo porque le estoy empezando a tomar gusto: ESTO NO SE HA CUMPLIDO. Jesús NO LO CUMPLIÓ. TODAVÍA NO ES REY EN ISRAEL. TODAVÍA ESTA PENDIENTE DE CUMPLIMIENTO.
 No sirve, por lo tanto, para demostrar que es el Mesías. Sólo sirve para demostrar que los cristianos tienen creencias extravagantes, toda vez que esperan que esto pueda ser cumplido por alguien que murió hace dos mil años.

10. Zacarías 3:8-9
Lo mismo: la profecía dice: QUITARÉ EL PECADO DE LA TIERRA EN UN DÍA. EN AQUEL DÍA, DICE EL SEÑOR, CADA UNO DE VOSOTROS CONVIDARÁ A SU COMPAÑERO DEBAJO DE SU VID Y DEBAJO DE SU HIGUERA.
Pero esto tiene algo interesante: nos expone los absurdos a los que llega el Cristianismo en su demagogia. Al respecto, la respuesta suele ser que el pecado YA FUE QUITADO, porque Jesús pagó en la cruz las culpas de la humanidad.
Es curioso: es una forma de decir que aunque el pecado siga existiendo OPERATIVAMENTE, e incluso siga siendo UN FLAGELO PARA LA HUMANIDAD, por culpa de lo cual TODO ESTÉ DE CABEZA Y MILLONES DE PERSONAES SIGAN SUFRIENDO, la profecía de que EL PECADO SERÍA QUITADO ya se cumplió.
La pregunta inevitable es simple: ¿A QUIÉN LE SIRVE ESTE TIPO DE CUMPLIMIENTOS? Veamos los hechos:
1. La profecía dice que el pecado sería quitado.
2. La humanidad sigue pecando. En consecuencia, miles siguen sufriendo.
3. Pero me dicen que el pecado ya fue quitado. Sólo que en un nivel que no representa NINGÚN BENEFICIO real y material para los que sufren.
No hay mucho que discutir. El versículo 10 nos da la imagen de QUÉ SIGNIFICA QUE EL PECADO HAYA SIDO QUITADO: una situación de paz y felicidad generalizada, donde cada uno podrá sentarse a disfrutar de la vida.
 Eso, simplemente, NO SE HA CUMPLIDO. Y volvemos a la jerigonza de siempre: no importa que los cristianos crean que algún día se cumplirá. A fin de cuentas, yo también lo creo. Entonces, ESE NO ES EL PUNTO A DISCUTIR.
 En resumen, otro versículo que TAMPOCO SIRVE para demostrar que Jesús es el Mesías (espero que a los cristianos algún día les quede claro que por “argumento convincente”, espero PRUEBAS de algo YA CUMPLIDO, no una lista de sus muy particulares creencias; eso sólo son sus creencias, pero DE NINGÚN MODO SON PRUEBAS CONVINCENTES; vamos, ni siquiera merecen ser consideradas “pruebas”).

11. (10bis). Zacarías 6:12
 Lo mismo. El versículo 13 dice: ÉL EDIFICARÁ EL TEMPLO DEL SEÑOR…
 No se ha cumplido. Jesús no lo ha cumplido. Me importa un comino que haya gente que crea que algún día lo cumplirá. Yo creó que se cumplirá, pero no gracias a Jesús. Bien, no estamos discutiendo lo que creemos que va pasar en el futuro (en realidad sí lo estamos discutiendo, pero sólo por culpa de que los cristianos NO ENTIENDEN que eso no es lo que estamos discutiendo), sino lo que YA SE CUMPLIÓ.

 12. Zacarías 9:9-11
 Lo mismo. Ciertamente, los evangelios dicen que Jesús entró a Jerusalén sentado en un pollino. Pero ¿eso cumplió la profecía? NO. PORQUE LA PROFECÍA COMPLETA DICE: … CABALGANDO SOBRE UN ASNO, SOBRE UN POLLINO HIJO DE ASNA. Y DESTRUIRÉ LOS CARROS DE EFRAÍN, Y LOS CABALLOS DE JERUSALÉN, Y LOS ARCOS DE GUERRA SERÁN QUEBRADOS. Y HABLARÁ PAZ A LAS NACIONES, Y SU SEÑORÍO SERÁ DE MARA A MAR, Y DESDE EL RÍO HASTA LOS FINES DE LA TIERRA…”
No se ha cumplido. No sirve para demostrar que Jesús sea el Mesías.

 13. Salmo 2
 Este es un caso impresionante de la poca o nula comprensión de lectura que tienen los cristianos. Dicen que este Salmo se cumple en Jesús, pero la realidad es que presenta MUCHOS ELEMENTOS que de ningún modo cuadran con Jesús. Veamos los versículos 6-9: PERO YO HE PUESTO MI REY SOBRE SION, MI SANTO MONTE. YO PUBLICARÉ L DECRETO: EL SEÑOR ME HA DICHO: MI HIJO ERES TÚ, YO TE ENGENDRÉ HOY. PÍDEME Y TE DARÉ POR HERENCIA LAS NACIONES, Y COMO POSESIÓN TUYA LOS CONFINES DE LA TIERRA. LOS QUEBRANTARÁS CON VARA DE HIERRO, COMO VASIJA DE ALFARERO LOS DESMENUZARÁS.
Pregunto: ¿en qué momento fue entronizado Jesús como rey en Jerusalén? ¿En qué momento recibió como herencia las naciones y los confines de la tierra? ¿En qué momento los quebrantó con vara de hierro?
 En NINGUNO.
 La perspectiva profética de este Salmo NO SE HA CUMPLIDO.

14. Salmo 45
 Lo mismo. Otro Salmo mesiánico, lleno de cosas QUE NO SE CUMPLEN EN JESÚS. Por ejemplo, los versículos 3, 8 y 9: CIÑE TU ESPADA SOBRE EL MUSLO, OH VALIENTE. CON TU GLORIA Y CON TU MAJESTAD… MIRRA, ALOE Y CASIA EXHALAN TODOS TUS VESTIDOS. DESDE PALACIOS DE MARFIL TE RECREAN. HIJAS DE REYES ESTÁN ENTRE TUS ILUSTRES. ESTÁ LA REINA A TU DIESTRA CON ORO DE OFIR…
¿No está DEMASIADO CLARO que aquí se habla de un rey QUE ESTÁ EN PLENO EJERCICIO DE SU PODER, e incluso que está casado y que viste lujosamente?
 Todo lo contrario a Jesús, que “no tenía donde recostar su cabeza”.
 Verdaderamente, a veces me preocupa el contacto con la realidad que tienen muchos cristianos. Está SOBRADAMENTE CLARO que el personaje del que se habla aquí NO ES EL JESÚS DE LOS EVANGELIOS. Me pueden decir que creen que algún día lo será, pero -insisto, por enésima vez- ESE ES OTRO TEMA.
Estamos hablando de lo que se haya cumplido YA, EN EL PASADO.
 Si me citan este pasaje para INTENTAR DEMOSTRAR que Jesús es el Mesías, LO ÚNICO QUE ME QUEDA CLARO es que Jesús NO SE PARECE EN NADA al personaje descrito aquí.
Y no tenemos dudas de que dicho personaje es el rey de Israel. Pero, en definitiva, NO ES JESÚS.

15. Salmo 72
 Lo mismo. De hecho, si quisiera señalar los elementos que NO SE CUMPLEN en Jesús, tendría que poner TODO EL SALMO, porque aquí se habla de un rey que ESTÁ EN PLENO EJERCICIO DE SUS FUNCIONES POLÍTICAS.
Pero me voy a concentrar en uno, que me parece divertido: el versículo 10 dice LOS REYES DE TARSIS Y DE LAS COSTAS TRAERÁN PRESENTES. Generalmente, apelan a que esto se cumplió cuando “unos magos del oriente” llegaron a casa de Jesús a ofrecerle presentes.
Qué tontería. Aquí dice REYES, no astrólogos (y no cabe duda que el término “mago” equivale a astrólogo, no a rey; tan absurdo es el asunto, que por eso la tradición católica tuvo que acuñar el simpático concepto de “Reyes Magos”).
 Otra: el Salmo habla de los “reyes de Tarsis”. Tarsis estaba en la zona sur de España, lo que hoy es la costa de Andalucía. Y el evangelio dice que los magos venían de oriente. ¡Del otro lado del mundo! Aquí estamos hablando de REYES DE LOS CONFINES DE OCCIDENTE, no de astrólogos del oriente.
 Así es como se cumplen las profecías en Jesús: con gente que se dedica a cosas diferentes a lo profetizado, y que llega desde el otro lado del mundo, y no desde el profetizado.
 Y luego, tienen el cinismo de decirme que “está cumplido, está cumplido”.
 Qué simpático.

16. Salmo 110
Lo mismo: montones de elementos que NO SE HAN CUMPLIDO. Ejemplos: TU PUEBLO SE TE OFRECERÁ VOLUNTARIAMENTE EN EL DÍA DE TU PODER… (v. 3) QUEBRANTARÁ A LOS REYES EN EL DÍA DE SU IRA, JUZGARÁ ENTRE LAS NACIONES… (vv. 5-6).
El Salmo NO SE HA CUMPLIDO.

 17. Isaías 61:1-2
En esencia, es lo mismo: una profecía citada de manera incompleta PARA NO TENER QUE REVISAR TODO LO QUE NO SE HA CUMPLIDO, mencionado en los versículos 3-4 (por cierto, la parte importante).
El texto dice: EL ESPÍRITU DEL SEÑOR ESTÁ SOBRE MÍ, PORQUE ME UNGIÓ EL SEÑOR. ME HA ENVIADO A PREDICAR BUENAS NUEVAS A LOS ABATIDOS, A VENDAR A LOS QUEBRANTADOS DE CORAZÓN, A PUBLICAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y A LOS PRESOS LA APERTURA DE LA CÁRCEL, A PROCLAMAR EL AÑO DE LA BUENA VOLUNTAD DEL SEÑOR, Y EL DÍA DE VENGANZA DEL D-OS NUESTRO. A CONSOLAR A TODOS LOS ENLUTADOS. A ORDENAR QUE LOS AFLIGIDOS DE SION RECIBAN GLORIA EN LUGAR DE CENIZA, ÓLEO DE GOZO EN LUGAR DE LUTO, MANTO DE ALEGRÍA EN LUGAR DEL ESPÍRITU ANGUSTIADO. Y SERÁN LLAMADOS ÁRBOLES DE JUSTICIO, PLANTÍO DEL SEÑOR, PARA GLORIA SUYA. REEDIFICARÁN LAS RUINAS ANTIGUAS, Y LEVANTARÁN LOS ASOLAMIENTOS PRIMEROS, Y RESTAURARÁN LAS CIUDADES ARRUINADAS, LOS ESCOMBROS DE MUCHAS GENERACIONES.
Esa es la PROFECÍA COMPLETA. Y está claro que SIGUE SIN CUMPLIRSE.
Pero hay otro detalle interesante: Jesús mismo apela a esta profecía para señalar la naturaleza de su ministerio. Lucas 4:18 menciona que Jesús citó estas palabras en una sinagoga. Claro, el muy simpática sólo leyó la parte de predicar y dar buenas noticias, pero no la parte medular de la profecía (restaurar a Israel).
 Según el cristianismo, con esto Jesús aclaró qué tipo de Unción lo hacía Mesías: la Unción del Espíritu Santo, y no la unción de los Sumos Sacerdotes o los Reyes antiguos.
Esto es un ERROR CATASTRÓFICO, total y absoluto. ¿Por qué? Porque la unción del Espíritu Santo ES PARA LOS PROFETAS. Con esta unción Jesús podía apelar al rango de Profeta, PERO JAMÁS AL DE REY DE ISRAEL.
¿La prueba? Bien simple, bien fácil: ¿quién fue EL PRIMERO EN DECIR ESTAS PALABRAS? Isaías. Y A NADIE SE LE HA OCURRIDO DECIR QUE ISAÍAS FUERA REY O SUMO SACERDOTE. En cambio, TODOS SABEN QUE FUE PROFETA.
Entonces, está claro que está unción en el “Espíritu del Señor” LEGITIMÓ a Isaías COMO PROFETA. Pero a Isaías JAMÁS SE LE OCURRIÓ EL DISPARATE DE DECIR QUE ERA REY DE ISRAEL, O EL MESÍAS DEL LINAJE DE DAVID.
 Entonces, si Jesús recibió esta unción, SÓLO PODRÍA ASPIRAR A SER RECONOCIDO COMO PROFETA. Nada más. Está TOTALMENTE DESCARTADO PARA SER EL REY DE ISRAEL.
 Ahora bien: la realidad, es que NI SIQUIERA CALIFICA PARA SER PROFETA. ¿Por qué? Por que el profeta debe proclamar BUENAS NOTICIAS. Y las buenas noticias son, según Isaías 61, que a los hijos de Israel les ha llegado el gozo y van a olvidar sus tristezas.
 En cambio, unos 40 años después del ministerio de Jesús, Judea fue asolada por los ejércitos romanos, y luego vinieron siglos y siglos de crímenes cometidos en el nombre de Jesús.
 No. Jesús no es ni siquiera profeta. MENOS AÚN EN LOS TÉRMINOS DE ISAÍAS 61.

 18. Daniel 9:24-27
 Este pasaje es uno de los más interesantes que nos ofrece la Biblia. En realidad, no es difícil demostrar que Jesús no cumplió con nada de lo que aquí se dice, pero lo cierto es que son tantos los elementos que revisar, que merecen una nota aparte.
Por el momento, sólo voy a indicar un detalle que nos obliga a descartar toda la interpretación cristiana, y es el de la traducción de los versículos 25-26. Generalmente, los cristianos usan traducciones como la que nos ofrece Reina-Valera: SABE, PUES, Y ENTIENDE, QUE DESDE LA SALIDA DE LA ORDEN PARA RESTAURAR Y EDIFICAR A JERUSALÉN HASTA EL MESÍAS PRÍNCIPE, HABRA SIETE SEMANAS, Y SESENTA Y DOS SEMANAS; SE VOLVERÁ A EDIFICAR LA PLAZA Y EL MURO EN TIEMPOS ANGUSTIOSOS. Y DESPUÉS DE LAS SESENTA Y DOS SEMANAS SE QUITARÁ LA VIDA AL MESÍAS…
 Hay dos errores SERIOS en esa traducción. El primero provoca un sinsentido: suponer que el pasaje habla de “sesenta y nueve” semanas para hablar de la llegada del Mesías, pero en vez de decir “sesenta y nueve semanas”, dijo “siete semanas, y sesenta y dos semanas”.
 El elemento incorrecto es el punto y coma que la edición clásica de las Reina-Valera coloca después de las palabras “sesenta y dos semanas”. En hebreo NO EXISTEN los puntos y comas, y el sentido de la frase se deduce de la construcción gramatical. Y, en este punto, no hay dudas sobre la traducción correcta: … HASTA UN MESÍAS PRÍNCIPE HABRÁ SIETE SEMANAS, Y EN SESENTA Y DOS SEMANAS SE VOLVERÁ A CONSTRUIR LA PLAZA Y EL MURO EN TIEMPOS ANGUSTIOSOS.
En el hebreo original, está claro que Daniel dice que desde la salida de la orden para restaurar a Jerusalén hasta la manifestación de un Mesías, tenían que transcurri SOLAMENTE 49 AÑOS (siete semanas), y que luego vendría un período de 434 años (sesenta y dos semanas) en los que se construirían la plaza y el muro en “tiempos angustiosos”.
Entonces, Daniel JAMÁS DICE QUE LA MANIFESTACIÓN DEL MESÍAS TUVIERA QUE DARSE 483 AÑOS DESPUÉS DE LA ORDEN PARA RESTAURAR A JERUSALÉN, SINO SOLAMENTE 49 AÑOS DESPUÉS.
 Y aquí viene el segundo error: los cristianos traducen “el Mesías príncipe”. Está mal: el texto en hebreo debería decir, para ello, HAMASHIAJ NAGID, pero sólo dice MASHIAJ NAGID. ¿Qué sucede si falta el artículo HA antes del sustantivo MASHIAJ? Que se traduce con un artículo indeterminado (un) en vez de con un artículo directo (él). Entonces, el texto en hebreo dice HASTA UN MESÍAS PRÍNCIPE, no HASTA EL MESÍAS PRÍNCIPE.
Esto es importante, porque vuelve a aparecer en el versículo 26, donde los cristianos traduces que DESPUÉS DE LAS SESENTA Y DOS SEMANAS (sesenta y nueve acumuladas) SE LE QUITARÁ LA VIDA AL MESÍAS. Pero el texto en hebreo dice SE CORTARÁ A UN MESÍAS.
 Y la objeción cristiana es obvia: imposible, porque entonces se estaría hablando de DOS MESÍAS, uno aparecido al final de la semana 7, y otro al final de la semana 69. Y es obvio que son diferentes, porque hay una separación de 434 años.
 Pero es CORRECTO. El texto en hebreo HABLA DE DOS MESÍAS. Para el Judaísmo esto no es problema, porque MESÍAS (UNGIDO) es un término que se le aplica a TODOS LOS QUE FUERON SUMOS SACERDOTES y a TODOS LOS REYES DEL LINAJE DE DAVID. En realidad, el Judaísmo ha tenido más de cien Mesías. Y aquí se habla de dos de ellos.
El punto es simple: el concepto de “el Mesías” (ser único e irrepetible) NO EXISTE EN EL JUDAÍSMO. Lo que estamos esperando es a otro ungido del linaje de David que venga a integrarse a la lista que comenzó con el propio David al ser ungido, y se extendió a todos sus descendientes que reinaron en Judá.
Resumen: Daniel 9 habla de DOS MESÍAS. Eso, por sí mismo, ya revienta la interpretación cristiana. De todos modos, en la próxima nota explicaré a más detalle los pormenores de esta profecía.


Irving Gatell:.

Saulo (Pablo, Shaul): Falso, Mentiroso y Pagano

Saulo (Pablo, Shaul): Falso, Mentiroso y Pagano





Notas del libro “La vie secrete de saint Paúl” de Robert Ambelain.





Jerónimo (De viris illustribus, M.L. XXIII, 615-646) dice que Saulo nació en Giscala y de adolescente sufrió la deportación masiva junto con sus padres a Tarso de Cilicia.  Esta deportación fue realizada por Varus 4 o 5 años antes de la Era Común.




LAS INCOHERENCIAS DE SAULO:




Primera incoherencia: para el “martirio de esteban” tendría más o menos 57 años, ¿cómo es que el escritor de Hechos (7:58) dice que era “un joven”? ¿quién miente?







Segunda incoherencia: los deportados y sus hijos eran considerados por la ley romana a perpetuidad como “esclavos del Cesar” y se les fijaba una residencia obligatoria (que en este caso sería Tarso), ¿cómo es posible que se ubiera trasladado libremente hasta Jerusalem supuestamente para aprender “a los pies de Gamaliel”?



Tercera incoherencia: en las fuentes judías se tiene un registro de todos los estudiantes de los sabios, incluido Gamaliel, ¿cómo es posible que no se lo mencione? No hay otra respuesta: Pablo miente.  Si alguien se nos presentara como licenciado de una universidad, pero en la universidad no consta ningún registro suyo, es evidente el fraude.







Cuarta incoherencia: a todo lo anterior hay que sumarle que Pablo afirma tener la civitas (ciudadanía) romana por nacimiento (Hechos 22:27-28). ¿Cómo es posible? los esclavos no tienen ciudadanía, los judíos tampoco la tenían.  Algo sucede, los orígenes de Pablo no pueden ser judíos.






Quinta incoherencia: suponiendo que sí fuera judío, esclavo, y que contrariando las leyes y la usanza de su tiempo, hubiera podido haberse liberado y ser considerado liberto. Entonces ¿cómo es que supuestamente lo ejecutaron con decapitación, una pena exclusiva para ciudadanos?




Sexta incoherencia: y si es natural de Tarso, ¿cómo sería ciudadano romano siendo que dicha ciudad no fue hecha colonia romana sino cien años después?




Séptima incoherencia: y si es ciudadano romano de nacimiento, como se ufana ante el tribuno Claudio Lisias (Hechos 22:27-28), significa que no puede ser judío de nacimiento porque a un judío de nacimiento no se le da la ciudadanía según la ley romana.




Octava incoherencia: ¿cómo sería posible que Saulo, un “judío”, fuera educado junto a Menahem y Herodes el Tetrarca según lo muestran en Hechos 13:1 Μαναήν τεἩρῴδου τοῦ τετραάρχου σύντροφος καὶ Σαῦλος ?  Este Saulo, Pablo, según los registros históricos, no es nada más ni nada menos que Saulo bar-Antipater, idumeo y herodiano.  Ya por lo menos esta cuestión desmintió sus supuestos orígenes. Hay que agregar:  en su carta (Rom. 16:6 y 11) se refiere a Herodión, Andrónico y Junias como sus parientes. ¿Se necesita más evidencia?



Octava incoherencia:  En Corinto Saulo se presenta ante Galión quien sabemos es hermano de Séneca (consejero de Nerón), procónsul de Acaya y de quien una inscripción descubierta en Delfos (1905) titula a nombre del Cesar como “Junius Galión, mi amigo, procónsul de Acaya”.  Muy curioso que según sus historias (Hechos 18:16), Galión eche del tribunal a todos los judíos, pero queda Saulo quien evidentemente no era contado entre “los judíos”.



Novena incoherencia: Dicen que Saulo estaba preso (Hechos 23), ¿cómo es posible que un simple preso pueda recibir la visita de su sobrino (v.16) y tras de todo tenga tal autoridad como para ordenarle a un centurión hacer algo (v.17)?



Décima incoherencia:  ¿Cómo es posible, que si se tratara de un simple judío, el tribuno ordene que sea llevado ante el gobernador Félix escoltado por un mini ejército de 200 soldados, 70 jinetes, 200 arqueros (Hechos 23:23-24) y tras de todo con caballo preparado especialmente para él?



Undécima incoherencia: ¿Cómo es posible que diga que se dedica a la industria del tejido de tiendas  (Hechos 18:3) si hacía más de un milenio el pueblo judío se hizo sedentario y dicha habilidad de tiendas sólo era conservada por ideumeos (árabes)? Se trata pues de un oficio y una necesidad propios de los pueblos vecinos de Israel y por tanto evidencia: no fue judío.



Duodécima incoherencia: Conociendo la realidad económica romana en dicha época, no es posible que dicho oficio ofreciera recursos como para costearse largas travesías por todo el imperio romano y viajes sin cesar.  Más: él mismo dice que “vosotros sabéis que a mis necesidades y a las de los que me acompañan han proveído éstas manos” (Hechos 20:33-34).



Decimotercera incoherencia: Este Saulo (Pablo) no fue educado como judío, la Homilia pseudo-Clementina 2:8-11 lo muestra: “Pablo, ambicioso de mala gloria, como hemos dicho, fue con Dositeus, y fingió su amistad, suplicándole, que si cualquiera de aquellos treinta fuera muerto, él inmediatamente debería sustituirlo en el espacio de los muertos… en cuanto (Pablo) fue contado entre los treinta discípulos de Dositeus, él comenzó a despreciar a Dositeus, diciendo que él no dio clases perfectas o puramente, y que esto no se lo despreciaba…”




Nota: estuvimos entonces ante la presencia de un ciudadano romano, no judío, familiar de Herodión, criado con Menahem y Herodes del Tetrarca, Saulo de nombre, completo: Saulo bar-Antipater.  Y nos habla la historia que era nieto de Herodes el Grande por línea materna.  Con los testimonios de Josefo se desenreda la genealogía de este personaje:Saulo bar-Antipater hijo de Antipater II, hijo del matrimonio de Costabaro con Salomé I, hija de Antipater I que era hijo del príncipe Idumeo (árabe) Herodes de Ascalón quien fuera también sacerdote de Apolo.


Todo un caso, no sólo se refuta su origen judío sino que la historia nos permite ver que su ascendencia era enteramente idumea ligada a la fuerza con la familia herodiana.  Por eso era que los herodianos, desesperados por ganarse el favor del público judío buscaban casarse con mujeres o viudas de entre los hijos de David.



SU PAGANISMO:



Primer punto: En Corintios 10:15-19 menciona dos frases curiosas: “comunión con la sangre” y “comunión con el cuerpo”. La comunión con los dioses a través de la ingesta de ofrendas y alimentos “sagrados” es una idea pagana, aberrante para cualquiera que hubiera sido educado como judío. ¡Y ni qué decir del canibalismo simbólico (o literal, si se acepta la transubstanciación) que es impensable y asquerosa! mucho más el fetichismo de sangre humana a sabiendas que el cadaver humano es, según la ley judía, lo que más puede volver ritualmente impura a una persona.



Segundo punto: Su concepción mística de “hijos de D-s” se aleja del concepto judío y es cercano a la concepción pagana puramente gnóstica según la cual los iniciados en los misterios revelados ascendían a ser llamados “hijos de dios”.



Tercer punto: la concepción de sacrificios humano como forma por excelencia y “precio más costoso” de satisfacer a la divinidad sólo se encuentra en los “Misterios” de las religiones paganas.



Cuarto punto: el mensaje de Saulo es enteramente órfico, voy a poner un paralelo entre Orfismo y el Nazarenismo (Cristianismo):




PAGANISMO
NAZARENISMO
Dionisio es el Logos sagrado, el intermediario entre Zeus y los hombres
Yeshu es el Logos, el intermediario divino (Jn. 1)
Dionisio es el hijo del dios supremo (Zeus) con una virgen (Perséfone).
Yeshu es considerado hijo de D-s con una virgen (María).
A Dionisio le fue prometido el gobierno del Universo.
Yeshu dijo “toda autoridad me es dada en el cielo y en la tierra” (Mt 28:18)
Los malvados Titanes se apoderaron del inocente Dionisio y lo asesinaron.
Dicen sus libros que los malvados romanos asesinaron al inocente Yeshu.
Zeus vio el sacrificio puro de su hijo y lo resucitó.
D-s resucitó a Yeshu en virtud de su sacrificio (Hc. 2:32).
Luego, “Zeus lo colocó sobre el trono real, le puso el cetro en la mano y lo hizo soberano sobre todos los dioses del universo” (Cf. Precios, Sobre el Cratilo de Platón).
Luego, “Dios, después de haber resucitado a Mashiaj (Cristos) de entre los muertos, lo sentó a la derecha de los cielos, por encima de todo principado, potestad y dominación” (Ef. 1:20-21).
En el gnosticismo órfico, los arkontes eran potestades y principados que reinaban antes sobre el mundo material.  A través de la sangre del redentor místico, se apaciguaba la ira de la divinidad sobre la humanidad y ahora los arkontes pasaban a ser destronados y presos bajo la cruz de los cuatro elementos.
Dice Saulo sobre Yeshu: “borró el acta cuyas prescripciones nos condenaban y que eran contrarias contra nosotros, y la quitó de en medio, clavándola en la cruz.  Despojó a los Principados y Potestades, los exhibió a la vista del mundo, triunfando sobre ellos por la cruz” (Col. 2:14-15).


Si desea ver un panorama completo, le invitamos a leer: Saulo, el nazareno (gnóstico)

¿Yeshu en la literatura rabínica?

¿Yeshu en la literatura rabínica? Parte 1

Por Itzjak ben Avraham. 

Una vez que fracasó el intento de adjudicarle cumplimientos proféticos a Yeshu, los misioneros generaron otra estrategia: tratar de ir a las literatura judía para hacer lo mismo que hicieron con los profetas: mentir, torcer, manipular, cambiar textos… todo con el objetivo de defender lo indefendible: la mesiandad de Yeshu.
Vamos entonces a responder a estas novedosas “reclamaciones”… ya no saben qué inventar!

La tradición de Eliahu: los seis mil años

Los misioneros citan: Sanhedrin 97A  dice: “La tradición de Elías enseña que el mundo ha de existir por seis mil años; En los primeros dos mil habría desolación; en los dos mil siguientes prosperará la Torah y los siguientes dos mil son los días del Mesías, pero a causa de nuestros pecados, que fueron grandes, salieron las cosas como salieron.” Por eso Iehoshua es el único que cumplió su venida durante estos años como está escrito en el brit jadasha.

La respuesta judía:
La cita de Sanhedrin 97A no dice así.  Dice:

תנא דבי אליהו ששת אלפים שנה הוי עלמא שני אלפים תוהו שני אלפים תורה שני אלפים ימות המשיח

“El Tana Debe Eliahu enseña: el mundo existirá por seis mil años. En los primeros dos milenios había desolación; dos milenios años la Torah floreció; los próximos dos milenios son días del mesías”
¿Qué dice Tana Eliahu? que del año 1 al 2000 había caos, luego fue dada la Torah y luego vendrá la era mesiánica. Si tomamos la cronología misionera, resulta que Yeshu nació aproximadamente en el año judío 3760… muchos años antes del “4000” que se supone que comienza la era mesiánica según Eliahu.  Y que no digan que es pequeño el margen de error o despreciable, porque un cuarto de milenio no es cosa que se pueda desechar así como si nada.

Pero vemos que ya estamos en el año 5771 y el Mashiaj no ha venido, ¿se equivocó Tana Debe Eliahu? No.  De hecho, confirma que el Mashiaj DEBE nacer después del año 4000 (cosa que Yeshu no cumple), y la traducción “los próximos dos mil son días del mesías” indica que el mesías debe nacer en los milenios sucesivos después del año judío 4000.  Y así lo hará.

Las aguas y el espíritu del Mashiaj

Los misioneros afirman: Cuando la Biblia hace mención de que “el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas,” se ve una referencia al Mesías. El Midrash Rabbah (Midrash Bereshith Rabbah 1:2 y Yalqut, Mechiri del Salmo 139:12) dice en este  contexto, que este era el “espíritu del Mesías,” como está escrito en Isaías 11:2, “Y reposará sobre Él el Espíritu del Señor.”  El espíritu de Iehoshua el mesías es el Espíritu del Padre Celestial.

La respuesta judía:  Para variar, otro texto fuera de contexto. La palabra hebrea Ruaj los misioneros la traducen como “espíritu” para introducir el truco de la “tercera persona de la triunidad”, pero la verdad es que RUAJ significa aire, inspiración, viento.  Cuando el Midrash Rabbah dice que el “espíritu” del mesías se mueve sobre las aguas, lo que está diciendo es que la Inspiración divina (“esp. de D-s”) aletea sobre tohu vabohu haciendo las conexiones que hacen posible maasé bereshit (la obra de la creación).  ¿Qué tiene que ver Mashiaj? Que la creación entera alcanzará la cúspide de su esplendor en los días del mesías.  Por eso es que la Inspiración (ruaj) mesiánica está envuelta en el relato de la creación según el Midrash Rabbah.
No existe eso de trinidad ni de divinidad de un ser humano.

La luz y el Mashiaj

Los misioneros dicen: Las primeras palabras de Dios en la Biblia son: “‘¡Sea la luz!’Y hubo luz. Y vio Dios que la luz era buena.” Pero observamos que no fue sino hasta el cuarto día que Dios creó las “dos grandes lumbreras,” el sol y la luna. Los sabios veían en esto también una alusión al Mesías, de tal suerte que el Midrash  conocido como Pesikhta Rabbah pregunta: “¿De Quién es esta luz que cae sobre la congregación del Señor?” Y contesta: “Es la luz del Mesías.” El Yalqut Shimoni, dice: “Esta es la luz del Mesías, como está escrito en el Salmo 36:9, ‘En tu luz vemos la luz.’”  Esta es la luz de Iehoshua el mashiaj, como él dijo “Yo soy la Luz del Mundo” (Yojanan 8:12).

La respuesta judía: Primero que todo, en ninguna parte de la literatura rabínica se dice que el mesías sea él mismo la luz, como lo dijo Yeshu el orgulloso sobre sí mismo.

El Yalkut Shimoni, sobre Ieshaiah 60 (Remez 499) dice:
בשעה שמלך המשיח בא עומד על גג בית המקדש והוא משמיע להם לישראל ואומר ענוים הגיע זמן גאולתכם, ואם אין אתם מאמינים ראו באורי שזרח
“Cuando el Rey Mashiaj venga, se pondrá de pie sobre el techo del Bet Hamikdash y les dirá a ellos, a Israel, diciendo: humildes, ha llegado el tiempo de la redención, y si no lo creéis, mirad la luz mía que se esparce.”

Todo el pueblo judío estamos encomendados en alumbrar con luz al mundo que se encuentra en una fuerte oscuridad (joshej jazak) como dijo el profeta Ieshaiah (lea detenidamente el capítulo 60).  El mesías, como judío, también recibe ese encargo.
Nada tiene que ver con esas interpretaciones cristianas que no son sino doctrinas de iluminismo gnóstico.  La luz de la Torah y la que se nos fue encomendada para ayudar al mundo nada tiene que ver con egos de semidioses y falsos mesías.
Anteriormente citamos: “y si no lo creéis, mirad la luz mía que se esparce.”  Luego de Yeshu el mundo creyente en él vivió el periodo de oscuridad más grande que haya visto civilización alguna sobre la faz de la tierra, tanto que ése periodo de su historia la llaman “Oscurantismo”.
En resumen, Yeshu no trajo luz para nada, ¿con qué cara los misioneros manipulan nuestros escritos para sostener la evidente falsa mesiandad de ése tal?

La Torah de Moshe y la Torah del Mashiaj

  1. a.    La temporalidad de la Torah

Los misioneros citan: Iehoshua ha Mashiaj no vino a abrogar la Torah sino a escribirla en nuestros corazones quitando los mandamientos que ya no operan mas y esto lo saben los mismos judíos porque en el Talmud (Nezir 50) los rabinos hablan de los días futuros y preguntan “Torah, ¿qué llegará a ser de ti?”.  Esa preocupación por la el dudable futuro de la Torah que hizo que los rabinos judíos llegaran a escribir: “En el futuro los mandamientos serán anulados.” (Niddah 66B). Y Rabi Shimon Ben Eleazar dijo: “Así será en los días del Mesías; no habrá mandamientos de ‘harás’ y ‘no harás’ .” (Shabbat 130A-B).

La respuesta judía es:  Primero, esa cita de Nezir 50 es falsa. Lo que dice es:
אמר ר’ יוסי יאמרו מאיר שכב יהודה כעס יוסי שתק תורה מה תהא עליה
Que traduce: “Comentó Rabbi Iosi: la gente dirá, ‘Meir murió, Iehudá está molesto, Iosei no dice nada, ¿qué será de la Torah?’”
No da indicios de que la Torah sea temporal o vaya a terminar en algún momento.  La Torah es eterna, ninguna mitzvá dejará de existir porque ella misma lo dice: “para vuestras generaciones” “pacto perpetuo”.
Y en Niddah 66B no dice que los mandamientos serán anulados, misioneros mentirosos.
Por último, los misioneros no saben citar el Talmud.  Cuando uno cita un folio no puede decir “A-B”.  O es amud álef (folio A) O ES amud Bet (folio B).  No hay tal cosa como “A-B”.  Con todo, en Masejet Shabat daf 130 amud Alef lo que dice es:
“Fue enseñado, Rabbi Shimon ben Eleazar dijo: cada precepto por el cual se pena con muerte (por su no realización) en los tiempos de los decretos reales, como por ejemplo prohibición de avodah zarah y el mandato de realizar brit milá, ellos (éstos preceptos) aún se mantienen firmemente en sus mentes (de Israel).”

CONTINÚA

Yehoshua (Yeshu): su ego y megalomanía

Yehoshua (Yeshu): su ego y megalomanía



Todos los seres humanos en cierta medida sufrimos de picos de ego, tenemos complejos, temores, nos sentimos inferiores en algo y superiores en otra cosa… es parte de la naturaleza humana y allí radica nuestro impulso por refinarnos (mejorar los aspectos negativos que tenemos).  Yeshu no fue la excepción, pero la diferencia es que el Ego de Yeshu rayó con un comportamiento psicótico y se volvió el motor detrás de los cristianos y sus misioneros.  Éstos predican supuestamente un Yeshu bueno, ético, predicador itinerante del amor y la paz…  es la cara que usan para atraer a judíos (y no judíos).

Queremos advertir a todo judío que no crea en las palabras misionera.  Ése Yehoshua no es un ejemplo de mansedumbre, ni mericordia, amor o paz.  El Yehoshua (Yeshu) de los cristianos, nazarenos y natzratim (neo-testigos de j-ová hebraizados) fue un falso mesías y un seductor.  En este artículo compararemos porciones de  sus libros a la luz de los conceptos psicológicos del Dr. Adler y descubriremos  uno de los desórdenes psicológicos de este personaje: complejo de superioridad.


Cuenta el Talmud sobre él: “un impúdico”.  Explica Rabi Eleazar que significa que era un mamzer (bastardo, hijo de una relación prohibida).  En el relato del Talmud se dice que Yehoshua no respetaba a los rabinos, ¿la razón de esta conducta? Rabi Akiva sostuvo que era de esperarse pues los “bastardos e hijos de la impureza” actúan así.  [Talmud, masejet Kala, ed. Koronel, pág. 18].

Este hecho es el mismo que el Sefer Toldot Yeshu registra como la raíz de su sentimiento de inferioridad (no expresado externamente):


2:7 Por lo que condujo a la investigación de los antecedentes de Yeshu y encontraron al Raban Shimeon Ben-Shetaj, quien les dijo que Yeshu era un hijo ilegítimo de Yosef Pandira, y después Miriam admitió lo sucedido…
4:1 Entonces Yeshu fue a Beit-Lejem (Belén) donde recolectó a trescientos diex hombres jóvenes de Israel y se proclamó Mashiaj (mesías) e Hijo de D-s.
4:2 Y acusó a los que hablaron sobre su nacimiento… sino que deseó que hablaran de él con grandeza.



El Ego y la Megalomanía de Yeshu en el libro de Lucas:



El ser bastardo pudo ser el desencadenante del Complejo de superioridad en Yeshu, haber sido descubierto como mamzer (bastardo, hijo ilegítimo) y tener que huir a Galilea avergonzado (Sefer Toldot Yeshu 2:8).  Según el sustento del Dr. Adler, el complejo de superioridad sería un mecanismo inconsciente que usó Yeshu para tratar de compensar su sentimiento de inferioridad al verse apenado frente a todos.  

Los evangelios (avongelion), cuidadosamente editados para servir a los deseos del ego, cambiaron lo que nos comenta el Sefer Toldot Yeshu (2:4-8, los sabios descubrieron que era mamzer al investigarle por haberle escuchado hablar mal de Moshe Rabenu) y lo trataron de compensar creando el mito de “el niño sabio de 12 años que fue al Templo y maravilló a los sabios” (Lucas 2:41-52).

Esta fue la semilla que explica el por qué el libro que más se riega en mitos y fantasías de nacimiento es el libro de Lucas (libro del cual continuaremos exponiendo y a quien los neo testigos de jehová hebraizados (natzratim) le cambian el nombre por “Lazar”) [¡Cómo si con eso hicieran de él un buen libro!  Pero bueno, el truco de reeditar y hebraizar los libros cristianos les sirve a sus intereses monetarios y de marketing.  Imagino al pastor Abdiel Frías sermonando: “Oh, hombres! Os presentamos el lucas original, comprádnoslo o si no descargadlo de internet y sucumbid a las creencias de nuestra nueva denominación cristiana… digo, no somos nuevos ni cristianos, somos originales, viejos, sólo que hasta ahora… mmm… esteeeee… en fin ¿vais a comprarlo o no?!].


Cuando inventa el mito del nacimiento, Lucas, fiel discípulo de su maestro Yeshu a través de Pablo, no ahorra fantasías apoteósicas:

  • Su nacimiento es precedido por el de un supuesto profeta, que no sería otro sino su propio primo Juan.
  • Sus supuestos parientes son de la dinastía davídica (con cuatro errores: uno, lo pone descendiente de Natan [3:31] lo cual lo excluye de heredar la corona; dos, contradice la genealogía de Mateo; tres, contradice las genealogías del Tanaj [Crónicas y Reyes]; y cuatro, dice que su relación con José es adoptiva, lo que también desestima su supuesto derecho al trono).
  • Lo anuncia un ángel
  • La prima de su madre dizque casada con un sacerdote de buen rango
  • Su madre es alabada como “bendita entre las mujeres” a lo que aparentemente responde componiendo el “Magníficat” (un poema donde ésta “baja sierva” declara que por siempre todas las generaciones deberán referirse a ella como “bienaventurada”. Lc 4:48-49).



Al llegarle su momento de nacer, la misma apoteosis empalagosa se resiste a acabar: los ángeles lo anuncian a pastores, cantan en el cielo sobre su nacimiento.  Ocho días después (desmintiendo a Mateo, que lo pone como huyendo a Egipto) le da por hacer de su “presentación en el templo” una epifanía con un viejito (Simeón) y una viejita (Ana) imaginariamente recibiendo a través suyo el cumplimiento del deseo de todas sus vidas y donde el primero –como si fuese un personaje sobreactuado de telenovela latina-  se abandona al destino mortal con las palabras:  “ahora, señor, despide a tu siervo en paz porque ya mis ojos han visto la salvación.”


Primera nota: vea el lector cómo Lucas evidencia que no era judío (como ya lo quieren poner nazarenos y mesiánicos) sino que cuando cuenta algo típico judío se excluye a sí mismo:  “para que muchos de Israel se conviertan al Señor D-s de ellos” (1:16),  “los días de la purificación de ellos conforme a la ley de moisés” (2:22), “y enseñaba en las sinagogas de ellos” (4:15).



Todos los relatos de Lucas son por el estilo, hacen énfasis especial en inflar aún más el Ego y la Megalomanía que predicaba Yeshu sobre sí mismo, pues casi todos son propaganda y concluyen imponiéndole fama:

Cuando supuestamente estuvo en la sinagoga de Nazaret (dizque leyendo una haftará que nunca ha sido considerada como tal salvo en el imaginario de Lucas), se proclama a sí mismo como cumplimiento de las profecías, y la gente no lo acepta (primera curiosidad: la gente inmediatamente se refiere a su origen de nacimiento (mamzer, ilegítimo), evento  que Lucas edita y por eso en las biblias cristianas tratan de hacerlo pasar desapercibido tapándolo con la sola frase “¿no es este el hijo de José?”).  ¿Cómo respondió Yeshu? Con una retahíla de que supuestamente ningún profeta es querido en su tierra, y que como ellos no le hacían caso, era porque no eran dignos… que tal vez otros sí le seguirían la corriente.  Todo esto, claro, manipulando a su antojo relatos del Tanaj como el de Naamán y el de la viuda de Zarefat (Sarepta).



En el capítulo 5, cuando supuestamente hace un milagro con un reposo, ¿qué es lo que le pide? Que vaya y se muestre a los sacerdotes “para testimonio a ellos” (v. 14), a lo que Lucas continúa diciendo: “su fama se extendía más y más” (v. 15).  Este prepotente y megalómano no se contentó con hacer sus trucos, sino que quiere ser reconocido por ellos.  No busca nada, excepto fama, que lo aclamen… todo lo que hace lo pone de propaganda religiosa para catapultar su ego.


Cuando lo ponen un paralítico y la gente murmura en contra suya diciendo que es un blasfemo que se adjudica el lugar de D-s para perdonar pecados, ¿qué es lo que respondió este ególatra? “Pues para que sepáis que el hijo del hombre (Yeshu) tiene potestad en la tierra para perdonar pecados”.   Este falso profeta no se excusó de su acto de rebeldía ni por lo menos se inquietó o tuvo la más mínima reflexión o autocrítica, No, sino que se enojó y se autoproclamó como hombre-dios con autoridad para perdonarle a la gente sus pecados.

El ayuno en el judaísmo es un periodo de tiempo usado para reflexionar con el mensaje inherente de que “en estos momentos no es mi cuerpo lo que me mantiene sino mi alma”.  Es usado como reflexión y como una medida de aflicción del alma en su búsqueda por mejorar. En Lc 5:33-39 ¿Qué dice sobre qué dijo Yeshu cuando le preguntaron que por qué ni él ni sus discípulos ayunaban como los de Juan o los judíos piadosos? Se enojó y dijo que como ellos lo tenían a él en la tierra en ese momento, que entonces no necesitaban ayunar.  ¡Qué ego tan grande! Se creía tan autosuficiente que incluso consideraba que su mera presencia física eximía a los que estuvieran a su lado de realizar actos de piedad y reflexión espiritual.


En el capítulo siguiente (Lc 6:1-5) lo ven violando shabat, recogiendo espigas.  Acá no aplica Pikuaj Nefesh (permiso de quebrantar shabat para salvar una vida) como dicen los misioneros…  unos minutitos de hambre mientras  se llega a casa no matan ni ponen en peligro la vida.  ¿Qué responde cuando le preguntan que por qué viola shabat? Se llena de ira, trata –infructuosamente- de hacer como si fuera pikúaj nefesh, pero a sabiendas de lo ridículo de su excusa, termina diciendo que sí, que lo hizo, pero porque “el hijo del hombre es señor del shabat”.


Contento con la seducción que estaba llevando a cabo a fin de extraviar a los hijos de Israel por sus malos caminos, le comenzó a enseñar a la gente sobre sus artes mágicas oscuras y que lo vieran como un fetiche: “y la gente procuraba tocarlo porque salía poder sanador de él” (Lc. 6:19).
Al momento, le dio un ataque extático de arrogancia y se puso a gritar diciéndole a la turba de seducidos que lideraba, que: “bienaventurados seréis… cuando os aborrezcan por cusa del hijo del hombre (Yeshu)”. (Lc. 6:22).
En ese mismo sermón (Lc. 6:46), se dispuso a aumentar el lavado de cerebro de sus seguidores para que le obedecieran fielmente.  Actuó como un líder altanero de secta o culto: 

“¿Para qué me llamáis señor si no hacéis lo que Yo digo?”.


¿Cómo termina Lucas este largo relato? Con más de lo mismo, ego y búsqueda de fama:  “y se extendió la fama de él por toda Judea”. (Lc 7:17).


Cuando Juan envió a sus discípulos a preguntarse sobre si era el mesías o no, este ególatra Yehoshuam, hinchado el ego por su propia altanería, no le quiso responder claramente sino que los despachó de mala gana, les enunció sus “milagros” y los despidió con una petulante frase: “Bienaventurado es aquel que no halle tropiezo en Mí.(Lc. 7:23).

Tan envanecido era, que llegaba a un lugar y sólo ponía atención a sus propios honores y requerimientos.  Según Lucas (7:44-48), supuestamente cierta vez visitó a un fariseo y cuando vio que lo podía hacer, no se reservó en echarle en cara cómo éste no había cumplido con los honores con los que él creía que le correspondían:  “no me diste agua para mis pies… no me diste beso… no ungiste mi cabeza”.    Estoy seguro que usted, querido lector, ha sido huésped alguna vez.  Es de buena educación y una buena medida de piedad según la Torah, que uno como huésped no se ponga con exigencias ni cargue a sus hospedadores con arrogancias.  Si a uno sólo le ofrecen agua, uno recibe el agua con agradecimiento.  Si sólo hay una pequeña cama, el justo se conforma con ello y agradece el gesto hospitalario que tienen para con él.  Pero Yeshu no fue así.  Su mundo giraba en torno a su arrogancia y su falta de agradecimiento.

Continuamos con otra perla de la megalomanía de Yeshu en el libro de Lucas: 

En Lc. 8:19-21 comete uno de los más graves pecados: no honrar a sus padres.  Dice el relato que mientras él estaba en una reunión llegaron su madre y sus hermanos.  Cuando preguntaron por él, ¿qué hizo? Nada.  Desconoció en público a su madre y dijo que su madre y sus hermanos en realidad eran los que le hicieran caso a él.    Esta actitud es totalmente repugnante para la Torah y la ética judía, pues el Kitzur Shuljan Aruj (cap. 143) enseña a poner en tan alto lugar a la Mitzvá de honrar al padre y a la madre, que incluso manda a que si padre o la madre entran en donde está el hijo, éste debe levantarse para rendirle honores.  Un hijo tampoco puede ocupar la silla de sus padres, ni los lugares donde éstos suelen rezar.  Uno no debe contradecir las palabras de su padre, ni siquiera corroborar sus palabras en su presencia (puesto esto hace sentir mal al padre, ¿acaso sus palabras serán válidas sólo por la corroboración de su hijo? No, sino que por sí mismas –por ser del padre- ya merecen honor).  Un hijo que sea regañado por su padres en público –e incluso que sea humillado y escupido- no debe manifestar malestar ni siquiera en gesto.  Incluso si la perona ve a su padre o madre infringiendo la Torah, debe evitar decirles: “estás haciendo mal”, antes debe decirlo como preguntandi “padre/madre, ¿la torah no dice esto y aquello?” a fin de evitar vergüenza a su padre o su madre.


Pero Yeshu no hizo nada de esto, no fue humilde ante su madre que llegó preguntando por él, no acudió a su llamado (la desobedeció) y encima la negó y la puso por vergüenza entre el público (a quien comparó con tanta o igual dignidad como si fueran sus nuevas madres y sus nuevos hermanos).   No solo lo hizo así él, sino que aconsejó a otros a no honrar a sus padres: a uno no lo dejó ir a enterrar a su padre (Lc. 9:59-60) y a otro le prohibió incluso despedirse de los de su casa -incluye sus padres, obviamente- (Lc. 9:61-62).


Dice el Kitzur Shuljan Aruj (cap. 143):

“El castigo por transgredirla (la mitzvá de honrar y temer a padre y madre) es muy grande.  Y aquel que aflige a sus padres ocasiona que la Shejina [Presencia Divina] se separe de él y duros decretos pendan sobre él, así como muchos sufrimientos… Quienquiera que avergüence a su padre o a su madre, aunque sólo sea con simples palabras o gestos, está incluido entre aquellos a quienes el Todopoderoso ha maldecido.”



En Lc. 9 (v. 23) se relata una de las grandes exclamaciones de Ego y Arrogancia de Yeshu:

“Si alguno quiere venir EN POS DE MI… todo el que pierda su vida POR MI CAUSA, la salvará.”  

Para él, él y nadie más es digno de ocupar todo lugar de dignidad entre su gente.  A este periodo de orgullo enfermizo es al que pertenecen todas sus famosas frases ególatras que constan en el resto de gilionim, por ejemplo: “yo soy el camino, nadie va al Padre sino por MI”, “yo soy la fuente, el que de MI bebe no tendrá sed jamás”.


Conforme continúa el relato de Lucas, el orgullo y el ego de Yeshu se van apoderando más de la escena, y los episodios de violencia arrogante se hacen más usuales.


Este Falso profeta y Mesit (seductor, instigador) llegó al colmo de ponerse como intermediario entre D-s y los seres humanos, y con voz desafiante amenazó a sus seguidores sobre el peligro de traicionarle so pena de ser maldecirlos cuando estuvieran en el más allá:

“el que se avergüence de MI, de éste me avergonzaré cuando venga en mi gloria” (Lc. 9:26).

Yeshu, sectario, ególatra e irascible, tampoco se contuvo a la hora de cometer abuso psicológico contra sus oyentes y –cual Hitler- usar su retórica para maldecir a quienes no le creyeran o quienes no se dejaran seducir por sus supuestos milagros:

“Ay de ti, Corazín!…  Ay, de ti, Betsaida!…  el juicio será más tolerable para Sidón que para vosotras!  Y tú, Cafarnajum… hasta el Hades serás abatida! … el que me desecha A MI, desecha al que me envió.”  (Lc. 10:13-16)



En represalia, ya no se dirige a “su padre” como fuente de poder, sino que se proclama a sí mismo como la autoridad suprema para empoderar a sus discípulos  en la realización de brujerías y misticismos de su estilo:

“He aquí, YO OS DOY POTESTAD…” (Lc. 10:19).



Y vuelve a caer en un ataque de éxtasis megalómano:

“En esa misma hora se regocijó en el espíritu, y dijo:… Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo (Yeshu mismo) lo quiera revelar.”  (Lc. 10:21,22).



Este es uno de los discursos más largos de Yeshu en el avongelion de Lucas, que va hablando de todo mientras se va regodeando en sus ínfulas y delirios.  Luego de un receso, la gota que colmó la copa fue cuando le preguntaron que por qué acababa de comer sin netilat yadaim como fue ordenado por Shelomo, Eliahu hanavi y luego las takanot de Shamai.  Yeshu explotó en cólera al verse corregido en público (él lo vio como un desafío) y comenzó a gritar lanzando ayes y maldiciones contra los perushim (fariseos) y los sabios de la Torah.

Podríamos juntos continuar exponiendo mucho más al respecto y llegaríamos a hablar de cómo Yeshu por orgullo calculó incluso sostener el lavado cerebral de sus seguidores en caso de que él fuese muerto,  creando un tipo mesiánico que imitara de cierto modo la forma de otro falso mesías de su época que fue una inspiración para él, Simón de Perea, de quien sus seguidores decían que era el “sufriente mesías que resucita al tercer día”; pero nos basta por el momento.

Para concluir, resumimos que Yehoshua/Yeshu fue un instigador a la avodah zarah, un falso profeta y un falso mesías, cuyo ego fue tan grande y tan contundente que dejó marcados a sus seguidores, quienes lo convirtieron con el correr de los siglos en “El Mesías” y algunos incluso lo vieron como un dios encarnado.

Los misioneros continúan predicando una falsa humildad y bondad tomando como modelo a Yeshu, cuando lo que en realidad sucede es que siguen haciendo de ése ego (el de Yeshu) un modelo para el ego de ellos, tratando de seducir a los judíos a creer en ése falso, y así como hizo Yeshu, ahora  tratan de censurar, amenazar y dañar a todos los que nos oponemos a su avodah zarah.




El ejemplo de ego y violencia que dejó en sus seguidores:


Mesianicos/nazarenos atacando judíos:



Los misioneros son cristianos, ¿qué es ser cristiano?

Todo Misionero es cristiano. Con mucha frecuencia ellos intentan cortar su vínculo con el cristianismo.
“no soy cristiano” -dice- “porque no creo en nacimiento virginal”
“no soy cristiano porque no creo que ése es un humano-dios”.
“no soy cristiano porque no creo lo mismo que católicos o evangélicos”.
Eso que ellos dicen son distracciones, quieren que no los vinculen con el cristianismo porque saben a todo judío le sonarían en su cabeza las alarmas antimisioneras ante la menor sospecha.
Sus distracciones y sus trucos no sirven de nada. Existen tantos tipos de misioneros como clases de cristianismo hay.
Hay cristianos:
  • Arrianos y Trinitarios: los primeros NO creen que ése tal fue dios, los otros sí lo creen.
  • Romanos y Protestantes: los primeros obedecen la jerarquía romana, los otros son independientes.
  • Paulinos y Petristas: los primeros creen en lo que dijo ese señor de Tarso, los otros lo consideran un hereje.
  • Carismáticos y Tradicionalistas: los primeros tienen servicios religiosos cantados y ellos de todo tipo de emocionalismos, los segundos son más sobrios.
Estos tipo son los más generales, y se pueden permutar y cambiar para obtener somo resultado muchas denominaciones y clases de cristianismo.
No todos creen en la trinidad, pero son cristianos. En Israel hay muchos misioneros de la denominación “testigos de j-ová” y ellos no creen en que ese J sea un dios, pero sí que es el mesías, y es erróneo también. El cristianismo no se define en virtud de la ‘cristología’, sino en virtud de su propia esencia: “crist-“, esto es, creer que tal personaje J fue el mesías.
Otros misioneros se escudan en creer que sólo por no ser trinitarios ya están bien, pero eso no es así. Vienen y dicen: “ah, pero acéptame, yo no soy cristiano porque no creo que J sea dios sino sólo mesías”. Creen que J es el mesías y eso los hace CRIST-ianos así se pongan otro nombre como “nazarenos”, “natzratim” y demás. El sustento del cristianismo (como lo indica su nombre) no yace en la divinidad de J, sino en su mesiandad. Para nosotros, ése tal no fue mesías, fue un falso profeta, un mesit.
El Cristianismo (gr. creyentes en ése tal mesías) no se define en virtud de la ‘cristología’ (si es dios o no), sino en virtud de su propia esencia: “CRISTI-“, esto es, creer que ese tal personaje fue el mesías (cristo)… el resto de doctrinas son nimiedades.
Cuidado con ellos, son cristianos disfrazados.
Si usted es judío, acérquese a su fe.
Si usted no es judío, aprenda las 7 leyes de Noaj.

Cristianos = Nazarenos = Mesiánicos = Natzratim

Rabino de Efrat aclara y se retracta

Rabbi Shlomo Riskin afirmó que un video pobremente editado de internet que hizo referencia a Jesús como ‘rabino modelo’ lo que hizo fue manipular y mutilar el mensaje original.

Noticia original: Matzav.com

 

Defendiéndose de las críticas que se levantaron contra un video en internet en el que parecía que el rabino se refería a J-sús como un “rabino modelo”, el Rabino de Efrat se retractó y dijo que la terminología fue “inapropiada”, y que ése video de internet que fue pobremente editado lo que hizo fue mutilar su mensaje.  Este incidente es el segundo en que se ve envuelto el Rabbi Shlomo Riskin y en el que ha tenido que aclarar respecto a las relaciones entre judaísmo y cristianismo.

En el video, Riskin pareciera indicar admiración hacia J-sús.

Algunos han comentado que el principal objetivo del rabino fue proponer un revisionismo histórico, mientras los círculos ortodoxos se han pronunciado diciendo que tales comentarios son heréticos y pidieron que “sea relevado de su estatus y apartado de su comunidad.”

No es la primera vez que el Rabino Riskin se deja llevar por sus emociones momentáneas para verse luego en un problema y retractarse.  En junio comentó en un video: “es crítico que nosotros resucitemos a D-s en esta generación.”
Luego de que algunas web sugirieron las acusaciones de minut contra el video, Riskin corrigió sus palabras, según reportó Israel National News.

Ruskin se ha pronunciado: “fue definitivamente un error al no elegir bien las palabras”.

En respuesta al video que misioneros y cristianos han editado para usarlo como propaganda, el rabino Ruskin ha dicho:

“El video fue editado (manipulado) sin escrúpulos y fue posteado en YouTube por una organización que omitió la parte más significante de mi mensaje… Las diferencias que tenemos entre Judaísmo y Cristianismo siempre las he enfatizado cuando he hablado ante grupos cristianos, y esto fue editado para eliminarlo del video.”

Riskin también dijo:

“la edición de ése video fue hecha justo para eliminar la parte donde digo que es un hecho que los Judíos no podemos aceptar a Jesús (Yeshua/Iehoshua/Yesh”u) como Mesías…

… lamento haberme puesto en una posición en la cual mis palabras pudieron ser fácilmente manipuladas.”

Y añadió que la única razón por la que dijo “rabi jesús” fue para exponer la teoría que dice que el legado del personaje histórico fue falseado por el apostol Pablo (odiador del judaísmo), por eso empleó la palabra “rabino”, aunque aclaró:

“Me refería a él de forma poética como “rabbi”, aunque lo real es que él no fue un rabbi en el sentido estricto y clásico de la palabra.  Sólo lo hice para explicar al público cristiano, y en retrospectiva, el término (rabbi) fue un término que usé de forma inapropiada.”

En Derej HaShem Comentamos:

Es muy positivo que este rabino haya explicado como fue que manipularon sus palabras, y se haya retractado de haber usado términos erróneamente escogidos a la vez que aclaró que de lo que habla en sus conferencias es del por qué los Judíos no podemos aceptar la mesiandad de ése tal yeshua (Yesh”u/Yehoshua).

No faltará mucho tiempo para que los cristianos y misioneros hagan sus propios vídeos propagandísticos usando la manipulación que sus otros hermanos cristianos hicieron de las palabras del rabino Riskin para tratar de legitimiar lo ilegítimo, la mesiandad de Yesh”u.