El paralítico: Yeshu contra la Torá

El paralítico de Betesda: Yeshu contra la Torá

Estanque de Betesda





Un episodio muy popular de los libros cristianos ocurre en el estanque de Betesda.  Se trata de la historia de curación de un paralítico que recoge el evangelio de Juan capítulo 5:


 

 

1 Algún tiempo después, se celebraba una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén. 2 Había allí, junto a la puerta de las Ovejas, un estanque rodeado de cinco pórticos, cuyo nombre en arameo es Betzatá. 3 En esos pórticos se hallaban tendidos muchos enfermos, ciegos, cojos y paralíticos. 5 Entre ellos se encontraba un hombre inválido que llevaba enfermo treinta y ocho años.6 Cuando Jesús lo vio allí, tirado en el suelo, y se enteró de que ya tenía mucho tiempo de estar así, le preguntó:—¿Quieres quedar sano?7 —Señor —respondió—, no tengo a nadie que me meta en el estanque mientras se agita el agua, y cuando trato de hacerlo, otro se mete antes.8 —Levántate, recoge tu camilla y anda —le contestó Jesús.9 Al instante aquel hombre quedó sano, así que tomó su camilla y echó a andar. Pero ese día era sábado. 10 Por eso los judíos le dijeron al que había sido sanado:—Hoy es sábado; no te está permitido cargar tu camilla.11 —El que me sanó me dijo: “Recoge tu camilla y anda” —les respondió.

Texto de la Nueva Versión Internacional –NVI-)





Es día de shabat y el relato indica que Yeshu ordenó a un paralítico cargar su camilla a pesar del día (v. 9).



Podemos preguntarnos ¿qué tiene de malo que un pobre hombre cargue su camilla en shabat? Eso nos remite a estudiar qué actividades son permitidas y cuáles no lo son en shabat.   Bien, como sabemos la Torá dice que hay que abstenerse en shabat de un cierto tipo de labores que se denominan “melajot” (singular: “melajá”) (Shemot -Exodo- 20:9) y ella luego cuando menciona las actividades del mishkán las trata como “melajá”.



Ahora bien, la halajá determina que cargar una cosa de un dominio público a uno privado y viceversa, es una “melajá” y por tanto está prohibida en shabat. Eso es mandato de la Torá.

La halajá tiene sus bases en la Torá, no son inventos de hombres ¿dónde tenemos una prueba de que Hashem apoya esa halajá y la considera como dicha por Él mismo? leemos en Irmiá -Jeremías- 17:21-22 que dice:

כֹּה אָמַר ה, הִשָּׁמְרוּ בְּנַפְשׁוֹתֵיכֶם; וְאַל-תִּשְׂאוּ מַשָּׂא בְּיוֹם הַשַּׁבָּת, וַהֲבֵאתֶם בְּשַׁעֲרֵי יְרוּשָׁלִָם 

 

וְלֹא-תוֹצִיאוּ מַשָּׂא מִבָּתֵּיכֶם בְּיוֹם הַשַּׁבָּת, וְכָל-מְלָאכָה לֹא תַעֲשׂוּ; וְקִדַּשְׁתֶּם אֶת-יוֹם הַשַּׁבָּת, כַּאֲשֶׁר צִוִּיתִי אֶת-אֲבוֹתֵיכֶם 



“Esto dice Hashem: guarden esto por el bien de sus almas, y no lleven cargas en shabat, ni las traigan por las puertas de Jerusalem; ni las saquen de sus casas en día de shabat, y no hagan ninguna melajá [un tipo específico de trabajo], sino santifiquen el día de shabat tal como mandé a sus padres




¿Cómo lo ven? una halajá, y Hashem la trata como si la hubiera dicho ÉL MISMO! (“…tal como mandé a sus padres”).



En resumen, estamos ante un caso en el cual Yeshu ordenó a una persona violar la Torá, hacer una melajá en shabat! Sólo una persona que no ame la Torá o que no sea educada podría hacer eso. ¿Cuál de las dos fue Yeshu? ¿ambas?








_____________________________________________
 
ANEXO: ¿QUÉ ES “MELAJÁ”?


Dice la Torá (Éxodo 20:9):
וְיוֹם,
הַשְּׁבִיעִי–שַׁבָּת, לַה אֱלֹהֶיךָ: לֹא-תַעֲשֶׂה כָל-מְלָאכָה אַתָּה
וּבִנְךָ וּבִתֶּךָ, עַבְדְּךָ וַאֲמָתְךָ וּבְהֶמְתֶּךָ, וְגֵרְךָ, אֲשֶׁר בִּשְׁעָרֶיךָ
Que traduce:
“Pero el séptimo día es shabat para Hashem tu D-s, 
no
harás ninguna melajá (לֹא-תַעֲשֶׂה כָל-מְלָאכָה), tú, ni tu hijo, ni tu hija ni tu siervo
ni tu sierva, ni tu animal ni el naturalizado que está dentro de tus
puertas”
 
Debemos entonces preguntarnos ¿qué es melajá?
Melajá viene de “Melejet majshevet” (labor
especializada). Mal haríamos si catalogamos al azar o por capricho una labor
como melajá o no; debemos ir al texto de la Torá para buscar en ella la
referencia de cuándo se dice que un trabajo determinado es “melajá” y
cuándo no lo es.
Bien, leemos en Exodo 35:30-33:
וַיֹּאמֶר
מֹשֶׁה אֶל-בְּנֵי יִשְׂרָאֵל,
רְאוּ קָרָא ה בְּשֵׁם,
בְּצַלְאֵל בֶּן-אוּרִי בֶן-חוּר, לְמַטֵּה יְהוּדָה
וַיְמַלֵּא
אֹתוֹ, רוּחַ אֱלֹהִים, בְּחָכְמָה
בִּתְבוּנָה וּבְדַעַת, וּבְכָל-מְלָאכָה
וְלַחְשֹׁב,
מַחֲשָׁבֹת–לַעֲשֹׂת בַּזָּהָב וּבַכֶּסֶף, וּבַנְּחֹשֶׁת
וּבַחֲרֹשֶׁת
אֶבֶן לְמַלֹּאת, וּבַחֲרֹשֶׁת עֵץ; לַעֲשׂוֹת, בְּכָל-מְלֶאכֶת מַחֲשָׁבֶת
“Y Moshé les dijo a los hijos de Israel: ‘Vean, el Eterno ha
llamado por nombre a Betzalel hijo de Uri hijo de Jur, de la tribu de Iehudá.
Lo ha colmado con Espíritu Divino. En sabiduría, en raciocinio y en
conocimiento [para permitirle realizar] toda clase de melajá (כָל-מְלָאכָה ). Para confeccionar diseños, para
trabajar en oro, en plata y en cobre; en el corte de piedras para engarzar y en
el tallado de la madera; para realizar toda clase de melejet majshevet (מְלֶאכֶת מַחֲשָׁבֶת )”
 
Acá la Torá a las labores del Mishkán las llama
“Melajá”. Entonces, seguimos preguntando: ¿qué labores eran las del
mishkán?
Y la respuesta es: 39 tipos de labores eran las del mishkán,
y son las siguientes:
A. Las labores “necesarias para hacer el pan”:
1. חורש
– arar
2. זורע
– sembrar
3. קוצר
– segar
4. מעמר
– cosechar
5. דש
– trillar
6. זורה
– aventar
7. בורר
– seleccionar
8. טוחן
– moler
9. מרקד
– cernir
10. לש
– amasar
11. אופה
– hornear
B. Las labores necesarias para el procesamiento de lana:
12. גוזז
– esquilar
13. מלבן
– blanquear
14. מנפץ
– peinar el material crudo
15. צובע
– teñir
16. טווה
– hilar
17. מיסך
– proceso de tejido
proceso de tejido עושה
בבתי נירין .18
19. אורג
– proceso de tejido
20. פוצע
– proceso de tejido
21. קושר
– atar un nudo
22. מתיר
– desatar un nudo
23. חופר
– coser
24.לתפור
מנת על קורע – rasgar con el objetivo de coser
C. Las labores necesarias para el procesamiento de los
cueros para el recubrimiento del mishkán:
25. צד
– cazar
26. שוחט
– carnear
27. מפשיט
– desollar
28. מעבד
– curtir
29. משרטט
– marcar líneas
30. ממחק
– raspar para borrar
31. מחתך
– cortar de acuerdo a un tamaño o a una forma
D. Las labores necesarias para indicar cómo armar y desarmar
los tablones (cada tabla del mishkán estaba marcada, si había un error, se
borraba la marca y se re-marcaba para que fuera puesta en otro lugar):
32. כותב
– escribir
33. מוחק
– borrar
E. Las labores necesarias para acomodar y desarmar los
tablones del mishán:
34. בונה
– construir
35. סותר
– demoler
36. בפטיש
מכה – El golpe de
martillo (el toque final o la terminación de la melajá). El herrero golpeaba
con su martillo sobre el bloque (yunque) o sobre el objeto que se había
terminado de realizar para enderezarlo al terminar su melajá.
F. Las labores necesarias para preparar las tinturas y las
fundiciones del mishkán:
37. מכבה
– extinguir un fuego
38. מבעיר
– encender un fuego
G. La labor de transferir los tablones del mishkán desde una
carreta (dominio privado) hasta su lugar de fabricación o emplazamiento (dominio
público), y viceversa:
39. הוצאה
– llevar o mover un objeto de un dominio a otro
Y es esta última la que viene a nuestro ejemplo.

 

Ahora, hay que tener siempre presente que en este tema que estamos
hablando vemos que D-s por medio del profeta Jeremías (17:21-22) está avalando
muy claro que cargar de un dominio privado a uno público (y viceversa) es una
melajá y que está prohibida en shabat.