yehoshua

Las fuentes históricas que hablan sobre Jesús de Nazaret

Para Yehoshúa Zajor Tzadok (aunque sea obvio que este no es su nombre), un absoluto desconocedor de cómo se investiga la Historia.

Muchacho, para que un evento pueda ser considerado HISTÓRICO debe estar verificado en, por lo menos, TRES DOCUMENTOS INDEPENDIENTES el uno del otro.

Aparte del Nuevo Testamento, NO TENEMOS NINGÚN OTRO DOCUMENTO INDEPENDIENTE QUE HABLE DE JESÚS. Lo que tenemos, es esto:

El Testimonium Flavianum

Es falso. Los investigadores imparciales y serios están de acuerdo con eso. En primer lugar, lo sabemos porque se han recuperado CUATRO VERSIONES TOTALMENTE DIFERENTES de este párrafo. La clásica dice lo siguiente:

Apareció en este tiempo Jesús, un hombre sabio, si en verdad se le puede llamar hombre. Fue autor de hechos sorprendentes; maestro de personas que reciben la verdad con placer. Muchos, tanto judíos como griegos, le siguieron. Este era el Cristo (el Mesías). Algunos de nuestros hombres más eminentes le acusaron ante Pilato. Este lo condenó a la cruz. Sin embargo, quienes antes lo habían amado, no dejaron de quererlo. Se les apareció resucitado al tercer día, como lo habían anunciado los divinos profetas que habían predicho de él ésta y otras mil cosas maravillosas. Y hasta hoy, la tribu de los cristianos, que le debe este nombre, no ha desaparecido.

La más divergente es la conocida como “versión árabe”, del obispo Agapios de Hierápolis:

En este tiempo existió un hombre de nombre Jesús. Su conducta era buena y era considerado virtuoso. Muchos judíos y gente de otras naciones se convirtieron en discípulos suyos. Los convertidos en sus discípulos no lo abandonaron. Relataron que se les había aparecido tres días después de su crucifixión y que estaba vivo. Según esto fue quizá el mesías de quien los profetas habían contado maravillas.

Como puedes ver, son bastante diferentes. Eso, a cualquiera que sepa un poco de cómo se investiga la Historia, le dice que hay algo mal con este párrafo. Más aún: cualquiera que sepa un poco de cómo evolucionan los documentos en la Historia, sabe que en casos así, la versión más reducida y simple es la más próxima al original. Por lo tanto, DE ENTRADA, podemos decir que la versión clásica del Testimonium Flavianum -la que tú usas- ES FALSA.

Ahora bien, ¿significa que todo el párrafo puede ser falso? Muchos investigadores así lo consideran. Que todo el párrafo es un agregado de manos cristianas, y que Flavio Josefo NUNCA ESCRIBIÓ ese párrafo sobre Jesús.

La razón es simple: el párrafo dice -tanto en la versión clásica como en la de Agapios- que se creía que había aparecido vivo tres días después de su crucifixión, y que esto podría ser según lo profetizado previamente.

En la Biblia Hebrea JAMÁS SE HABLA DE ALGUIEN QUE TENGA QUE RESUCITAR AL TERCER DÍA. Esa es una idea COMPLETAMENTE CRISTIANA.

Por lo tanto, está claro que quien escribió este párrafo ESTABA EDUCADO YA EN EL CRISTIANISMO Y CON EL NUEVO TESTAMENTO. Las Escrituras Hebreas NUNCA PROFETIZARON nada semejante, y por eso ES IMPOSIBLE QUE UN JUDÍO HUBIERA ESCRITO ESO.

Tan simple: tu párrafo es falso. Algún buen cristiano se lo agregó a Flavio Josefo, y allí se consumó UN FRAUDE literario.

Tácito

Parece que no sabes distinguir entre lo que es una fuente histórica y lo que es una rudimentaria explicación. Tácito nunca asegura que Jesús haya existido. Sólo explica la creencia de los cristianos en un ejecutado en tiempos de Tiberio (¿sabías que en ese tiempo fueron ejecutados miles de judíos? Parece que no). Por eso, da risa que digas que “se aportan datos preciosísimos sobre la muerte de Cristo”. ¿Cuál “dato preciosísimo”, si SÓLO DICE QUE LO MATARON EN TIEMPOS DE TIBERIO?

La referencia de Tácito NO SIRVE como evidencia documental, porque se escribió hacia los años 116 o 117. Por eso, NO ES UNA DESCRIPCIÓN DE LA VIDA DE JESÚS, sino de las creencias de los cristianos.

Se nota, a leguas, que nunca has estudiado criterios históricos.

La cronología de Jesús: los datos inconsistentes del Nuevo Testamento

Hay una serie de datos en los evangelios que hacen IMPOSIBLE que los podamos considerar una fuente histórica fiable.

El primero tiene que ver con la posible fecha de nacimiento de Jesús. Olvidemos el Calendario Gregoriano, que ya sabemos que mantiene el error del Calendaria Juliano. Vamos con los datos fríos.

Mateo dice que Jesús nació en “tiempos del rey Herodes”, pero Lucas dice que nació en tiempos del censo ordenado por Quirino. Respecto a los dos personajes, tenemos fechas perfectamente comprobadas: Herodes murió en el año 4 AEC, y el Censo de Quirino se aplicó en el año 6 EC. Es decir, Mateo dice que Jesús nació hacia el año 5 AEC (o un poco antes), y Lucas dice que nació en el año 6 EC.

El error de Lucas va más lejos: dice que Jesús empezó su ministerio como de 30 años, pero eso nos lanzaría al año 36 EC, justo cuando Pilato fue retirado de Judea. Si el ministerio de Jesús duró UN AÑO (tal y como Mateo, Marcos y Lucas lo plantean), Jesús no hubiera podido ser juzgado por Pilato.

En cambio, Lucas dice que Juan el Bautista empezó a bautizar en el año quince del reinado de Tiberio, que empezó a gobernar en el año 14 EC. Por lo tanto, el año 15 de Tiberio es el año 29 EC. En ese momento, Jesús tendría unos 23 años de acuerdo a la fecha del propio Lucas respecto a su nacimiento.

¿Te das cuenta como es un relato totalmente inconsistente?

Hay otra diferencia terrible entre los relatos de Mateo y Lucas: la genealogía de Jesús. Mateo da una, Lucas otra. Han querido resolver esta contradicción evidente diciendo que la genealogía de Lucas es la genealogía de María, pero eso es una tontería. Jamás en el Judaísmo se citaron las genealogías de las mujeres. Peor aún: para justificar esto, dicen que aunque allí diga que Yosef era hijo de Elí, “hijo” también se puede entender como “yerno”. En ese caso, en Mateo y en Lucas nunca vamos a saber quienes son hijos y quienes son yernos, porque “hijo” también puede ser “yerno”. Es una tontería.

Pero el error realmente grave es este: Mateo recalca que entre David y Jesús hubo dos períodos de 14 generaciones cada uno, es decir, 28 generaciones. En cambio, en Lucas encontramos que entre David y Jesús hay 42 generaciones, lo que equivale a una diferencia de 14 generaciones entre las dos genealogías. A un modesto promedio de 20 años por generación, la diferencia es de 280 años. Pero Mateo habla de 28 generaciones en un lapso de casi 1000 años (David vivió hacia el año 1000 AEC), lo que equivale a un promedio de casi 35.7 años por generación. Si aplicamos ese promedio, entonces la diferencia entre ambas genealogías es de 500 años entre la genealogía de Mateo y la de Lucas.

Incompatibles. Contradictorias. Imposibles de considerar una fuente histórica confiable.

Hay un tercer error severo en los relatos sobre el nacimiento e infancia de Jesús.

Mateo da por hecho que José y María VIVEN EN BELÉN. Jamás menciona que vivieran en otro lado ni que se tuvieran que trasladar a Belén por causa de ningún censo. En cambio, dice que si se trasladaron a Nazaret fue SOLAMENTE DESPUÉS DE HABER ESTADO REFUGIADOS EN EGIPTO.

En cambio, Lucas dice que vivían en Nazaret, y que tuvieron que ir a Belén para cumplir con las obligaciones del censo promulgado por Quirino. Y que luego, simplemente, regresaron a Nazaret. JAMÁS menciona que hayan tenido que huir a Egipto, y tampoco menciona que hubiera una profecía que decía que el Mesías tenía que ser llamado nazareno.

En este punto, Lucas comete otro error patético: un censo (hoy y en la antigua Roma eran iguales) era para tener el cálculo de cuánta población habita en un territorio. De hecho, Flavio Josefo fue muy específico al aclarar que el Censo de Quirino tenía como objetivo establecer una política de impuestos, y por eso incluso hubo una rebelión armada por parte de judíos nacionalistas.

Entonces, si José y María viven en Nazaret, ¿para qué tenían que censarse en Belén? Eso no tiene sentido. Equivale a decir que en el próximo censo que haya en México, yo tendría que irme a empadronar a la provincia de Veracruz porque allí se conocieron mis papás. Pero yo no vivo en Veracruz, y al gobierno le interesa saber mi ubicación actual. Ese es el objetivo de cualquier censo.

En ningún censo romano del que se tenga conocimiento se le pidió a la población que hicieran algo tan absurdo como trasladarse al lugar de origen de la familia, para censarse allí. Se trata de un absoluto disparate por parte del relato de Lucas.

Entonces, la cruda realidad es que Mateo y Lucas CUENTAN DOS HISTORIAS COMPLETAMENTE DIFERENTES.

En Mateo, la familia vive en Belén y no se tiene que trasladar hacia ningún lado para que nazca el niño, que nace de manera normal (jamás se habla de pesebres o cosas parecidas). Ante un intento de asesinato por parte de Herodes, la familia huye a Egipto, y al regresar optan por irse a Nazaret. Con ello, se cumplen varias profecías.

En cambio, en Lucas la familia vive en Nazaret desde un principio (la anunciación de Gabriel a María ES EN NAZARET, según Lucas 1:26), y sólo van a Belén a causa de una extraña forma de cumplir con el censo de Quirino. Nadie intenta matar al niño, y la familia simplemente se regresa a Nazaret. No se menciona ninguna profecía que se cumpliera con todo este ir y venir.

Supongo que vas a recurrir al más vulgar modo de intentar resolver todas estas contradicciones: el pastiche. Tomar los elementos de un relato y revolverlos con los del otro.

Ese es el remedio MENOS SERIO que puede usarse en la investigación de documentos pretendidamente históricos. Un VERDADERO HISTORIADOR toma los relatos como están, y los analiza tal y como son. Punto. Sin revolturas, sin pastiches.

Pero, claro: es evidente que tú no sabes mucho de Historia. Simplemente, en este breve texto he mencionado un montón de detalles de los que, supongo, tú ni estás enterado.

La conclusión es simple: los evangelios son terriblemente contradictorios en sus narraciones sobre la infancia de Jesús. Por lo tanto, no se pueden usar como fuentes históricas fiables.

Por favor, la próxima vez que quieras abordar un tema HISTÓRICO, estudia.

Autor: Irving Gatell

Anuncios

Observaciones al juicio de Yeshu

Algunas Observaciones al juicio de Jesús
Me sorprende la gran cantidad de discusiones que este tema ha generado a lo largo de la historia. Incluso, un dicho popular entre cristianos fundamentalistas es que en el juicio de Jesús se violaron varias leyes judías (los más precisos hasta le ponen número: 18) con tal de sentenciarlos.
Es una burrada. ¿Realmente resulta tan difícil darse cuenta que el problema es que TODO EL RELATO ES CASI FICTICIO? Señores, la redacción final de ese juicio apenas se hizo en el siglo II, más de 100 años después del evento (si acaso sucedió). Y los redactores fueron gentiles que no sabían un ajo de Judaísmo, y menos aún de las halajot para los juicios.
Voy a mencionar sólo las inconsistencias más evidentes, que demuestran que los redactores del texto definitivo realmente no tenían idea de lo que estaban hablando.
1. ¿Cuál Sanedrín lo juzgó?
Había dos tipos de Sanedrín: el Gran Sanedrín, con 70 miembros, y los Sanedrines locales, con 23 miembros cada uno. El hecho de que ningún evangelio mencione una vaga refererencia sobre el asunto, evidencia un feroz desconocimiento de la legislación judía. Y eso ya es empezar muy mal.
2. ¿Cuándo lo juzgaron?
Según Mateo y Marcos, la misma noche de la Última Cena. Según Lucas, en la mañana. Menudo lío.
3. ¿Los sanedrines trabajan en Pésaj?
Por el amor de D-os. Se necesita ser muy ingenuo para creerse eso de que la celebración de Pésaj se puede interrumpir para juzgar a alguien. Son Días de Reposo obligatorios. Pero podrían objetarme: “ah, es que estaban tan ardidos contra Jesús, que no les importó romper el reposo…”. Error. Total error. El Nuevo Testamento SE REGODEA cada vez que exhibe la perfidia de los judíos o de los “legalistas” o de los “judaizantes”. Entonces, es OBVIO que si alguno de los redactores finales de los evangelios hubiera sabido que esa reunión implicaba QUEBRANTAR VARIOS CRITERIOS HALÁJICOS, no hubieran dejado de mencionarlo. Al contrario: hubieron hecho un verdadero escarnio con ese tema. Pero NO LO HICIERON. Y eso sólo puede significar una cosa: NO ESTABAN ENTERADOS DEL ASUNTO. Así que el dato evidencia ignorancia. Acumulada, estrepitosa y excesiva.
4. ¿El Sumo Sacerdote organizaba fogatas en Pésaj?
Es para morir de risa el dato de que un grupo de personas estaban en el patio de la casa de Caifás y tenían allí un fuego encendido. Una fogata, pues. Y yo pregunto: ¿qué no tenían en dónde celebrar el Pésaj? O propongo esto: si los jerarcas estaban muy decididos a quebrantar el reposo del Pésaj con tal de juzgar a Jesús, sus criados y criadas estaban muy decididos a no dejarlos pecar solos. Y como no tenían voz ni voto en el juicio, de todos modos se reunieron en una fogata para pecar solidariamente.
5. ¿Cualquiera puede meterse a la casa del Sumo Sacerdote?
Los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas) dicen que Pedro se metió hasta el patio de Caifás, e incluso protagonizó eso que los mexicanos definimos como “un osote” (un ridículo público) cuando lo reconocieron. ¿Así de fácil entra cualquier rudimentario pescador a las inverosímiles fogatas que se hacen en el patio de los altos jerarcas que se reúnen a celebrar juicios en la primera noche de Pésaj rompiendo un montón de prescripciones religiosas del Judaísmo?
No, señores. Es más fácil la otra respuesta: los redactores finales no sabían de qué estaban hablando.
Incluso, es evidente que los redactores finales de Juan hicieron un vago intento por corregir la catástrofe narrativa, y por lo menos intentaron arreglar este punto, poniendo que Juan también acompañó a Pedro, y que pudieron entrar en casa de Caifás porque resulta que Juan era de familia influyente (¿no se supone que eran humildes pescadores? O tal vez no se me había ocurrido la opción de que Zebedeo era un humilde pescador muy influyente).
6. ¿A los blasfemos tienen que mandarlos a Pilato?
La acusación es de blasfemia, pero deciden enviarlo a Pilato. No tiene pies ni cabeza. Si Jesús era blasfemo, lo podían haber apedreado sin solicitar permiso al Procurador (como la mujer adúltera que no fue apedreada por la oportuna intervención de Jesús; extrañamente, en ese relato no hay ningún vestigio de que a esa mujer quisieran enviársela a Pilato, y que su liberación se hubiera debido a la oportuna intervención de Jesús gritando desde abajo “líberala a ella y que lapiden a Barrabás!”.
Aquí no hay vuelta de hoja: si Jesús fue enviado a Pilato, fue porque su delito no era de orden religioso. No era un blasfemo. Era un revoltoso y punto.
¿Lo ven? Los autores de los evangelios no tenían idea de cómo opera el Judaísmo.
UN POCO DE EVIDENCIA DOCUMENTAL, PARA LOS ESCÉPTICOS…
No existe NINGÚN documento del siglo I en donde se hable del juicio a Jesús. Es curioso: repetidas veces, Pablo habla de la muerte de Jesús, pero EN NINGÚN MOMENTO SE MENCIONA SU JUICIO, y eso habría sido un tema muy relevante para los objetivos misioneros cristianos.
El primer libro que menciona algunos detalles es Hechos de los Apóstoles, pero está DEFINITIVAMENTE DEMOSTRADO que ese libro se escribió en el siglo II, porque toda su estructura histórica está basada en las Antigüedades de los Judíos y Las Guerras de los Judíos, de Flavio Josefo, libros que sólo estuvieron completos hasta el año 93. Por lo tanto, Hechos se escribió DESPUÉS del año 93.
Entonces, apenas en la literatura cristiana del siglo II empieza a construirse el relato del juicio a Jesús.
Una leyenda, en resumidas cuentas. Sin sustento histórico, sin relación con la realidad, inverosímil y que en todo evidencia a autores que no sabían gran cosa de Judaísmo. Y que, de hecho, ni siquiera les importaba.
Reitero: discutir sobre el tema es ocioso. Tal y como está narrado por los evangelios, no hay nada digno de ser considerado histórico.
Irving Gatell:.

Jesús (Yehoshua) no cumplió con profecías mesiánicas

No cumplió profecías!


En mi nota anterior, mostré como la evidencia bíblica demuestra que la llegada del Mesías no es el tema principal de la Biblia, sino la obediencia a la Torá. Eso está sobradamente claro tan sólo con hecho de revisar el mensaje EXPLÍCITO de la Torá y los Profetas: insistentemente, su énfasis siempre es la OBEDIENCIA A LA TORÁ. En cambio, las referencias explícitas a la llegada del Mesías son muy escasas en comparación.
De 57 supuestas profecías mesiánicas, vimos que sólo en 17 casos podemos identificar una alusión directa al tema mesiánico. Vamos ahora a revisar esos 17 pasajes, y demostrar que no tienen ningún tipo de cumplimiento en Jesús de Nazaret.

1. Génesis 49:10
Estrictamente hablando, este pasaje sólo dice que el “cetro” (símbolo de realeza) corresponde a la tribu de Judá. La primera frase sólo IDENTIFICA LA TRIBU, y podemos considerar que quedó cumplida cuando David fue uncido como rey de Israel (I Samuel 16).
Sólo hasta la segunda parte de la profecía podemos identificar un elemento pendiente de cumplimiento: “a él se congregarán los pueblos”.
 Esto es algo que NO SE HA CUMPLIDO. Por lo tanto, resulta IMPROCEDENTE hablar de Jesús de Nazaret respecto a esta profecía, porque las naciones NO SE CONGREGARON A ÉL. Mientras vivió, apenas si fue conocido dentro de los límites de Judea, Samaria y Galilea. Y, en los últimos 2 mil años, apenas un poco más de la mitad de los habitantes del planeta son cristianos (y eso, la mayoría por imposición). Por lo tanto, NO SE PUEDE DECIR que las naciones se hayan “congregado” ante él.
La respuesta que me dan ante esto suele ser ingenua: “ah, es que eso se va a cumplir cuando regrese a reinar…”. Bueno, pero la discusión NO ES POR LO QUE LOS CRISTIANOS CREEN QUE VA A PASAR EN EL FUTURO, sino POR LO QUE CUMPLIÓ O NO CUMPLIÓ -tiempo pasado- JESÚS DE NAZARET.
 De hecho, al decir que “esto se va a cumplir cuando…”, SE ESTÁ ADMITIENDO, IMPLÍCITAMENTE, QUE NO ESTÁ CUMPLIDO. Las creencias individuales sobre cómo se habrá de cumplir es OTRO TEMA. De entrada, basta señalar que si estamos hablando de profecías cumplidas o no por Jesús, NO TIENE NINGÚN SENTIDO mencionar profecías que NO SE HAN CUMPLIDO.
Sorprendentemente, tal y como iremos señalando más adelante, una gran cantidad de profecías quedan en esta categoría.

 2. Números 24:17
“… saldrá estrella de Yaacov, y se levantará cetro de Israel; y HERIRÁ las sienes de Moab, y DESTRUIRÁ a todos los hijos de Set”.
¿Me podrían decir en qué momento Jesús HIRIÓ las sienes de Moab y DESTRUYÓ a los hijos de Set? Es obvio que aquí se está hablando de UN GUERRERO, y Jesús pudo ser cualquier cosa, MENOS ESO. Lo siento: esta profecía está más bien enfocada hacia el Rey David, no hacia su linaje. Menos aún, hacia Jesús.

 3. II Samuel 7:13
 Un ERROR muy frecuente entre cristianos es leer las profecías de manera FRAGMENTARIA. Por ejemplo, en este caso se concentran es un versículo, cuyo contenido es este: “él edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino”. Pero deberían ponerle atención al versículo ANTERIOR: “Cuando tus días sean cumplidos y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, EL CUAL PROCEDERÁ DE TUS ENTRAÑAS, y afirmaré su reino”.
 Y, de paso, sería bueno que leyeran TODO EL CAPÍTULO. Basta leer los versículos 4-11 para detectar que el tema medular es LA CONSTRUCCIÓN DEL TEMPLO. Tomando en cuenta eso, y que el versículo 12 dice que se habla de alguien que PROCEDERÁ DE LAS ENTRAÑAS de David, está claro que ESTAMOS HABLANDO DE SALOMÓN.
 Tan simple. Jesús de Nazaret está TOTALMENTE FUERA DE LUGAR en esta profecía.

 4. Isaías 9:6-7
 Hay un detalle en el que los cristianos NUNCA reparan con este pasaje: habla de un niño que YA NACIÓ. El texto en hebreo original dice UN NIÑO HA NACIDO… Está claro que se trata de un HECHO CONSUMADO. Y esta característica es general en Isaías. La razón es simple: ISAÍAS JAMÁS HABLÓ DE UN MESÍAS POR LLEGAR, porque cuando él vivió EL LINAJE DE DAVID ESTABA EN EL TRONO DE JUDÁ.
Es un punto que los cristianos no contemplan, pero que para el Judaísmo es natural: la expectativa de que “algún día llegará el Mesías” SÓLO SURGIÓ CUANDO EL LINAJE DE DAVID FU DEPUESTO DEL TRONO DE JUDÁ. Mientras dicho linaje estuvo reinando en Jerusalén, NO EXISTÍA LA EXPECTATIVA DE LA “LLEGADA” DEL MESÍAS. Sólo existía LA EXPECTATIVA DEL NACIMIENTO DEL HEREDERO AL TRONO.
 De eso Y NO DE OTRA COSA habla Isaías en el capítulo 9.
 Pero concedamos el punto: supongamos que Isaías habla de un rey que aún no había nacido. Una de las características de este es que será un “príncipe de paz”. Y más adelante dice: “lo dilatado de su imperio es sin límite”.
Está claro que son cosas que NADIE ha cumplido. Ni siquiera Jesús. Entonces, a los cristianos no les queda más remedio que regresar al consabido argumento: “ah, pero es que eso lo va a cumplir cuando regrese…”.
Volvemos al punto: LA DISCUSIÓN NO ES SOBRE LAS CREENCIAS CRISTIANAS, sino sobre lo que YA SE HA CUMPLIDO. En realidad, este pasaje RESULTA INÚTIL para la argumentación cristiana, porque SÓLO EXPONE LO QUE ELLOS CREEN QUE ALGÚN DÍA PASARÁ.
Pero evidencia sobre LO QUE YA HA SUCEDIDO, LO QUE YA SE HA CUMPLIDO, no hay NINGUNA EN ABSOLUTO. Lo siento: este, al igual que muchos otros pasajes mesiánicos, está fuera de tema.

5. Isaías 11:1-16
Sucede EXACTAMENTE LO MISMO con este pasaje. Entre otras cosas, aquí se profetiza sobre un rey cuyo reinado tendrá características especiales: MORARÁ EL LOBO CON EL CORDERO, Y EL LEOPARDO CON EL CABRITO SE ACOSTARÁ. EL BECERRO Y EL LEÓN Y LA BESTIA REPOSARÁN JUNTOS, Y UN NIÑO LOS PASTOREARÁ (v. 6).
Otra vez: NO SE HA CUMPLIDO. Otra vez, la respuesta: ah, es que ya se cumplirá… Otra vez, la realidad: NO ESTAMOS DISCUTIENDO TUS CREENCIAS SOBRE EL FUTURO, SINO LOS HECHOS VERIFICABLES EN EL PASADO.
Otra vez, la evidencia: CADA PASAJE VERDADERAMENTE MESIÁNICO QUE TENEMOS EN LA BIBLIA, NO SE HA CUMPLIDO. Si alguno tiene dudas y cree que exagero, sólo tómese la molestia de leer los versículos 11-16. Nada de eso se ha cumplido todavía.

6. Miqueas 5:2
 Aquí tenemos otro tipo de error por parte de los cristianos, también muy frecuente: la manía de LEER LAS PROFECÍAS INCOMPLETAS.
Ciertamente, Miqueas 5:2 habla del nacimiento de un rey en Belem. Pero dice MÁS COSAS. De hecho, se toma la molestia de decir POR QUÉ VA A SER IMPORTANTE ESE REY NACIDO EN BELEM. Y el asunto es este: Y ESTE SERÁ NUESTRA PAZ. CUANDO EL ASIRIO VINIERE A NUESTRA TIERRA… (v. 5).
 Miqueas habla del rey QUE GARANTIZARÁ LA PAZ DE JUDEA CUANDO VENGA LA INVASIÓN ASIRIA.
Eso SE CUMPLIÓ en el siglo VIII AEC, y el rey en cuestión fue Ezequías.
 Cuando uno se toma la molestia de LEER LAS PROFECÍAS COMPLETAS, resulta DEMASIADO FÁCIL entender que no se pueden referir a Jesús de Nazaret. En este caso, por DOS RAZONES imposibles de cuestionar:
1. Nació en Belén, PERO NUNCA FUE REY.
2. NO TUVO NADA QUE VER CON LOS ASIRIOS. De hecho, el Imperio Asirio tenía seis siglos de haberse extinto cuando Jesús nación.
Está claro: el rey del que habla Miqueas 5 NO ES JESÚS.

7. Jeremías 23:5
Regresamos al problema anterior (y, como lo demostraré, estaremos regresando a eso muchas veces): Jeremías anuncia la llegada de un “renuevo” o “retoño” del Linaje de David. Nótese la diferencia de perspectiva con Isaías: cuando Isaías habla de los reyes, lo hace como una realidad objetiva, porque cuando él vivió el linaje de David estaba en el trono de Judá. En cambio, Jeremías habla del linaje de David como una expectativa a futuro, porque él fue contemporáneo del colapso del poder del linaje de David, y del momento en que el trono de Judá desapareció (hasta la fecha).
Entonces, Jeremías es un representante de la expectativa mesiánica clásica. Isaías no. Pero dejemos eso de lado: ¿qué dice Jeremías sobre este “retoño” del linaje de David?
1. Reinará como rey. JESÚS JAMÁS FUE REY.
2. Hará justicia y juicio en la tierra. JESÚS, AL NO SER REY, NO TUVO OPCIÓN DE SER JUEZ EN LA TIERRA.
3. En sus días, será salvo Judá e Israel habitará confiado. NO ES LO QUE SUCEDE HOY EN DÍA, POR CIERTO. MENOS AÚN, EN LOS TIEMPOS DE JESÚS (de hecho, en esa época sucedió TODO LO CONTRARIO).
Lo de siempre: ESTA PROFECÍA NO SE HA CUMPLIDO. Lo de siempre: no hay más remedio que decir “ah, yo creo que eso se cumplirá en el futuro…”. Y volvemos al punto (lo voy a repetir, sólo para dejar bien en claro lo absurdo, frágil, insulso e inoperante que resulta): NO ESTAMOS HABLANDO DE TUS CREENCIAS, sino de lo que se verificó en el pasado.
 Esto no está cumplido. Punto.

 8. Ezequiel 34:23-24
 Lo mismo. Si leemos los versículos 25 al 28, llegamos a la parte que NO SE HA CUMPLIDO: Y ESTABLECERÉ CON ELLOS PACTO DE PAZ, Y QUITARÉ DE LA TIERRA LAS FIERAS, Y HABITARÁN EN EL DESIERTO CON SEGURIDAD, Y DORMIRÁN EN LOS BOSQUES. Y DARÉ BENDICIÓN A ELLAS Y A LOS ALRDEDORES DE MI COLLADO, Y HARÉ DESCENDER LA LLUVIA EN SU TIEMPO. LLUVIAS DE BENDICIÓN SERÁN. Y EL ÁRBOL DEL CAMPO DARÁ SU FRUTO, Y LA TIERRA DARÁ SU FRUTO, Y ESTARÁN SOBRE SU TIERRA CON SEGURIDAD. Y SABRÁN QUE YO SOY EL SEÑOR, CUANDO ROMPA LAS COYUNDAS DE SU YUGO Y LOS LIBRE DE MANO DE LOS QUE SE SIRVEN DE LLOS. NOSERÁN MÁS POR DESPOJO DE LAS NACIONES…
 Y, otra vez, el pretexto: “pero es que eso se tiene que cumplir…”. EXACTO. Es lo que vengo diciendo: ES ALGO QUE TODAVÍA SE TIENE QUE CUMPLIR. ESO SIGNIFICA QUE NO ESTÁ CUMPLIDO. ESO SIGNIFICA QUE JESÚS NO LO CUMPLIÓ.
Eso significa que CON ESTO NO ME PUEDEN DEMOSTRAR QUE JESÚS SEA EL MESÍAS. Sólo me pueden platicar de las singulares creencias que profesan.

9. Daniel 7:12-14
 Lo mismo. Lo peor del caso, es que aquí ni siquiera sucede porque no estén tomando en cuenta los versículos a continuación. Aquí, NI SIQUIERA ESTÁN TOMANDO EN CUENTA LOS VERSÍCULOS QUE CITAN. Daniel 7:14 dice: Y LE FUE DADO DOMINO, GLORIA Y REINO, PARA QUE TODOS LOS PUEBLOS, NACIONES Y LENGUAS LE SIRVIERAN. SU DOMINIO ES DOMINIO ETERNO QUE NUNCA PASARÁ, Y SU REINO UNO QUE NO SERÁ DESTRUIDO.
 ¿Tengo que repetirlo? Lo haré, sólo porque le estoy empezando a tomar gusto: ESTO NO SE HA CUMPLIDO. Jesús NO LO CUMPLIÓ. TODAVÍA NO ES REY EN ISRAEL. TODAVÍA ESTA PENDIENTE DE CUMPLIMIENTO.
 No sirve, por lo tanto, para demostrar que es el Mesías. Sólo sirve para demostrar que los cristianos tienen creencias extravagantes, toda vez que esperan que esto pueda ser cumplido por alguien que murió hace dos mil años.

10. Zacarías 3:8-9
Lo mismo: la profecía dice: QUITARÉ EL PECADO DE LA TIERRA EN UN DÍA. EN AQUEL DÍA, DICE EL SEÑOR, CADA UNO DE VOSOTROS CONVIDARÁ A SU COMPAÑERO DEBAJO DE SU VID Y DEBAJO DE SU HIGUERA.
Pero esto tiene algo interesante: nos expone los absurdos a los que llega el Cristianismo en su demagogia. Al respecto, la respuesta suele ser que el pecado YA FUE QUITADO, porque Jesús pagó en la cruz las culpas de la humanidad.
Es curioso: es una forma de decir que aunque el pecado siga existiendo OPERATIVAMENTE, e incluso siga siendo UN FLAGELO PARA LA HUMANIDAD, por culpa de lo cual TODO ESTÉ DE CABEZA Y MILLONES DE PERSONAES SIGAN SUFRIENDO, la profecía de que EL PECADO SERÍA QUITADO ya se cumplió.
La pregunta inevitable es simple: ¿A QUIÉN LE SIRVE ESTE TIPO DE CUMPLIMIENTOS? Veamos los hechos:
1. La profecía dice que el pecado sería quitado.
2. La humanidad sigue pecando. En consecuencia, miles siguen sufriendo.
3. Pero me dicen que el pecado ya fue quitado. Sólo que en un nivel que no representa NINGÚN BENEFICIO real y material para los que sufren.
No hay mucho que discutir. El versículo 10 nos da la imagen de QUÉ SIGNIFICA QUE EL PECADO HAYA SIDO QUITADO: una situación de paz y felicidad generalizada, donde cada uno podrá sentarse a disfrutar de la vida.
 Eso, simplemente, NO SE HA CUMPLIDO. Y volvemos a la jerigonza de siempre: no importa que los cristianos crean que algún día se cumplirá. A fin de cuentas, yo también lo creo. Entonces, ESE NO ES EL PUNTO A DISCUTIR.
 En resumen, otro versículo que TAMPOCO SIRVE para demostrar que Jesús es el Mesías (espero que a los cristianos algún día les quede claro que por “argumento convincente”, espero PRUEBAS de algo YA CUMPLIDO, no una lista de sus muy particulares creencias; eso sólo son sus creencias, pero DE NINGÚN MODO SON PRUEBAS CONVINCENTES; vamos, ni siquiera merecen ser consideradas “pruebas”).

11. (10bis). Zacarías 6:12
 Lo mismo. El versículo 13 dice: ÉL EDIFICARÁ EL TEMPLO DEL SEÑOR…
 No se ha cumplido. Jesús no lo ha cumplido. Me importa un comino que haya gente que crea que algún día lo cumplirá. Yo creó que se cumplirá, pero no gracias a Jesús. Bien, no estamos discutiendo lo que creemos que va pasar en el futuro (en realidad sí lo estamos discutiendo, pero sólo por culpa de que los cristianos NO ENTIENDEN que eso no es lo que estamos discutiendo), sino lo que YA SE CUMPLIÓ.

 12. Zacarías 9:9-11
 Lo mismo. Ciertamente, los evangelios dicen que Jesús entró a Jerusalén sentado en un pollino. Pero ¿eso cumplió la profecía? NO. PORQUE LA PROFECÍA COMPLETA DICE: … CABALGANDO SOBRE UN ASNO, SOBRE UN POLLINO HIJO DE ASNA. Y DESTRUIRÉ LOS CARROS DE EFRAÍN, Y LOS CABALLOS DE JERUSALÉN, Y LOS ARCOS DE GUERRA SERÁN QUEBRADOS. Y HABLARÁ PAZ A LAS NACIONES, Y SU SEÑORÍO SERÁ DE MARA A MAR, Y DESDE EL RÍO HASTA LOS FINES DE LA TIERRA…”
No se ha cumplido. No sirve para demostrar que Jesús sea el Mesías.

 13. Salmo 2
 Este es un caso impresionante de la poca o nula comprensión de lectura que tienen los cristianos. Dicen que este Salmo se cumple en Jesús, pero la realidad es que presenta MUCHOS ELEMENTOS que de ningún modo cuadran con Jesús. Veamos los versículos 6-9: PERO YO HE PUESTO MI REY SOBRE SION, MI SANTO MONTE. YO PUBLICARÉ L DECRETO: EL SEÑOR ME HA DICHO: MI HIJO ERES TÚ, YO TE ENGENDRÉ HOY. PÍDEME Y TE DARÉ POR HERENCIA LAS NACIONES, Y COMO POSESIÓN TUYA LOS CONFINES DE LA TIERRA. LOS QUEBRANTARÁS CON VARA DE HIERRO, COMO VASIJA DE ALFARERO LOS DESMENUZARÁS.
Pregunto: ¿en qué momento fue entronizado Jesús como rey en Jerusalén? ¿En qué momento recibió como herencia las naciones y los confines de la tierra? ¿En qué momento los quebrantó con vara de hierro?
 En NINGUNO.
 La perspectiva profética de este Salmo NO SE HA CUMPLIDO.

14. Salmo 45
 Lo mismo. Otro Salmo mesiánico, lleno de cosas QUE NO SE CUMPLEN EN JESÚS. Por ejemplo, los versículos 3, 8 y 9: CIÑE TU ESPADA SOBRE EL MUSLO, OH VALIENTE. CON TU GLORIA Y CON TU MAJESTAD… MIRRA, ALOE Y CASIA EXHALAN TODOS TUS VESTIDOS. DESDE PALACIOS DE MARFIL TE RECREAN. HIJAS DE REYES ESTÁN ENTRE TUS ILUSTRES. ESTÁ LA REINA A TU DIESTRA CON ORO DE OFIR…
¿No está DEMASIADO CLARO que aquí se habla de un rey QUE ESTÁ EN PLENO EJERCICIO DE SU PODER, e incluso que está casado y que viste lujosamente?
 Todo lo contrario a Jesús, que “no tenía donde recostar su cabeza”.
 Verdaderamente, a veces me preocupa el contacto con la realidad que tienen muchos cristianos. Está SOBRADAMENTE CLARO que el personaje del que se habla aquí NO ES EL JESÚS DE LOS EVANGELIOS. Me pueden decir que creen que algún día lo será, pero -insisto, por enésima vez- ESE ES OTRO TEMA.
Estamos hablando de lo que se haya cumplido YA, EN EL PASADO.
 Si me citan este pasaje para INTENTAR DEMOSTRAR que Jesús es el Mesías, LO ÚNICO QUE ME QUEDA CLARO es que Jesús NO SE PARECE EN NADA al personaje descrito aquí.
Y no tenemos dudas de que dicho personaje es el rey de Israel. Pero, en definitiva, NO ES JESÚS.

15. Salmo 72
 Lo mismo. De hecho, si quisiera señalar los elementos que NO SE CUMPLEN en Jesús, tendría que poner TODO EL SALMO, porque aquí se habla de un rey que ESTÁ EN PLENO EJERCICIO DE SUS FUNCIONES POLÍTICAS.
Pero me voy a concentrar en uno, que me parece divertido: el versículo 10 dice LOS REYES DE TARSIS Y DE LAS COSTAS TRAERÁN PRESENTES. Generalmente, apelan a que esto se cumplió cuando “unos magos del oriente” llegaron a casa de Jesús a ofrecerle presentes.
Qué tontería. Aquí dice REYES, no astrólogos (y no cabe duda que el término “mago” equivale a astrólogo, no a rey; tan absurdo es el asunto, que por eso la tradición católica tuvo que acuñar el simpático concepto de “Reyes Magos”).
 Otra: el Salmo habla de los “reyes de Tarsis”. Tarsis estaba en la zona sur de España, lo que hoy es la costa de Andalucía. Y el evangelio dice que los magos venían de oriente. ¡Del otro lado del mundo! Aquí estamos hablando de REYES DE LOS CONFINES DE OCCIDENTE, no de astrólogos del oriente.
 Así es como se cumplen las profecías en Jesús: con gente que se dedica a cosas diferentes a lo profetizado, y que llega desde el otro lado del mundo, y no desde el profetizado.
 Y luego, tienen el cinismo de decirme que “está cumplido, está cumplido”.
 Qué simpático.

16. Salmo 110
Lo mismo: montones de elementos que NO SE HAN CUMPLIDO. Ejemplos: TU PUEBLO SE TE OFRECERÁ VOLUNTARIAMENTE EN EL DÍA DE TU PODER… (v. 3) QUEBRANTARÁ A LOS REYES EN EL DÍA DE SU IRA, JUZGARÁ ENTRE LAS NACIONES… (vv. 5-6).
El Salmo NO SE HA CUMPLIDO.

 17. Isaías 61:1-2
En esencia, es lo mismo: una profecía citada de manera incompleta PARA NO TENER QUE REVISAR TODO LO QUE NO SE HA CUMPLIDO, mencionado en los versículos 3-4 (por cierto, la parte importante).
El texto dice: EL ESPÍRITU DEL SEÑOR ESTÁ SOBRE MÍ, PORQUE ME UNGIÓ EL SEÑOR. ME HA ENVIADO A PREDICAR BUENAS NUEVAS A LOS ABATIDOS, A VENDAR A LOS QUEBRANTADOS DE CORAZÓN, A PUBLICAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y A LOS PRESOS LA APERTURA DE LA CÁRCEL, A PROCLAMAR EL AÑO DE LA BUENA VOLUNTAD DEL SEÑOR, Y EL DÍA DE VENGANZA DEL D-OS NUESTRO. A CONSOLAR A TODOS LOS ENLUTADOS. A ORDENAR QUE LOS AFLIGIDOS DE SION RECIBAN GLORIA EN LUGAR DE CENIZA, ÓLEO DE GOZO EN LUGAR DE LUTO, MANTO DE ALEGRÍA EN LUGAR DEL ESPÍRITU ANGUSTIADO. Y SERÁN LLAMADOS ÁRBOLES DE JUSTICIO, PLANTÍO DEL SEÑOR, PARA GLORIA SUYA. REEDIFICARÁN LAS RUINAS ANTIGUAS, Y LEVANTARÁN LOS ASOLAMIENTOS PRIMEROS, Y RESTAURARÁN LAS CIUDADES ARRUINADAS, LOS ESCOMBROS DE MUCHAS GENERACIONES.
Esa es la PROFECÍA COMPLETA. Y está claro que SIGUE SIN CUMPLIRSE.
Pero hay otro detalle interesante: Jesús mismo apela a esta profecía para señalar la naturaleza de su ministerio. Lucas 4:18 menciona que Jesús citó estas palabras en una sinagoga. Claro, el muy simpática sólo leyó la parte de predicar y dar buenas noticias, pero no la parte medular de la profecía (restaurar a Israel).
 Según el cristianismo, con esto Jesús aclaró qué tipo de Unción lo hacía Mesías: la Unción del Espíritu Santo, y no la unción de los Sumos Sacerdotes o los Reyes antiguos.
Esto es un ERROR CATASTRÓFICO, total y absoluto. ¿Por qué? Porque la unción del Espíritu Santo ES PARA LOS PROFETAS. Con esta unción Jesús podía apelar al rango de Profeta, PERO JAMÁS AL DE REY DE ISRAEL.
¿La prueba? Bien simple, bien fácil: ¿quién fue EL PRIMERO EN DECIR ESTAS PALABRAS? Isaías. Y A NADIE SE LE HA OCURRIDO DECIR QUE ISAÍAS FUERA REY O SUMO SACERDOTE. En cambio, TODOS SABEN QUE FUE PROFETA.
Entonces, está claro que está unción en el “Espíritu del Señor” LEGITIMÓ a Isaías COMO PROFETA. Pero a Isaías JAMÁS SE LE OCURRIÓ EL DISPARATE DE DECIR QUE ERA REY DE ISRAEL, O EL MESÍAS DEL LINAJE DE DAVID.
 Entonces, si Jesús recibió esta unción, SÓLO PODRÍA ASPIRAR A SER RECONOCIDO COMO PROFETA. Nada más. Está TOTALMENTE DESCARTADO PARA SER EL REY DE ISRAEL.
 Ahora bien: la realidad, es que NI SIQUIERA CALIFICA PARA SER PROFETA. ¿Por qué? Por que el profeta debe proclamar BUENAS NOTICIAS. Y las buenas noticias son, según Isaías 61, que a los hijos de Israel les ha llegado el gozo y van a olvidar sus tristezas.
 En cambio, unos 40 años después del ministerio de Jesús, Judea fue asolada por los ejércitos romanos, y luego vinieron siglos y siglos de crímenes cometidos en el nombre de Jesús.
 No. Jesús no es ni siquiera profeta. MENOS AÚN EN LOS TÉRMINOS DE ISAÍAS 61.

 18. Daniel 9:24-27
 Este pasaje es uno de los más interesantes que nos ofrece la Biblia. En realidad, no es difícil demostrar que Jesús no cumplió con nada de lo que aquí se dice, pero lo cierto es que son tantos los elementos que revisar, que merecen una nota aparte.
Por el momento, sólo voy a indicar un detalle que nos obliga a descartar toda la interpretación cristiana, y es el de la traducción de los versículos 25-26. Generalmente, los cristianos usan traducciones como la que nos ofrece Reina-Valera: SABE, PUES, Y ENTIENDE, QUE DESDE LA SALIDA DE LA ORDEN PARA RESTAURAR Y EDIFICAR A JERUSALÉN HASTA EL MESÍAS PRÍNCIPE, HABRA SIETE SEMANAS, Y SESENTA Y DOS SEMANAS; SE VOLVERÁ A EDIFICAR LA PLAZA Y EL MURO EN TIEMPOS ANGUSTIOSOS. Y DESPUÉS DE LAS SESENTA Y DOS SEMANAS SE QUITARÁ LA VIDA AL MESÍAS…
 Hay dos errores SERIOS en esa traducción. El primero provoca un sinsentido: suponer que el pasaje habla de “sesenta y nueve” semanas para hablar de la llegada del Mesías, pero en vez de decir “sesenta y nueve semanas”, dijo “siete semanas, y sesenta y dos semanas”.
 El elemento incorrecto es el punto y coma que la edición clásica de las Reina-Valera coloca después de las palabras “sesenta y dos semanas”. En hebreo NO EXISTEN los puntos y comas, y el sentido de la frase se deduce de la construcción gramatical. Y, en este punto, no hay dudas sobre la traducción correcta: … HASTA UN MESÍAS PRÍNCIPE HABRÁ SIETE SEMANAS, Y EN SESENTA Y DOS SEMANAS SE VOLVERÁ A CONSTRUIR LA PLAZA Y EL MURO EN TIEMPOS ANGUSTIOSOS.
En el hebreo original, está claro que Daniel dice que desde la salida de la orden para restaurar a Jerusalén hasta la manifestación de un Mesías, tenían que transcurri SOLAMENTE 49 AÑOS (siete semanas), y que luego vendría un período de 434 años (sesenta y dos semanas) en los que se construirían la plaza y el muro en “tiempos angustiosos”.
Entonces, Daniel JAMÁS DICE QUE LA MANIFESTACIÓN DEL MESÍAS TUVIERA QUE DARSE 483 AÑOS DESPUÉS DE LA ORDEN PARA RESTAURAR A JERUSALÉN, SINO SOLAMENTE 49 AÑOS DESPUÉS.
 Y aquí viene el segundo error: los cristianos traducen “el Mesías príncipe”. Está mal: el texto en hebreo debería decir, para ello, HAMASHIAJ NAGID, pero sólo dice MASHIAJ NAGID. ¿Qué sucede si falta el artículo HA antes del sustantivo MASHIAJ? Que se traduce con un artículo indeterminado (un) en vez de con un artículo directo (él). Entonces, el texto en hebreo dice HASTA UN MESÍAS PRÍNCIPE, no HASTA EL MESÍAS PRÍNCIPE.
Esto es importante, porque vuelve a aparecer en el versículo 26, donde los cristianos traduces que DESPUÉS DE LAS SESENTA Y DOS SEMANAS (sesenta y nueve acumuladas) SE LE QUITARÁ LA VIDA AL MESÍAS. Pero el texto en hebreo dice SE CORTARÁ A UN MESÍAS.
 Y la objeción cristiana es obvia: imposible, porque entonces se estaría hablando de DOS MESÍAS, uno aparecido al final de la semana 7, y otro al final de la semana 69. Y es obvio que son diferentes, porque hay una separación de 434 años.
 Pero es CORRECTO. El texto en hebreo HABLA DE DOS MESÍAS. Para el Judaísmo esto no es problema, porque MESÍAS (UNGIDO) es un término que se le aplica a TODOS LOS QUE FUERON SUMOS SACERDOTES y a TODOS LOS REYES DEL LINAJE DE DAVID. En realidad, el Judaísmo ha tenido más de cien Mesías. Y aquí se habla de dos de ellos.
El punto es simple: el concepto de “el Mesías” (ser único e irrepetible) NO EXISTE EN EL JUDAÍSMO. Lo que estamos esperando es a otro ungido del linaje de David que venga a integrarse a la lista que comenzó con el propio David al ser ungido, y se extendió a todos sus descendientes que reinaron en Judá.
Resumen: Daniel 9 habla de DOS MESÍAS. Eso, por sí mismo, ya revienta la interpretación cristiana. De todos modos, en la próxima nota explicaré a más detalle los pormenores de esta profecía.


Irving Gatell:.

¿Yeshu en la literatura rabinica? PARTE 2

¿Yeshu en la literatura rabínica? PARTE 2

1. ¿Mesías muerto y resucitado?

a. La Revelación de Gabriel:

La propaganda pseudo kadurista de los misioneros ha quedado rebatida en todo lugar, pero ahora éstos saltan a otro bote para evitar hundirse: recurrir a la “Revelación de Gabriel”.  El Dr. Israel Knohl en su libro “The Messiah before Jesus – The Suffering Servant of the Dead Sea Scrolls”. Expone los descubrimientos sobre la estela de Gabriel según la cual el Mesías muere y es resucitado por Gabriel.
Los misioneros tratan de decir: “oh, eso significa que la idea de resurrección del mesías muerto es anterior y por eso yehoshúa lo cumple”.  ¡Ya quisieran ellos que fuera así!.  Es más, recurrir a la estela de la “Revelación de Gabriel” es lo peor que pudieron haber hecho, porque esta estela NO ESTUVO DEDICADA A YESHU, ni siquiera presenta una doctrina judía sobre el Mesías, sino que fue obra de una secta mesianista, los seguidores de Simón de Perea, un revolucionario que se proclamó mesías, inició una revuelta contra las autoridades, fue perseguido y asesinado.  Al recurrir a ella, atestiguan el plagio que décadas después, harían ellos de la doctrina mesianista de muerte y resurrección tal como fue elaborada originalmente por los seguidores de otro falso mesías, Simón de Perea.

Los seguidores de Perea, cuando vieron su muerte, creyeron que esto seguro se trataría de algún designio divino, y así como los nazarenos trataron de salvar a su falso mesías Yeshu del fracaso, los de Simón de Perea (que antecedieron a Yeshu y fueron los autores de éste tipo de comportamiento) trataron de hacer esto mismo con su mesías falso.

La National Geographic ha sacado un documental al respecto: “Jesús antes de Cristo”, en el que el Dr. Israel Knohl expone cómo fue que los primeros cristianos (nazarenos) plagiaron las ideas mesiánicas de otro falso de la época, Simón de Perea, y así tratar de salvar de salvar del hundimiento a su muerto y falso mesías, Yeshu.


El mismo Dr. Knohl desmiente la propaganda misionera sobre que supuestamente ésa idea de mesiás muerto y resurrecto al decir que ésta concepción mesiánica es totalmente nueva en el judaísmo, y que su origen se debe a los seguidores de Simón de Perea.  Idea que años después les plagiarían los cristianos/nazarenos.

b. El Targum

Los misioneros dicen:
“es evidente que para rabinos de la linea del Judaismo “Rabinico” la muerte y resurreccion del Mashiaj no es una idea extraña: Targum Yonatan, una Traduccion-interpretativa de algunos de los libros de los profetas, supuestamente fue hecha por Yonatan Ben Uziel, discipulo de Hilel, en este caso estamos hablando del siglo I. E.C. En Isaias Cap. 52 llama al Siervo “El Mashiaj” y asi prosigue traduciendo e interpretando todo el cap. 53, identificando al Siervo Sufriente como el Mashiaj” –Abdiel Frias (avdiel ben oved).

Respuesta judía:El pastor cristiano, arriano y neo-hebraizado, Abdiel Frias, fundador de la nueva secta misionera “natzratim” ¿acaso no ha leído el Targum? Parece que no. Decía Ramban: “el que quiera mentir, que aleje los testigos”. Bien, acá les traemos el testigo, el Targum mismo en arameo con su traducción al español para que ustedes lo lean y vean que habla de Israel, no del mesías:
הָא יַצלַח עַבדִי מְשִיחָא יִראַם וְיִסגֵי וְיִתקַף לַחדָא׃
52:13” Mira, mi siervo ungido prosperará, él su elogio se incrementará y será muy poderoso.”

דַהְוָה כְמָא דְסַבַרוּ לֵיה בֵית יִשׂרָאֵל יוֹמִין סַגִיאִין חְשוֹך בֵינֵי עַמְמַיָא חִזוְהוֹן וְזִיוְהוֹן מִבְנֵי אְנָשָא׃

52:14 Así como la Casa de Israel esperó para esto muchos días, sus apariencias eran muy oscuras entre los hijos de los hombres; y sus aspectos eran más allá de la humanidad (Literalmente: “los hijos de hombres”).

מַלכִין כֵין יְבַדַר עַמְמִין סַגִיאִין עְלוֹהִי יִשתְקוּן יְשַוֹון יַדהוֹן עַל פוּמְהוֹן אְרֵי דְלָא אִשתַעִיאוּ לְהוֹן חְזוֹ וּדלָא שְמַעוּ אִסתַכַלוּ׃

52:15  Los reyes lo dispersarán entre muchas gentes, ellos enmudecerán por él, ellos pondrán sus manos encima de sus bocas; cosas que no se han dicho a ellos, ellos verán, y no oirán ni entenderán”.

דְרָע גְבוּרְתָא דַיוי מַן הֵימֵין לִבסוֹרְתַנָא דָא וּתקוֹף כִדֵין עַל מַןאִתגְלִיאַת׃

53:1 ¿Quién creerá a nuestro informe? Y a quien se le reveló la fuerza del brazo de Hashem.

דְפָרַן וְיִתרַבַא צַדִיקַיָא קֳדָמוֹהִי הָא כְלַבלַבִין וּכאִילָן דִמשַלַח שוּרשוֹהִי עַל נִגדִין דְמַיִין כֵין תוֹלְדָת קוּדשָא בְאַרעָא דַהֲוָת צָרִיכָה לֵיה לָא יִסגְיָן וְלָא אֵימְתֵיה אֵימַת הִדיוֹט וִיהֵי חַזוֵיה חוּלָא חִזוֵיה זִיו קוּדשָא זִיוֵיה דְכָל דְיִחזֵינֵיה יִסתַכַל בֵיה׃

53:2. los justos se alzarán a ante él, y mira, como plantas que crecen y como un árbol que extiende fuera sus raíces al lado de arroyos de agua, para legar las generaciones santas que aumentan en la tierra que lo necesita; Su apariencia no es una apariencia común, y su miedo no es un miedo ordinario, y el legado de su inteligencia es inteligencia santa, tal que todos que lo miramos seremos considerados por él.


כָל בְכֵין יְהֵי לְבוּסרָן וְיִפסוּק יְקָר מַלכְוָתָא יְהוֹן חַלָשִין וְדָווַן הָא כַאְנָש כֵיבִין לְמַרעִין וּכמָא דַהֲוָת מְסַלְקָא אַפֵי שְכִינְתָא וּמזָמַן מִנַנָא בְסִירִין וְלָא חְשִיבִין׃


53:3 Para desaparecer y hacer cesar los reinos en su gloria; ellos se desmayarán y lamentarán. ¡Mira! como un hombre de dolores y designado para la enfermedad como cuando la cara de Shekinah (Presencia divina) se va de nosotros, (así) ellos lo despreciaron y no lo estimaron.


בְדִילֵיה בְכֵין עַל חוֹבַנָא הוּא יִבעֵי וַעְוָיָתַנָא יִשתַבקָן וַאְנַחנָא חְשִיבִין כְתִישִין מַחָן מִן ק יוי וּמעֻנַן׃

53:4 Entonces Él nos pedirá que nos preocupemos de nuestros pecados y  nuestras iniquidades serán perdonadas por su petición, nosotros nos hemos herido, nos hemos golpeamos con violencia ante D”s y nos afligimos.


בְחוֹבַנָא אִתמְסַר וְהוּא יִבנֵי בֵית מַקדְשָא דְאִיתַחַל עְלַנָא בַעְוָיָתַנָא וּבאֻלפָנֵיה שְלָמָא יִסגֵי וּבִידִנתִינוֹהִי לְפִתגָמוֹהִי חוֹבַנָא יִשתַבקוּןלַנָא׃

53:5  Y Él [Israel] construirá el Templo, que se profanó por nuestros pecados, y fue entregado para nuestras iniquidades, y por Su enseñanza, aumentará el legado de paz en nosotros ¡en eso nosotros debemos atarnos a Su palabra para que nuestro pecados sean perdonados!.

לָקֳבֵיל אוֹרחֵיה גְלֵינָא כוּלַנָא כְעָנָא אִתבַדַרנָא גְבַר וּמִן קֻ יוי הְוָת רַעְוָא לְמִשבַק חוֹבֵי כוּלַנָא בְדִילֵיה׃

53:6. Todos nosotros como ovejas hemos sido esparcidos, nosotros hemos entrado en dispersión, cada quien fue por su propio camino; y (por eso) ante Hashem fue su placer el perdonarnos a todos nosotros según su petición (del siervo, Israel).

פוּמֵיה בָעֵי וְהוּא מִיתָבַב וְעַד לָא פָתַח מִתקַבַל תַקִיפֵי עַמְמַיָא כְאִימְרָא לְנִכסְתָא יִמסַר דִקֳדָם גָזְזַהָא שָתְקָא וְלֵית לְקִבלֵיה וּכרַחלָא דְפָתַח פוּמֵיה וּממַלֵיל מִלָא׃

53:7  él pide y se le contesta y antes de que él abra su boca, Él (D-s) la acepta; fuerte entre las personas (pero) se entregará como oveja a la matanza, y como una oveja a los esquiladores, enmudece; no hay ninguno delante del cual él (el siervo, Israel) hable palabra.


גָלְוָתַנָא פְרִישָן וּמִפוֹרעָנוּ יְקָרֵיב מִיִסוּרִין אְרֵי דְיִתעַבדָן לַנָא בְיוֹמוֹהִי מַן יִכוֹל לְאִשתְעָאָה יַעדֵי שוּלטָן עַמְמַיָא מֵאַרעָא דְיִשׂרָאֵל חוֹבִין דְחָבוּ עַמִי עַד לְוָתְהוֹן יִמטֵי׃


53:8 de las ataduras y de la retribución Él [Israel] nos traerá prontamente de nuestra dispersión. ¡Quién podrá contar las maravillas hechas por Sus días! Porque Él se llevará el dominio de la tierra de las gentes, a Israel; se le levantaran los pecados de las personas

נִכסַיָא וְיִמסַר יָת רַשִיעַיָא לְגֵיהִנָם וְיָת עַתִירֵי דַאְנַסוּ בְמוֹתָא דְאַבדָנָא בְדִיל דְלָא יִתקַייְמוּן חִטאָה וְלָא יְמַלְלוּן נִכלִין עָבְדֵיבְפוּמְהוֹן׃

53:9. Y el malvado será llevado al Gehinam  y aquélla compañía de ricos y corruptos serán llevados a muerte, para que así no se perpetúe el pecado que ellos establecen y hablaran de sus posesiones con sus bocas.

שְאָרָא וּמִן קֳדָם יוי הְוָת רַעְוָא לְמִצרַף וּלדַכָאָה יָת דְעַמֵיה בְדִיל לְנַקָאָה מֵחוֹבִין נַפשְהוֹן יִחזוֹן מְשִיחְהוֹן יִסגוֹן בְנִין וּבנָן יוֹרְכוּן יוֹמִין בְמַלכוּת וְעָבְדֵי אוֹרָיתָא דַיוי בִרעוּתֵיה יַצלְחוּן׃


53:10. Y todavía ante HaShem, fue Su placer  limpiar y refinar el remanente de sus personas para purificar su alma de sus transgresiones; para que ellos vieran el reino de su Mashiaj, los hijos e hijas aumentarán para aquéllos que practican la Torah[16] de HaShem y ellos habrán prolongado días y habrán prosperado en su placer.


בְפוֹרעָנוּת מִשִעבוּד עַמְמַיָא יְשֵיזֵיב נַפשְהוֹן יִחזוֹן יְזַכֵי סָנְאֵיהוֹן יִסבְעוּן מִבִזַת מַלכֵיהוֹן בְחָכמְתֵיה זַכָאִין בְדִיל לְשַעבָדָא סַגִיאִין לְאוֹרָיתָא וְעַל חוֹבֵיהוֹן הוּא יִבעֵי׃

53:11 De la esclavitud entre las otras gentes, su alma se librará, sus adversarios verán su retribución. Ellos serán satisfechos con el pillaje de los otros reyes y a través de su sabiduría muchos estarán sujetos a la Torah y Él pedirá que se preocupen de sus pecados y porque Él ve que el inocente se cuenta como inocente.

עַמְמִין סַגִיאִין וְיָת נִכסֵי בְכֵין אְפַלֵיג לֵיה בִיזַת דִמסַר לְמוֹתָא כַרכִין תַקִיפִין יְפַלֵיג עְדָאָה חְלָף עַל נַפשֵיה וְיָת מָרוֹדַיָא שַעבֵיד לְאוֹרָיתָא וְהוּא יִשתְבֵיק חוֹבִין יִבעֵי וּלמָרוֹדַיָא בְדִילֵיה׃

53:12. Entonces yo le daré del botín del pillaje de las muchas gentes, y él dividirá los despojos, las posesiones de las poderosas fortalezas; porque Él expuso su alma a la muerte y sometió aquéllos que se rebelaron [los enemigos de D”s] a la Torah. Todavía Él [Israel] pedirá para que muchos sean perdonados de sus pecados y aquéllos que se rebelaron, se les perdonará.
Como ven, el Tarmug sobre Isaías 53 no habla del mesías, sino de Israel como uno solo.


c. La referencia en Isaías 53 según Rabbi Moshe el Sheikh (Alsheikh):

Los misioneros dicen:
“Rabi Moshe Alshekh dijo que todos nuestros Rabinos a una voz aceptaron y afirmaron la opinion de que el Profeta Isaias esta hablando en referencia al Mashiaj.” -Abdiel Frias.

La respuesta judía:Ya sabemos cuál es esa supuesta cita, que por cierto el señor Frias no cita.  Otro misionero mucho más educado que él, el Dr. Brwon, frecuentemente apela a ella.  Se trata de la página 270 del comentario de Rabbi Moshe el Sheikh sobre Isaías 53 (Traducción Driver/Neubauer).
Pero lo que el pastor Frias dice es falso! Porque Rabbi Mosheh el Sheikh (Alshekh) no dijo que un verso de Isaías 53 trataba sobre el mesías, sino sobre MOSHE RABENU (alav hashalom).  Cito: página 270 (Traducción de Driver/Neubauer del comentario a Isaías 53), cerca del final de la página:

“ya que “Fueron enterrados con los inicuos”, esto alude a Moshe Rabenu, de quien nuestros rabinos enseñan que fue enterrado fuera de Eretz Israel como los inicuos que murieron en el desierto. No podemos ser incorrectos como para interpretar que esos inicuos son los del pecado de los espías, sino que se trata de los que fueron enterrados, esto es Koraj y su séquito.”
Me temo, mis queridos amigos, que quienes tratan de tapar el sol con el dedo son los misioneros.

d. Sanhedrin 98B: entre vivos y entre muertos

Los misioneros dicen:
“En la Guemara en Sanedrin 98b esta escrito que : Rav dijo: ‘Si el (Mashiaj) es de los vivos, entonces el es como Rabenu HaKadosh (esto es en referencia a Yehuda haNasi), pero si el es de los muertos, es como Daniel.  Sin embargo, también Rashi dice que hay otra forma de entender la cita del Talmud: no que alguno de los dos personajes fue el Mashiaj, sino que el Mashiaj es COMO uno de ellos. Lo interesante de esto es que claramente SI hay una posibilidad de que el Mashiaj fuese alguien que murió como Daniel, obviamente tendría que resucitar para terminar su mision de Rey. Pero algunos dicen que el texto no da la posibilidad de la resurreccion de un Mashiaj, sino que el Alma del Mashiaj muerto se encarna en otra persona. Esto no solamente es absurdo, porque el concepto de Re-Encarnacion es prácticamente moderno dentro del Judaismo.”  -Abdiel Frias.

La Respuesta judía: Exactamente, el texto no da la posibilidad de un mesías que es aseinado y luego le toca resucitar para terminar de cumplir algo. El texto literalmente dice:

Rabbi Najman dijo: si él (el mesías) está entre los vivientes, entonces es como yo…  Rab dijo: si está entre los vivientes, sera como nuestro santo maestro (Iehudá HaNasi); y si está entre los muertos, sera como Daniel, el hombre más deseable.

Lo que se discute en esta parte de Masejet Sanhedrin es si mesías será un viviente que haya nacido y se revele, o si por el contrario, su alma será encarnada en un cuerpo de algún tzadik cuando llegue la resurrección de los muertos. Y ponen el ejemplo de Daniel, ¿por qué? Porque al final de este libro HaShem le dice: “tú dormirás (morirás) y al final de los días te levantarás para recibir tu herencia” (Daniel 12:13).  Hay que tener demasiada malicia como para torcer el texto y obviar el ejemplo que el texto mismo da: Daniel.
Yeshu no puede cumplir eso porque según los misioneros, ya “resucitó”, ¿Qué similitud podría guardar con Daniel que aún está muerto y espera la resurrección junto al resto de los tzadikim?  Mire usted la forma en que los misioneros usan mal las fuentes judías.

¿Cómo podemos entender que el Mashiaj sea de los resurrectos en los últimos días? Miremos lo que dijo Rabbi Yitzjak Abarbanel (alav hashalom) en su comentario a Iejezkel 34:24:

“El Meshiaj será un descendiente de David… Sin embargo, los kabalistas consideran que la reencarnación es un principio fundamental del  judaísmo. En consecuencia dijeron que el Meshiaj será una reencarnación del mismo Rey David.”


Así que todo encaja: el alma del Mashiaj podrá ser una nueva encarnación o por el contrario, al ser el alma de David HaMelej, podría resucitar en la resurrección de los muertos con el cuerpo de David HaMelej y comenzar la era mesiánica.

Obviamente, los misioneros sólo mencionan la muerte, pero cortan cuidadosamente la re-encarnación de las almas tildándola de “absurda” porque ellos saben que la re-encarnación está íntimamente relacionada a la interpretación de este pasaje Talmúdico y si uno lo coteja con los comentarios rabínicos, la idea se esclarece y Yeshu queda igual que siempre: hundido y sin posibilidad alguna de ser verdadero Mashiaj.

e. Caso Probable: el Mesías entre los resucitados

Los misioneros dicen:“En los 1400’s , el rabino Don Itzjak Abarbanel, escribio en su obra Yeshuot Meshijo, (Iyun Sheni, Perek Alef): “No te asombres por el hecho de que el Mashiaj pueda ser de los que se levantarán en la Resurrección, porque esta posibilidad ya fue considerada por nuestros sabios en la Guemara Sanedrin”. –Abdiel Frias.

La respueta judía: Esos misioneros siempre citando todo cortado, cambiado y fuera de contexto.  Debería aprender el misionero Frias que el mismo Rabbi Yitzjak Abarbanel consideró esta probabilidad (mesías entre resucitados) como un caso de re-encarnación del alma de David HaMelej en su cuerpo al final de los días:

“El Meshiaj será un descendiente de David… Sin embargo, los kabalistas consideran que la reencarnación es un principio fundamental del  judaísmo. En consecuencia dijeron que el Meshiaj será una reencarnación del mismo Rey David.” –Rabbi Yitzjak Abarbanel, comentario a Iejezkel 43:24.

Con todo, aún si el mesías fuera un resucitado, está más que demostrado que se trataría de la reencarnación del alma de David AL FINAL DE LOS DÍAS (como el ejemplo de Daniel, cuya alma se reencarnará en su cuerpo al final de los días).

f. Resucitado y viniendo en una nube:

Los misioneros dicen:“Esta escrito en Daniel “el Mashiaj vendrá en una nube“ y Rabi Jizkiyahu cita entonces la misma cita de la Guemara en Sanedrin para sustentar su teoría: ‘Si el (Mashiaj) es de los muertos sera Daniel” Es decir que para poder venir en las Nubes, el hombre designado Mashiaj tuvo que haber muerto previamente y luego resucitar para venir desde el cielo.”  -Abdiel Frias.

La respuesta judía:vamos, misioneros, esperábamos una argumentación mejor.  Obviamente si el mesías está entre los que se encuentren vivos al final de los días, su alma tuvo que encarnarse algún momento. El alma desciende para encarnarse en ese bebé.  Y si está entre los resucitados del final de los tiempos, entonces su alma (recordemos que según los kabalistas es la de David HaMelej) también debe descender para encarnarse en el cuerpo de David HaMelej.
Sea como sea, su alma debe venir del cielo.
Y Yeshu sigue igual: hundiéndose por su propio peso.

g. Mashiaj Ben Yosef
Los misioneros dicen: es obviamente que los escritos de los rabinos hablan de un mesías que muere, éste es el Mashiaj Ben Yosef, que en todo se ajusta a Iehoshua de Natzrat.
La respuesta judía: Ya hablamos largamente en otra ocasión sobre el Mashiaj Ben Yosef.  Pero para quienes no han leído nuestro artículo al respecto, acá explicamos extensamente sobre éste “Mashiaj ben Yosef”:


MASHIAJ BEN YOSEF
¿Qué explica el judaísmo referente al Mashiaj Ben Yosef? ¿Concuerda en algo con el mesías de los cristianos (mesiánicos y nazarenos)?
Expondremos una por una las fuentes literarias judías que hablan de este tema y en cada una respondemos a las preguntas:
a. El Mesías Oculto y Revelado.
Desde finales del siglo primero de la Era Vulgar (año 3860 año de la Creación) en adelante hubo especulaciones sobre la expresión “revelado”. No que decir tiene que la “revelación” del Mesías exigía un ocultamiento previo, fuese en la tierra o en los cielos.
Según la primera teoría, el Mesías debía permanecer desconocido y ocultó en la tierra hasta que madurase el plan divino. Una leyenda rabínica del siglo tercero de la Era Vulgar le sitúa esperando la hora en la propia Roma con el fin de destruirla (Talmud Babli Masejet Sanhedrin 98a). Otra afirma que esta existencia oculta del Mesías comienza el día de la destrucción del Templo de Jerusalen en el año 70 de la Era Vulgar (3830 año de la Creación), le relato dice:
Sucedió que mientras un judío labraba los campos, su vaca comenzó a mugir. Un árabe que pasaba y oyó el ruido dijo: Hijo de Yehudah, hijo de Yehudah, desata tu vaca, desata tu arado, pues mira que el Templo está destruido. Luego la vaca mugió de nuevo y el árabe dijo: Hijo de Yehudah, hijo de Yehudah, vuelve a atar tu vaca, a atar tu arado, pues el Rey Mesías ha nacido.

Talmud Yerushalmi Berajot 5ª.
Otra descripción de la existencia oculta del Mesías, transmitida por uno de los Padres de la Iglesia, Justino Martir a mediados del siglo segundo de la Era Vulgar hacer afirmar a su adversario, el judío Trifón, que el propio Mesías no tendrá conciencia de su futura dignidad hasta el momento en que sea realmente ungido:
Aunque el Mesías ha nacido y vive en algún lugar, aún es desconocido. En realidad, ni siquiera él mismo sabe que lo es, ni tendrá poder alguno hasta que venga Eliyah”u (Elías el profeta), quien le ungirá y le revelará todo.
Dialogo con Trifon Judaeo 8.
La segunda creencia, la de que el Mesías se hallaba oculto en el cielo antes de ser revelado a los hombres en la tierra, se basa en la afirmación de un texto apócrifo, el libro de Baruj 2, 30:1 de que tras coronar su misión en la tierra, “regresará a la gloria”…posiblemente al Gan Eden (cfr. Braita De’RiB”AL). Más claramente aún, el Pseudo-Ezra de 4 Ezra 14:19 había de ser “sacada de entre los hombres” y permanecer con el Mesías.
Los mesiánicos y nazarenos quizás se sientan tensados a ver en este Mesías un ”cristo celestial” eternamente preexistente; pero nada abona tal conclusión. Las fuentes que se conocen se ocupa únicamente de en especie de pre-existencia conceptual del Mesías en cuanto que su “nombre”, es decir su esencia y naturaleza, precedía a la formación de la luz por Di”s el primer día de la creación. El nombre del Mesías era, según tradición rabínica , una de las siete cosas creadas antes qui el mundo, siendo las otras la Torah, el arrepentimiento, el Paraíso, el Gehinam, el Trono de Gloria y el Santuario. (Talmud Babli Masejet Nedarim 39 b). La realidad del Mesías, su existencia concreta después de esta preexistencia, sólo comenzaría con su nacimiento en la tierra (II Baruj 40:1; 72: 2-6; 4 Ezra 12:32). Pero antes de abandonar el tema del Mesías oculto en el cielo, es interesante también tener en cuenta que en Baruj 2 y en Ezra 4 se le identifica con el hijo de David y no se le considera un substituto de éste (4 Ezra 7:29).
Por último, aclaremos una cuestión. En el pensamiento judío la preexistencia celestial del Mesías no afecta a su humanidad. Se suponía que el Mesías preservado en el jardín del Eden hasta su culminación de los tiempos, según Ezra 4, iba a compartir la suerte común de la humanidad:
‘Y después de esos años, mi siervo el Mesías habrá de morir…”
b) El Mesías Muerto.
Hay en la literatura rabínica esporádicas reliquias especulativas relacionadas con un Mesías que debía morir en el campo de batalla. Esta imagen, conocida como el Mesías hijo de José (Mashiaj ben-Yosef-משיח בן-יוסף) o el Mesías hijo de Efraim (Mashiaj ben-Efraim-משיח בן-אפרים) se proyectaba en el derrotado comandante en jefe de Israel de la primera fase de la guerra contra Gog, el enemigo final.
Exegéticamente La idea está relacionada con Zejaryah / Zacarías 12:10-12: “Me mirarán, mirarán a aquel que han atravesado…la tierra se lamentará…”, sin embargo la traducción más apegada a este libro dice:
Y volcaré sobre la Casa de David y sobre los moradores de Jerusalén la inspiración de la gracia y de la imploración. Y Me mirarán a Mí, a Quien traspasaron. Y gemirán como gime por la muerte de su hijo único. Y sufrirán como quien sufre por su primogénito. En aquel día habrá gran duelo en Jerusalen, como el duelo de Hadadrimón en el valle de Migdón. Y se lamentará la tierra, cada familia aparte: la familia de la Casa de David aparte, y sus mujeres aparte: la familia de la casa de Natan, aparte, y sus mujeres aparte.
Katznelsón Moisés, La Biblia, Hebreo-Español, Editorial Sinai, Tel-Aviv, 1996, Vol. II, p. 980.
En el Talmud Masejet Suka 52 a se parafrasea de la siguiente manera:
Traducción Original
‘Y se lamentará la tierra, cada familia aparte: la familia de la Casa de David aparte, y sus mujeres aparte…’ (Zejaryah 12) ¿Acaso no es un argumento legítimo? –dijeron; En el futuro cuando ellos estén en luto, el Yetzer Hara (inclinación al mal, o ‘ego’) no tendrá poder sobre ellos, sin embargo la Torah dice: hombres por separado y mujeres por separado…
¿Cuál es la causa del luto? R. Dosa y los Rabanim difieren en este punto: Uno explicó que la causa es la muerte del ungido Ben Yosef (משיח בן יוסף ), y el otro explicó: La causa es la muerte del Yetzer Hara (inclinación al mal, o ‘ego’).

Quien dice que la causa es el asesinato del ungido Ben Yosef puede concordar con el verso que dice “y (ellos) se lamentarán sobre mí, aquellos que son apuñalados” (Zejaryah 12) pero de acuerdo con el que explica que es por la muerte del Yetzer Hara, este [el primero] (puede objetar): ¿motivo de luto? ¿No sería más bien ocasión de regocijo [la muerte del Yetzer Hara]? ¿Por qué entonces lloran?

[La explicación es:] como Rabí Yehudá expuso: en el tiempo por venir, el Santo Bendito Sea, traerá al Yetzer Hara y lo matará delante de los justos e injustos. Para el justo tendrá [el Yetzer Hara] apariencia de una imponente colina, y para el injusto tendrá el aspecto de un cabello. Tanto el primero como el segundo lloran; los justos lloran diciendo: “¿cómo podemos ser capaces de superar una colina imponente?” Y los malvados lloran diciendo: “¿cómo es que no fuimos capaces de conquistar este delgado cabello?” Y el Santo Bendito Sea también se maravillará con ellos, como dice: “Así dice el Etern-o de los ejercitos: Aunque esto pareciere maravilloso ante los ojos del resto de este pueblo en aquellos días, ¿también será maravilloso ante Mis Ojos?
דף נב, א גמרא (זכריה יב) וספדה הארץ משפחות משפחות לבד משפחת בית דוד לבד ונשיהם לבד אמרו והלא דברים ק”ו ומה לעתיד לבא שעוסקין בהספד ואין יצר הרע שולט בהם אמרה תורה אנשים לבד ונשים לבד עכשיו שעסוקין בשמחה ויצה”ר שולט בהם על אחת כמה וכמה הא הספידא מאי עבידתיה פליגי בה רבי דוסא ורבנן חד אמר על משיח בן יוסף שנהרג וחד אמר על יצה”ר שנהרג בשלמא למאן דאמר על משיח בן יוסף שנהרג היינו דכתיב (זכריה יב) והביטו אלי את אשר דקרו וספדו עליו כמספד על היחיד אלא למאן דאמר על יצר הרע שנהרג האי הספידא בעי למעבד שמחה בעי למעבד אמאי בכו כדדרש רבי יהודה לעתיד לבא מביאו הקב”ה ליצר הרע ושוחטו בפני הצדיקים ובפני הרשעים צדיקים נדמה להם כהר גבוה ורשעים נדמה להם כחוט השערה הללו בוכין והללו בוכין צדיקים בוכין ואומרים היאך יכולנו לכבוש הר גבוה כזה ורשעים בוכין ואומרים היאך לא יכולנו לכבוש את חוט השערה הזה ואף הקב”ה תמה עמהם שנאמר (זכריה ח) כה אמר ה’ צבאות כי יפלא בעיני שארית העם הזה בימים ההם גם …בעיני יפלא
¿Hay alguna semejanza con Jesús? Ninguna. El Talmud expone que Ben Yosef fuere en esa batalla futura. Jesús no murió en batalla, ni mucho menos cerca de los tiempos finales pues ya avanzamos más de dos milenios a su muerte y aún queda mucho por recorrer en la historia humana.
También en un temprano ejemplo de interpretación rabínica del Tehilim / Salmo 2, cuando el Mesías hijo de David, “que ha de revelarse pronto en nuestros días”, presencia la muerte del Mesías hijo de José, pide a Di”s que le salve la vida:

שאל ממני ואתנה גוים נחלתך וכיון שראה משיח בן יוסף שנהרג אומר לפניו רבש”ע איני מבקש ממך אלא חיים

Pídeme y yo te daré las naciones por herencia: “Oh, Señ-r del universo, sólo te pido poder vivir”.

Talmud Babli Suka 52 a
Así mismo, el Targum de Zejarayah / Zacarías 12:10 comenta:
Después el Mesías hijo de Efraim (Mashiaj bar-Efraim-משיח בן-אפרים) saldrá a librar batalla contra Goy y Gog le matará ante las puertas de Jerusalén.
Así pues la tradición rabinica principal sobre este Mesías incluye el elemento de prioridad cronológica respecto al Redentor davídico, junto con el previsto fracaso militar en la guerra contra el enemigo definitivo. Aunque el origen de esta ideología es totalmente incierto, como no hay pruebas de su exigencia antes de la segunda Guerra Judía contra Roma, es razonable suponer que el trágico destino de Shimeon bar-Kosiva (שמעון בר-כוכבא), muerto en el año 135 de la Era Vulgar (3895 del Año de la Creación) sea la causa, o una de las causas, de que se crease tal imagen de un Mesías asesinado.
B. SEFER ZERUBABEL:
La segunda obra literaria que habla al respecto es el Zefer Zerubabel, un libro del siglo VI que describe la batalla escatológica entre Armilus (el líder de Roma y de la cristiandad universal) contra el Mesías Ben Yosef quien cae muerto en batalla, pero prepara las cosas para el Mesías Ben David. El autor de este libro creía en que todo esto pasaría en su futuro inminente, pero al fallar en sus predicciones, las ediciones posteriores del texto fueron publicadas sin las fechas que habían sido puestas por su autor (Silver, Abba Hillel. History of Messianic Speculation in Israel. Kessinger Publishing. pág. 49.)
En el libro, Zerubabel (el protagonista de la saga) dice que el ángel Metatron lo llevó a un mercado en Nínive (representante de Roma) y allí un hombre llamado Menajem ben Amiel se le reveló como Mesías. Zerubabel le preguntó al ángel Metatron cuándo vendría el Mesías y éste le respondió que sería 990 años luego de la destrucción del Templo (aproximadamente en el 1059 de la Era Común), pero que cinco años antes vendría un ungido llamado Nejemiah Ben Hushiel y sería el “Mashiaj Ben Yosef”, quien encontraría la muerte en una batalla contra Armilius:
“Él [Armilius] vendrá contra el pueblo santo del Altísimo y con él habrán diez reyes… y él hará batalla contra los sagrados [judíos]. Él prevalecerá contra ellos y matará al Mesías del linaje de Yosef, Nejemiah Ben Hushiel, y también matará a dieciséis justos que están con él.”
Al final, el Mashiaj Ben David, Menajem Ben Amiel, viene y resucita de los muertos a Nejemiah Ben Hushiel (mashiaj Ben Yosef).
¿Tiene Jesús o Yehoshua semejanza con éste “Ben Yosef”? No. El personaje de los cristianos, mesiánicos y nazarenos NO se llama Nejemiah Ben Hushiel sino Yehoshua. Tampoco fue un alto general del ejército israelí como según el libro es el “Mashiaj Ben Yosef”; y tercero, pero no menos importante, la resurrección del Mashiaj Ben Yosef que expone el Sefer Zerubabel es opuesta a la supuesta resurrección del yehoshua de cristianos, nazarenos y mesiánicos. En el Sefer Zerubabel, el mashiaj Ben Yosef no es resucitado sino hasta la venida del Ben David, mientras que en el mito cristiano, yehoshua “resucitó” hace veinte siglos… distante por milenios a la llegada, aún llegada futura, del Mashiaj Ben David.
C. EMUNOT VEDEOT:
Saadia Gaon en Emunot VeDeot, art. 8 cap. 6 dice:
משיח בן יוסף יהיה כשליח לפניו
 “El ungido Ben Yosef será como un enviado ante él [Ben David]”
Si viene antes es válido preguntarse: ¿cuánto tiempo lo precede?. Explica Sa’adia Gaon (Emunot VeDeot, art. 8 cap. 5) que antes de que venga el Ben David, vendrá el ungido Ben Yosef y hará guerra contra Armilius el cual peleará contra el ejército liderado por el General ungido Ben Yosef: http://www.daat.ac.il/daat/mahshevt/kapah/8-2.htm#5
“Luego guerreará contra él un hombre llamado Armilius. Peleará contra ellos y ocupará la ciudad y matará y destruirá, y él será aquel hombre que aniquile la simiente de Yosef… luego vendrá Eliahu y vendrá la salvación”.
Vemos que Sa’adia Gaon menciona explícitamente los siguientes hechos en orden cronológico:
1. Surgimiento del Mashiaj Ben Yosef, un líder militar que morirá peleando contra Armilius.
2. Posteriormente llega Eliahu hanavi.
3. Llega el Mashiaj Ben David.
Este orden de ideas es diametralmente opuesto al cristianismo porque para ellos:
1. Primero vino Juan Bautista como Elías.
2. Luego vino Jesús como Ben Yosef.
3. Por último: volverá Jesús como Ben David.
No hay nada qué hacer, por tercera vez encontramos que los conceptos cristianos, mesiánicos y nazarenos son opuestos al concepto judío original del “Mashiaj Ben Yosef”.
D. MIDRASH VAIOSHA Y LOS MIDRASHIM K’TANIM:
Los pequeños midrashim redundan en lo mismo sobre el ungido Ben Yosef y lo encontrado en ellos es muy escaso. El midrash que más habla al respecto es el Midrash Vaiosha, cuando comenta la Parasha Beshalaj, y no trae nada nuevo sino lo ya expuesto por el Sefer Zerubabel: el Mashiaj Ben Yosef, comandante del ejército israelí muere en combate contra Armilus, dieciséis justos de entre sus compañeros mueren con él y al final es resucitado cuando llega Menajem Ben Amiel (Mashiaj ben David).
Tampoco el Midrash Vaiosha (ni el resto de Midrashim) da cabida a la loca idea de que Yesh’’u miNatzrat pueda ser “mashiaj ben Yosef”. Las diferencias entre ambos son muchas, sus historias completamente diferentes, los vínculos son inexistentes desde todo punto de vista: teórico y pragmático.
E. KOL HATOR
Kol HaTor, libro escrito por Rabbi Hilel Rivlin, un discípulo del Gaon de Vilna, expone el significado místico del Mashiaj Ben Yosef.
Del capítulo 1 se infiere que Mashiaj Ben Yosef no puede ser otro que Israel, todo el pueblo unido como un solo hombre, un despertar desde abajo que atrae la redención de arriba (ben David). El capítulo siguiente dice:
“La unificación de yesod y Maljut – ésta es una de las principales misiones del Mashiaj ben Yosef, para unificar arriba y abajo… una Yerushalaim reconstruida. Entonces será como una ciudad unificada.”
En todo el Capítulo 6 explica su misión:

  • Reunir a los exiliados: “somos [los judíos] emisarios de D-s para el tiempo de la redención, obligados a comprometernos en traer a los exiliados.”
  • Reconstruir Yerushalaim: “Nuestros sabios dijeron que en el futuro Yerushalaim se expandirá tan lejos como Damasco. En el futuro Yerushalaim se extenderá tan ampliamente como el gran mar. El proceso será gradual… así los asentamientos de Israel serán graduales… la continua construcción será realizada aún en [periodos de] pobreza… Nuestro trabajo consiste en cumplir el mandamiento que dice: ‘expande el sitio de tu tienda’.”
  • Instaurar personas fieles para santificar la verdad y santificar el nombre de D-s: “Según esto, nuestro trabajo en reunir a los exiliados y construir Yerushalaim no será exitoso a menos que instauremos personas de fidelidad… Las personas de fieles deben ser del pueblo de Israel.
  • Erradicar el espíritu de impureza de Eretz Israel plantando en la tierra“La tierra debe ser plantada hasta que no haya desolación, hasta que la tierra lleve su fruto. Plantar la tierra es uno de los deberes del Mashiaj Ben Yosef… el Gaon [de Vilna] delegó a sus estudiantes, directamente ellos llevar a cabo la misión, con la ayuda de D-s.”
  • Promover el esparcimiento de Torah desde Tzion.
  • Hacer guerra contra Amalek: “Explicó el Gaon: se nos ha encomendado heredar la tierra por fuerza… en la guerra contra los sanbalatim quienes disputan las construcciones en Yerushalaim y aquellos quienes refuerzan el erev rav, que D-s nos salve en esa guerra, El Que habita en Tzion nos ayudará.”
  • Sanar a Tzion.
Estimo que no hay mucho que comentar, la sola lectura dice que en realidad el Mashiaj Ben Yosef es el pueblo judío, no un solo hombre. Respecto a Jesús no hay punto de comparación y nuevamente los cristianos se quedan sin fundamento que les permita torcer y manipular el concepto “ben Yosef” para usarlo en sus oscuros propósitos. 

Todas las fuentes mencionadas son las que exponen la existencia del mashiaj ben Yosef y nada de lo que dicen concuerda en algo con el mesías de los cristianos, mesiánicos y nazarenos. De nuevo, queda desenmascarada la falsedad de Yesh’’u.

¿Yeshu en la literatura rabínica?

¿Yeshu en la literatura rabínica? Parte 1

Por Itzjak ben Avraham. 

Una vez que fracasó el intento de adjudicarle cumplimientos proféticos a Yeshu, los misioneros generaron otra estrategia: tratar de ir a las literatura judía para hacer lo mismo que hicieron con los profetas: mentir, torcer, manipular, cambiar textos… todo con el objetivo de defender lo indefendible: la mesiandad de Yeshu.
Vamos entonces a responder a estas novedosas “reclamaciones”… ya no saben qué inventar!

La tradición de Eliahu: los seis mil años

Los misioneros citan: Sanhedrin 97A  dice: “La tradición de Elías enseña que el mundo ha de existir por seis mil años; En los primeros dos mil habría desolación; en los dos mil siguientes prosperará la Torah y los siguientes dos mil son los días del Mesías, pero a causa de nuestros pecados, que fueron grandes, salieron las cosas como salieron.” Por eso Iehoshua es el único que cumplió su venida durante estos años como está escrito en el brit jadasha.

La respuesta judía:
La cita de Sanhedrin 97A no dice así.  Dice:

תנא דבי אליהו ששת אלפים שנה הוי עלמא שני אלפים תוהו שני אלפים תורה שני אלפים ימות המשיח

“El Tana Debe Eliahu enseña: el mundo existirá por seis mil años. En los primeros dos milenios había desolación; dos milenios años la Torah floreció; los próximos dos milenios son días del mesías”
¿Qué dice Tana Eliahu? que del año 1 al 2000 había caos, luego fue dada la Torah y luego vendrá la era mesiánica. Si tomamos la cronología misionera, resulta que Yeshu nació aproximadamente en el año judío 3760… muchos años antes del “4000” que se supone que comienza la era mesiánica según Eliahu.  Y que no digan que es pequeño el margen de error o despreciable, porque un cuarto de milenio no es cosa que se pueda desechar así como si nada.

Pero vemos que ya estamos en el año 5771 y el Mashiaj no ha venido, ¿se equivocó Tana Debe Eliahu? No.  De hecho, confirma que el Mashiaj DEBE nacer después del año 4000 (cosa que Yeshu no cumple), y la traducción “los próximos dos mil son días del mesías” indica que el mesías debe nacer en los milenios sucesivos después del año judío 4000.  Y así lo hará.

Las aguas y el espíritu del Mashiaj

Los misioneros afirman: Cuando la Biblia hace mención de que “el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas,” se ve una referencia al Mesías. El Midrash Rabbah (Midrash Bereshith Rabbah 1:2 y Yalqut, Mechiri del Salmo 139:12) dice en este  contexto, que este era el “espíritu del Mesías,” como está escrito en Isaías 11:2, “Y reposará sobre Él el Espíritu del Señor.”  El espíritu de Iehoshua el mesías es el Espíritu del Padre Celestial.

La respuesta judía:  Para variar, otro texto fuera de contexto. La palabra hebrea Ruaj los misioneros la traducen como “espíritu” para introducir el truco de la “tercera persona de la triunidad”, pero la verdad es que RUAJ significa aire, inspiración, viento.  Cuando el Midrash Rabbah dice que el “espíritu” del mesías se mueve sobre las aguas, lo que está diciendo es que la Inspiración divina (“esp. de D-s”) aletea sobre tohu vabohu haciendo las conexiones que hacen posible maasé bereshit (la obra de la creación).  ¿Qué tiene que ver Mashiaj? Que la creación entera alcanzará la cúspide de su esplendor en los días del mesías.  Por eso es que la Inspiración (ruaj) mesiánica está envuelta en el relato de la creación según el Midrash Rabbah.
No existe eso de trinidad ni de divinidad de un ser humano.

La luz y el Mashiaj

Los misioneros dicen: Las primeras palabras de Dios en la Biblia son: “‘¡Sea la luz!’Y hubo luz. Y vio Dios que la luz era buena.” Pero observamos que no fue sino hasta el cuarto día que Dios creó las “dos grandes lumbreras,” el sol y la luna. Los sabios veían en esto también una alusión al Mesías, de tal suerte que el Midrash  conocido como Pesikhta Rabbah pregunta: “¿De Quién es esta luz que cae sobre la congregación del Señor?” Y contesta: “Es la luz del Mesías.” El Yalqut Shimoni, dice: “Esta es la luz del Mesías, como está escrito en el Salmo 36:9, ‘En tu luz vemos la luz.’”  Esta es la luz de Iehoshua el mashiaj, como él dijo “Yo soy la Luz del Mundo” (Yojanan 8:12).

La respuesta judía: Primero que todo, en ninguna parte de la literatura rabínica se dice que el mesías sea él mismo la luz, como lo dijo Yeshu el orgulloso sobre sí mismo.

El Yalkut Shimoni, sobre Ieshaiah 60 (Remez 499) dice:
בשעה שמלך המשיח בא עומד על גג בית המקדש והוא משמיע להם לישראל ואומר ענוים הגיע זמן גאולתכם, ואם אין אתם מאמינים ראו באורי שזרח
“Cuando el Rey Mashiaj venga, se pondrá de pie sobre el techo del Bet Hamikdash y les dirá a ellos, a Israel, diciendo: humildes, ha llegado el tiempo de la redención, y si no lo creéis, mirad la luz mía que se esparce.”

Todo el pueblo judío estamos encomendados en alumbrar con luz al mundo que se encuentra en una fuerte oscuridad (joshej jazak) como dijo el profeta Ieshaiah (lea detenidamente el capítulo 60).  El mesías, como judío, también recibe ese encargo.
Nada tiene que ver con esas interpretaciones cristianas que no son sino doctrinas de iluminismo gnóstico.  La luz de la Torah y la que se nos fue encomendada para ayudar al mundo nada tiene que ver con egos de semidioses y falsos mesías.
Anteriormente citamos: “y si no lo creéis, mirad la luz mía que se esparce.”  Luego de Yeshu el mundo creyente en él vivió el periodo de oscuridad más grande que haya visto civilización alguna sobre la faz de la tierra, tanto que ése periodo de su historia la llaman “Oscurantismo”.
En resumen, Yeshu no trajo luz para nada, ¿con qué cara los misioneros manipulan nuestros escritos para sostener la evidente falsa mesiandad de ése tal?

La Torah de Moshe y la Torah del Mashiaj

  1. a.    La temporalidad de la Torah

Los misioneros citan: Iehoshua ha Mashiaj no vino a abrogar la Torah sino a escribirla en nuestros corazones quitando los mandamientos que ya no operan mas y esto lo saben los mismos judíos porque en el Talmud (Nezir 50) los rabinos hablan de los días futuros y preguntan “Torah, ¿qué llegará a ser de ti?”.  Esa preocupación por la el dudable futuro de la Torah que hizo que los rabinos judíos llegaran a escribir: “En el futuro los mandamientos serán anulados.” (Niddah 66B). Y Rabi Shimon Ben Eleazar dijo: “Así será en los días del Mesías; no habrá mandamientos de ‘harás’ y ‘no harás’ .” (Shabbat 130A-B).

La respuesta judía es:  Primero, esa cita de Nezir 50 es falsa. Lo que dice es:
אמר ר’ יוסי יאמרו מאיר שכב יהודה כעס יוסי שתק תורה מה תהא עליה
Que traduce: “Comentó Rabbi Iosi: la gente dirá, ‘Meir murió, Iehudá está molesto, Iosei no dice nada, ¿qué será de la Torah?’”
No da indicios de que la Torah sea temporal o vaya a terminar en algún momento.  La Torah es eterna, ninguna mitzvá dejará de existir porque ella misma lo dice: “para vuestras generaciones” “pacto perpetuo”.
Y en Niddah 66B no dice que los mandamientos serán anulados, misioneros mentirosos.
Por último, los misioneros no saben citar el Talmud.  Cuando uno cita un folio no puede decir “A-B”.  O es amud álef (folio A) O ES amud Bet (folio B).  No hay tal cosa como “A-B”.  Con todo, en Masejet Shabat daf 130 amud Alef lo que dice es:
“Fue enseñado, Rabbi Shimon ben Eleazar dijo: cada precepto por el cual se pena con muerte (por su no realización) en los tiempos de los decretos reales, como por ejemplo prohibición de avodah zarah y el mandato de realizar brit milá, ellos (éstos preceptos) aún se mantienen firmemente en sus mentes (de Israel).”

CONTINÚA

Yehoshua, Orfeo y la cruz

Yehoshúa, Orfeo y la Cruz, 
 

Yehoshúa (Yeshua, Yesh”u, o Jesús)  no es la única personalidad que aparece crucificada en la iconografía de una religión. En realidad, hay muchas más.   ¿Por qué la importancia de la cruz en la iconografía religiosa de las religiones indo-europeas antiguas?   Porque tiene un simbolismo astrológico.   

El punto más lejano entre la Tierra y el Sol es el solsticio de invierno, que actualmente acontece el 22 de diciembre en la madrugada, si bien en la antigüedad acontecía el 25 (los tres días que se ha recorrido el fenómeno son consecuencia del margen de error del Calendario Gregoriano, cuyo sistema de ajuste -año bisiesto de 366 días cada cuatro años- es insuficiente).   En el hemisferio norte, se aprecia un fenómeno muy singular que inicia tres días antes del solsticio: parece que el sol se deja de mover en su recorrido Norte-Sur.   Entendámonos: ¿qué es el “recorrido Norte-Sur” del sol? Es una ilusión óptica generada por el movimiento de traslación de la Tierra. La referencia obligada es el punto donde sale el sol al amanecer, sobre el horizonte. Conforme se va acercando el Invierno, ese punto se orienta hacia el sur un poco más cada día, de tal modo que el 22 de diciembre (solsticio de Invierno), el sol aparece al amanecer en su punto más al sur posible. A partir de ese día, la ilusión óptica es que el sol empieza a aparecer cada mañana un poco más hacia el norte, de tal modo que medio año más tarde -en el solsticio de verano- aparece por su punto más al norte posible, y vuelve a comenzar su “regreso” hacia el sur.   Hay que hacer otra observación: en la antigüedad, bajo la creencia de que la Tierra era la que estaba fija y el sol era el que se movía (el famoso esquema de Ptolomeo), la idea es que el sol era quien se movía de norte a sur (hoy sabemos que es completamente al revés, y que dicho “movimiento” es -como ya mencioné- una ilusión óptica).   

Los últimos tres días antes del solsticio de Invierno, el sol surge exactamente en el mismo punto. Por eso, se dice que “se detiene”. Tomando en cuenta que el invierno es, por excelencia, la estación donde la naturaleza está “muerta”, en todas las mitologías se habla de la “muerte del sol” durante estos días.   ¿Dónde “muere” el sol? La constelación en donde aparece el sol al momento del amanecer durante estos tres días es la llamada Cruz del Sur. Por eso, en las mitologías solares -como la de Orfeo- se dice que “el sol muere en la cruz, y permanece muerto durante tres días”.   

En la mañana del solsticio de Invierno, el sol empieza su “regreso” hacia el norte. Eso, para las tradiciones mitológicas de la antigüedad, significa que el sol regresa su camino hacia la vida. En esa mañana, en el momento del amanecer se produce otro interesante fenómeno astronómico: la estrella más visible en el cielo es Cirio (Kyrión), que es seguida en una línea casi recta por las tres estrellas del Cinturón de Orión, formando una suerte de flecha que señala el punto en donde “nace” el sol. Las tres estrellas apuntan hacia el sol desde el Oriente.   Una “estrella del Oriente” seguida por “tres estrellas” para señalar el lugar en donde “nace” el sol.   Si estos datos astronómicos están empezando a sonarles familiares, debo anticipar que todavía faltan más cosas dignas de tomar en cuenta.   Ya dijimos que el “viaje” del sol hacia el norte fue interpretado en las mitologías antiguas como una “regreso” a la vida. ¿En qué momento “triunfa” la vida del sol sobre la muerte? En el equinoccio de Primavera. La razón es, astronómicamente, muy simple: a partir de ese momento, los días empiezan a ser más largos que las noches.   El sol ha vuelto a la vida. Ha “resucitado” (si les interesa el dato, el evento acontece en el mes de abril).   Seis meses después, sucede lo contrario: el sol va en camino de “ocultarse” otra vez, y a partir del equinoccio de otoño, las noches empiezan a ser más largas que los días. El sol está “enterrado”. Esta condición es vista de muchas maneras en las mitologías, y una muy interesante es esta: a sabiendas de que en el solsticio de Invierno el sol va a “nacer” (iniciar su “regreso” hacia el norte para “regalarnos” la primavera), este “encierro” que va desde septiembre hasta diciembre es visto como un “embarazo”: el encierro del sol que se prepara para su nuevo nacimiento.   ¿En qué mes acontece el encierro o embarazo del sol? En septiembre, el mes de Virgo.   La virgen concebirá.   Todos estos elementos son propios de las religiones solares. Por lo tanto, están ausentes por completo del Judaísmo.   En cambio, están perfectamente claros en el Nuevo Testamento:   a) Jesús fue “concebido” por una virgen. b) Jesús nació en un punto señalado por una estrella de Oriente que fue seguida por unos magos también de Oriente (aunque no se diga fecha, para cualquier persona conocedora de mitología solar el dato está muy claro: en la antigüedad, sólo el 25 de diciembre ocurría ese fenómeno en el cielo). c) Jesús murió en una cruz y permaneció muerto durante tres días. d) Jesús resucitó después del equinoccio de Primavera.   No cabe ninguna duda. Estamos ante un mito solar bastante típico.   Los únicos dos puntos de ese esquema que pretenden tener una base en l Judaísmo son el a) y el c), y se apela a Isaías 7:14 y al hecho de que los romanos crucificaron a Jesús.   Pero es un hecho sobradamente claro que Isaías 7:14 JAMÁS habla de una virgen concibiendo. El texto en hebreo dice “LA JOVEN ESTÁ ENCINTA, Y DARÁ A LUZ UN HIJO”. Dice JOVEN, no virgen, y el tiempo verbal es PRESENTE, no futuro. Simplemente, en el Nuevo Testamento se alteró el sentido de este texto para poder incorporarlo a la mitología solar con la que se construyó la personalidad del Jesús cristiano.   Por su parte, la muerte en la cruz es interpretada de un modo radicalmente diferente por el Judaísmo. Para nosotros, esa fue la muerte de los héroes que defendieron a Judea contra el Imperio Romano. Nada más. Si han de resucitar esos héroes, será en el Día Postrero.   Pero el cristianismo -y el Nuevo Testamento- tiene otra óptica: morir en la cruz, morir tres días, sólo para luego resucitar y que triunfe la vida.   Es el mito solar. Por eso, se van a encontrar estos mismos elementos en muchas otras mitologías.

Yehoshua (Yeshu): su ego y megalomanía

Yehoshua (Yeshu): su ego y megalomanía



Todos los seres humanos en cierta medida sufrimos de picos de ego, tenemos complejos, temores, nos sentimos inferiores en algo y superiores en otra cosa… es parte de la naturaleza humana y allí radica nuestro impulso por refinarnos (mejorar los aspectos negativos que tenemos).  Yeshu no fue la excepción, pero la diferencia es que el Ego de Yeshu rayó con un comportamiento psicótico y se volvió el motor detrás de los cristianos y sus misioneros.  Éstos predican supuestamente un Yeshu bueno, ético, predicador itinerante del amor y la paz…  es la cara que usan para atraer a judíos (y no judíos).

Queremos advertir a todo judío que no crea en las palabras misionera.  Ése Yehoshua no es un ejemplo de mansedumbre, ni mericordia, amor o paz.  El Yehoshua (Yeshu) de los cristianos, nazarenos y natzratim (neo-testigos de j-ová hebraizados) fue un falso mesías y un seductor.  En este artículo compararemos porciones de  sus libros a la luz de los conceptos psicológicos del Dr. Adler y descubriremos  uno de los desórdenes psicológicos de este personaje: complejo de superioridad.


Cuenta el Talmud sobre él: “un impúdico”.  Explica Rabi Eleazar que significa que era un mamzer (bastardo, hijo de una relación prohibida).  En el relato del Talmud se dice que Yehoshua no respetaba a los rabinos, ¿la razón de esta conducta? Rabi Akiva sostuvo que era de esperarse pues los “bastardos e hijos de la impureza” actúan así.  [Talmud, masejet Kala, ed. Koronel, pág. 18].

Este hecho es el mismo que el Sefer Toldot Yeshu registra como la raíz de su sentimiento de inferioridad (no expresado externamente):


2:7 Por lo que condujo a la investigación de los antecedentes de Yeshu y encontraron al Raban Shimeon Ben-Shetaj, quien les dijo que Yeshu era un hijo ilegítimo de Yosef Pandira, y después Miriam admitió lo sucedido…
4:1 Entonces Yeshu fue a Beit-Lejem (Belén) donde recolectó a trescientos diex hombres jóvenes de Israel y se proclamó Mashiaj (mesías) e Hijo de D-s.
4:2 Y acusó a los que hablaron sobre su nacimiento… sino que deseó que hablaran de él con grandeza.



El Ego y la Megalomanía de Yeshu en el libro de Lucas:



El ser bastardo pudo ser el desencadenante del Complejo de superioridad en Yeshu, haber sido descubierto como mamzer (bastardo, hijo ilegítimo) y tener que huir a Galilea avergonzado (Sefer Toldot Yeshu 2:8).  Según el sustento del Dr. Adler, el complejo de superioridad sería un mecanismo inconsciente que usó Yeshu para tratar de compensar su sentimiento de inferioridad al verse apenado frente a todos.  

Los evangelios (avongelion), cuidadosamente editados para servir a los deseos del ego, cambiaron lo que nos comenta el Sefer Toldot Yeshu (2:4-8, los sabios descubrieron que era mamzer al investigarle por haberle escuchado hablar mal de Moshe Rabenu) y lo trataron de compensar creando el mito de “el niño sabio de 12 años que fue al Templo y maravilló a los sabios” (Lucas 2:41-52).

Esta fue la semilla que explica el por qué el libro que más se riega en mitos y fantasías de nacimiento es el libro de Lucas (libro del cual continuaremos exponiendo y a quien los neo testigos de jehová hebraizados (natzratim) le cambian el nombre por “Lazar”) [¡Cómo si con eso hicieran de él un buen libro!  Pero bueno, el truco de reeditar y hebraizar los libros cristianos les sirve a sus intereses monetarios y de marketing.  Imagino al pastor Abdiel Frías sermonando: “Oh, hombres! Os presentamos el lucas original, comprádnoslo o si no descargadlo de internet y sucumbid a las creencias de nuestra nueva denominación cristiana… digo, no somos nuevos ni cristianos, somos originales, viejos, sólo que hasta ahora… mmm… esteeeee… en fin ¿vais a comprarlo o no?!].


Cuando inventa el mito del nacimiento, Lucas, fiel discípulo de su maestro Yeshu a través de Pablo, no ahorra fantasías apoteósicas:

  • Su nacimiento es precedido por el de un supuesto profeta, que no sería otro sino su propio primo Juan.
  • Sus supuestos parientes son de la dinastía davídica (con cuatro errores: uno, lo pone descendiente de Natan [3:31] lo cual lo excluye de heredar la corona; dos, contradice la genealogía de Mateo; tres, contradice las genealogías del Tanaj [Crónicas y Reyes]; y cuatro, dice que su relación con José es adoptiva, lo que también desestima su supuesto derecho al trono).
  • Lo anuncia un ángel
  • La prima de su madre dizque casada con un sacerdote de buen rango
  • Su madre es alabada como “bendita entre las mujeres” a lo que aparentemente responde componiendo el “Magníficat” (un poema donde ésta “baja sierva” declara que por siempre todas las generaciones deberán referirse a ella como “bienaventurada”. Lc 4:48-49).



Al llegarle su momento de nacer, la misma apoteosis empalagosa se resiste a acabar: los ángeles lo anuncian a pastores, cantan en el cielo sobre su nacimiento.  Ocho días después (desmintiendo a Mateo, que lo pone como huyendo a Egipto) le da por hacer de su “presentación en el templo” una epifanía con un viejito (Simeón) y una viejita (Ana) imaginariamente recibiendo a través suyo el cumplimiento del deseo de todas sus vidas y donde el primero –como si fuese un personaje sobreactuado de telenovela latina-  se abandona al destino mortal con las palabras:  “ahora, señor, despide a tu siervo en paz porque ya mis ojos han visto la salvación.”


Primera nota: vea el lector cómo Lucas evidencia que no era judío (como ya lo quieren poner nazarenos y mesiánicos) sino que cuando cuenta algo típico judío se excluye a sí mismo:  “para que muchos de Israel se conviertan al Señor D-s de ellos” (1:16),  “los días de la purificación de ellos conforme a la ley de moisés” (2:22), “y enseñaba en las sinagogas de ellos” (4:15).



Todos los relatos de Lucas son por el estilo, hacen énfasis especial en inflar aún más el Ego y la Megalomanía que predicaba Yeshu sobre sí mismo, pues casi todos son propaganda y concluyen imponiéndole fama:

Cuando supuestamente estuvo en la sinagoga de Nazaret (dizque leyendo una haftará que nunca ha sido considerada como tal salvo en el imaginario de Lucas), se proclama a sí mismo como cumplimiento de las profecías, y la gente no lo acepta (primera curiosidad: la gente inmediatamente se refiere a su origen de nacimiento (mamzer, ilegítimo), evento  que Lucas edita y por eso en las biblias cristianas tratan de hacerlo pasar desapercibido tapándolo con la sola frase “¿no es este el hijo de José?”).  ¿Cómo respondió Yeshu? Con una retahíla de que supuestamente ningún profeta es querido en su tierra, y que como ellos no le hacían caso, era porque no eran dignos… que tal vez otros sí le seguirían la corriente.  Todo esto, claro, manipulando a su antojo relatos del Tanaj como el de Naamán y el de la viuda de Zarefat (Sarepta).



En el capítulo 5, cuando supuestamente hace un milagro con un reposo, ¿qué es lo que le pide? Que vaya y se muestre a los sacerdotes “para testimonio a ellos” (v. 14), a lo que Lucas continúa diciendo: “su fama se extendía más y más” (v. 15).  Este prepotente y megalómano no se contentó con hacer sus trucos, sino que quiere ser reconocido por ellos.  No busca nada, excepto fama, que lo aclamen… todo lo que hace lo pone de propaganda religiosa para catapultar su ego.


Cuando lo ponen un paralítico y la gente murmura en contra suya diciendo que es un blasfemo que se adjudica el lugar de D-s para perdonar pecados, ¿qué es lo que respondió este ególatra? “Pues para que sepáis que el hijo del hombre (Yeshu) tiene potestad en la tierra para perdonar pecados”.   Este falso profeta no se excusó de su acto de rebeldía ni por lo menos se inquietó o tuvo la más mínima reflexión o autocrítica, No, sino que se enojó y se autoproclamó como hombre-dios con autoridad para perdonarle a la gente sus pecados.

El ayuno en el judaísmo es un periodo de tiempo usado para reflexionar con el mensaje inherente de que “en estos momentos no es mi cuerpo lo que me mantiene sino mi alma”.  Es usado como reflexión y como una medida de aflicción del alma en su búsqueda por mejorar. En Lc 5:33-39 ¿Qué dice sobre qué dijo Yeshu cuando le preguntaron que por qué ni él ni sus discípulos ayunaban como los de Juan o los judíos piadosos? Se enojó y dijo que como ellos lo tenían a él en la tierra en ese momento, que entonces no necesitaban ayunar.  ¡Qué ego tan grande! Se creía tan autosuficiente que incluso consideraba que su mera presencia física eximía a los que estuvieran a su lado de realizar actos de piedad y reflexión espiritual.


En el capítulo siguiente (Lc 6:1-5) lo ven violando shabat, recogiendo espigas.  Acá no aplica Pikuaj Nefesh (permiso de quebrantar shabat para salvar una vida) como dicen los misioneros…  unos minutitos de hambre mientras  se llega a casa no matan ni ponen en peligro la vida.  ¿Qué responde cuando le preguntan que por qué viola shabat? Se llena de ira, trata –infructuosamente- de hacer como si fuera pikúaj nefesh, pero a sabiendas de lo ridículo de su excusa, termina diciendo que sí, que lo hizo, pero porque “el hijo del hombre es señor del shabat”.


Contento con la seducción que estaba llevando a cabo a fin de extraviar a los hijos de Israel por sus malos caminos, le comenzó a enseñar a la gente sobre sus artes mágicas oscuras y que lo vieran como un fetiche: “y la gente procuraba tocarlo porque salía poder sanador de él” (Lc. 6:19).
Al momento, le dio un ataque extático de arrogancia y se puso a gritar diciéndole a la turba de seducidos que lideraba, que: “bienaventurados seréis… cuando os aborrezcan por cusa del hijo del hombre (Yeshu)”. (Lc. 6:22).
En ese mismo sermón (Lc. 6:46), se dispuso a aumentar el lavado de cerebro de sus seguidores para que le obedecieran fielmente.  Actuó como un líder altanero de secta o culto: 

“¿Para qué me llamáis señor si no hacéis lo que Yo digo?”.


¿Cómo termina Lucas este largo relato? Con más de lo mismo, ego y búsqueda de fama:  “y se extendió la fama de él por toda Judea”. (Lc 7:17).


Cuando Juan envió a sus discípulos a preguntarse sobre si era el mesías o no, este ególatra Yehoshuam, hinchado el ego por su propia altanería, no le quiso responder claramente sino que los despachó de mala gana, les enunció sus “milagros” y los despidió con una petulante frase: “Bienaventurado es aquel que no halle tropiezo en Mí.(Lc. 7:23).

Tan envanecido era, que llegaba a un lugar y sólo ponía atención a sus propios honores y requerimientos.  Según Lucas (7:44-48), supuestamente cierta vez visitó a un fariseo y cuando vio que lo podía hacer, no se reservó en echarle en cara cómo éste no había cumplido con los honores con los que él creía que le correspondían:  “no me diste agua para mis pies… no me diste beso… no ungiste mi cabeza”.    Estoy seguro que usted, querido lector, ha sido huésped alguna vez.  Es de buena educación y una buena medida de piedad según la Torah, que uno como huésped no se ponga con exigencias ni cargue a sus hospedadores con arrogancias.  Si a uno sólo le ofrecen agua, uno recibe el agua con agradecimiento.  Si sólo hay una pequeña cama, el justo se conforma con ello y agradece el gesto hospitalario que tienen para con él.  Pero Yeshu no fue así.  Su mundo giraba en torno a su arrogancia y su falta de agradecimiento.

Continuamos con otra perla de la megalomanía de Yeshu en el libro de Lucas: 

En Lc. 8:19-21 comete uno de los más graves pecados: no honrar a sus padres.  Dice el relato que mientras él estaba en una reunión llegaron su madre y sus hermanos.  Cuando preguntaron por él, ¿qué hizo? Nada.  Desconoció en público a su madre y dijo que su madre y sus hermanos en realidad eran los que le hicieran caso a él.    Esta actitud es totalmente repugnante para la Torah y la ética judía, pues el Kitzur Shuljan Aruj (cap. 143) enseña a poner en tan alto lugar a la Mitzvá de honrar al padre y a la madre, que incluso manda a que si padre o la madre entran en donde está el hijo, éste debe levantarse para rendirle honores.  Un hijo tampoco puede ocupar la silla de sus padres, ni los lugares donde éstos suelen rezar.  Uno no debe contradecir las palabras de su padre, ni siquiera corroborar sus palabras en su presencia (puesto esto hace sentir mal al padre, ¿acaso sus palabras serán válidas sólo por la corroboración de su hijo? No, sino que por sí mismas –por ser del padre- ya merecen honor).  Un hijo que sea regañado por su padres en público –e incluso que sea humillado y escupido- no debe manifestar malestar ni siquiera en gesto.  Incluso si la perona ve a su padre o madre infringiendo la Torah, debe evitar decirles: “estás haciendo mal”, antes debe decirlo como preguntandi “padre/madre, ¿la torah no dice esto y aquello?” a fin de evitar vergüenza a su padre o su madre.


Pero Yeshu no hizo nada de esto, no fue humilde ante su madre que llegó preguntando por él, no acudió a su llamado (la desobedeció) y encima la negó y la puso por vergüenza entre el público (a quien comparó con tanta o igual dignidad como si fueran sus nuevas madres y sus nuevos hermanos).   No solo lo hizo así él, sino que aconsejó a otros a no honrar a sus padres: a uno no lo dejó ir a enterrar a su padre (Lc. 9:59-60) y a otro le prohibió incluso despedirse de los de su casa -incluye sus padres, obviamente- (Lc. 9:61-62).


Dice el Kitzur Shuljan Aruj (cap. 143):

“El castigo por transgredirla (la mitzvá de honrar y temer a padre y madre) es muy grande.  Y aquel que aflige a sus padres ocasiona que la Shejina [Presencia Divina] se separe de él y duros decretos pendan sobre él, así como muchos sufrimientos… Quienquiera que avergüence a su padre o a su madre, aunque sólo sea con simples palabras o gestos, está incluido entre aquellos a quienes el Todopoderoso ha maldecido.”



En Lc. 9 (v. 23) se relata una de las grandes exclamaciones de Ego y Arrogancia de Yeshu:

“Si alguno quiere venir EN POS DE MI… todo el que pierda su vida POR MI CAUSA, la salvará.”  

Para él, él y nadie más es digno de ocupar todo lugar de dignidad entre su gente.  A este periodo de orgullo enfermizo es al que pertenecen todas sus famosas frases ególatras que constan en el resto de gilionim, por ejemplo: “yo soy el camino, nadie va al Padre sino por MI”, “yo soy la fuente, el que de MI bebe no tendrá sed jamás”.


Conforme continúa el relato de Lucas, el orgullo y el ego de Yeshu se van apoderando más de la escena, y los episodios de violencia arrogante se hacen más usuales.


Este Falso profeta y Mesit (seductor, instigador) llegó al colmo de ponerse como intermediario entre D-s y los seres humanos, y con voz desafiante amenazó a sus seguidores sobre el peligro de traicionarle so pena de ser maldecirlos cuando estuvieran en el más allá:

“el que se avergüence de MI, de éste me avergonzaré cuando venga en mi gloria” (Lc. 9:26).

Yeshu, sectario, ególatra e irascible, tampoco se contuvo a la hora de cometer abuso psicológico contra sus oyentes y –cual Hitler- usar su retórica para maldecir a quienes no le creyeran o quienes no se dejaran seducir por sus supuestos milagros:

“Ay de ti, Corazín!…  Ay, de ti, Betsaida!…  el juicio será más tolerable para Sidón que para vosotras!  Y tú, Cafarnajum… hasta el Hades serás abatida! … el que me desecha A MI, desecha al que me envió.”  (Lc. 10:13-16)



En represalia, ya no se dirige a “su padre” como fuente de poder, sino que se proclama a sí mismo como la autoridad suprema para empoderar a sus discípulos  en la realización de brujerías y misticismos de su estilo:

“He aquí, YO OS DOY POTESTAD…” (Lc. 10:19).



Y vuelve a caer en un ataque de éxtasis megalómano:

“En esa misma hora se regocijó en el espíritu, y dijo:… Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo (Yeshu mismo) lo quiera revelar.”  (Lc. 10:21,22).



Este es uno de los discursos más largos de Yeshu en el avongelion de Lucas, que va hablando de todo mientras se va regodeando en sus ínfulas y delirios.  Luego de un receso, la gota que colmó la copa fue cuando le preguntaron que por qué acababa de comer sin netilat yadaim como fue ordenado por Shelomo, Eliahu hanavi y luego las takanot de Shamai.  Yeshu explotó en cólera al verse corregido en público (él lo vio como un desafío) y comenzó a gritar lanzando ayes y maldiciones contra los perushim (fariseos) y los sabios de la Torah.

Podríamos juntos continuar exponiendo mucho más al respecto y llegaríamos a hablar de cómo Yeshu por orgullo calculó incluso sostener el lavado cerebral de sus seguidores en caso de que él fuese muerto,  creando un tipo mesiánico que imitara de cierto modo la forma de otro falso mesías de su época que fue una inspiración para él, Simón de Perea, de quien sus seguidores decían que era el “sufriente mesías que resucita al tercer día”; pero nos basta por el momento.

Para concluir, resumimos que Yehoshua/Yeshu fue un instigador a la avodah zarah, un falso profeta y un falso mesías, cuyo ego fue tan grande y tan contundente que dejó marcados a sus seguidores, quienes lo convirtieron con el correr de los siglos en “El Mesías” y algunos incluso lo vieron como un dios encarnado.

Los misioneros continúan predicando una falsa humildad y bondad tomando como modelo a Yeshu, cuando lo que en realidad sucede es que siguen haciendo de ése ego (el de Yeshu) un modelo para el ego de ellos, tratando de seducir a los judíos a creer en ése falso, y así como hizo Yeshu, ahora  tratan de censurar, amenazar y dañar a todos los que nos oponemos a su avodah zarah.




El ejemplo de ego y violencia que dejó en sus seguidores:


Mesianicos/nazarenos atacando judíos: