¿Pesikta Rabbati?

PESIKTA RABBATI 36:2

SERIE: DESMINTIENDO PROPAGANDA MISIONERA



Ya hemos publicado acá varias supuestas citas de literatura rabínica que son usadas por los misioneros para sus propagandas, y las hemos desmentido. La mayoría las sacan de los libros de Risto Santala (que ya suficiente han quedado desenmarcaradas y desmentidas) o de otras obras por el estilo.
Como la máquina de propaganda misionera no se detiene, vamos a iniciar una nueva serie de artículos llamados “Serie: Desmintiendo propaganda misionera”, donde les vamos a presentar diversas supuestas citas que son usadas por ellos y por qué se tratan de falsificaciones, malas traducciones o simplemente de manipulación de la fuente.



1. Pesikta Rabati 36:2

Dicen los misioneros:



Respuesta:

Primero miren la fecha en la que se escribió el libro (siglo IX EC) y habla de la venida del mesías en futuro, es decir, no había venido para esa época. Por tanto no te sirve para tratar de señalar a Yeshu puesto que para ese siglo él hace mucho había muerto.

Pero sigamos: la literatura rabínica habla de que en los últimos tiempos habrá un ungido (mashiaj) guerrero llamado “mashiaj ben yosef” o “mashiaj ben Efraim” (porque desciende de José a través de Efraim). Él será enviado 7 años antes de que venga el Mashiaj Ben David y le corresponderá organizar el ejército israelí para enfrentarse en la guerra de Gog uMagog. Primero su misión será muy exitosa, pero llegará a un punto cuando todo el panorama cambie y la situación se le vuelva contraria, ahí es cuando habla de los sufrimientos que tiene que soportar.
La cita de Pesikta Rabati presenta un diálogo, ocurre en el cielo, y Hashem acaba de presentar al mashiaj ben yosef al ángel satán y a los ángeles de cada nación del mundo.

Sabiendo este contexto, leamos entonces lo que dice en realidad la cita:

“El Santo Bendito Él, dirá: “él es el mesías y su nombre es Efraim, Mi justo mesías, quien se levantará a sí mismo y a su generación, y quien iluminará los ojos de Israel y librará a su pueblo; y ninguna nación o pueblo podrán hacerle frente como está dicho (Salmos 89:23-24)…”


Luego D-s le explica al mesías ben yosef por qué habrá un momento en el cual comience a sufrir derrotas militares porque gente dentro de sus filas cometerá transgresiones, pecados y errores, continúa diciendo Pesikta Rabati:

“El Santo Bendito Él, le dirá en detalle qué es lo que le sucederá a él: “hay ciertas almas que han sido puestas contigo bajo mi trono, y con esos pecados tú te doblarás como bajo un yugo de hierro, y harán que tus ojos se vuelvan como los de un ternero oscurecido por el sufrimiento, y se ahogará tu espíritu como por un yugo. Por causa de las transgresiones de esas almas, tu lengua se pegará al paladar; ¿estás dispuesto a aceptar éstas cosas?
El mesías entonces le preguntará al Santo Bendito Él: ¿cuántos años durarán mis sufrimientos?
El Santo Bendito Él le responderá: “(Juro) por mi vida y la vida de mi cabeza, que es un periodo de 7 años el que he decretado para ti. Pero si tu alma se aflige por esta visión de sufrimiento, habré de desvanecer esas almas transgresoras en un momento”


Entonces continúa relatando Pesikta Rabati cómo el mashiaj ben yosef acepta de buena voluntad esos 7 años de tropiezos y sufrimientos, con tal que luego todos los que están vivos sigan estando vivos y todos los que murieron (por todas las causas) puedan experimentar la resurrección de los muertos cuando llegue la era mesiánica que trae el mashiaj ben David:

“Y el mesías le responderá: “Amo del Universo, con alegría en mi alma y delicia en mi corazón, tomaré esos sufrimientos sobre mí, a condición de que ninguna persona de Israel perezca (más, en la guerra), y que lo que estén vivos en mis días no mueran, y que también los que ya murieron, que murieron desde los días de Adam hasta el momento de la geulá (la redención, la venida del mashiaj ben david al cabo de esos 7 años), y (no sólo los muertos sino) también los abortados, y (no sólo esos sino) también los de las almas que tu has creado y que no vinieron al mundo. Esta cosa deseo y estoy dispuesto a tomar mis sufrimientos”


Como pueden ver, no se habla de sufrimiento expiatorio ni vicario. No cabe por ningún lado la idea de sufrimiento que presenta el NT.



El que desee leer el libro lo puede encontrar acá:  http://www.daat.ac.il/daat/vl/tohen.asp?id=374