¿Yeshu en la literatura rabínica?

¿Yeshu en la literatura rabínica? Parte 1

Por Itzjak ben Avraham. 

Una vez que fracasó el intento de adjudicarle cumplimientos proféticos a Yeshu, los misioneros generaron otra estrategia: tratar de ir a las literatura judía para hacer lo mismo que hicieron con los profetas: mentir, torcer, manipular, cambiar textos… todo con el objetivo de defender lo indefendible: la mesiandad de Yeshu.
Vamos entonces a responder a estas novedosas “reclamaciones”… ya no saben qué inventar!

La tradición de Eliahu: los seis mil años

Los misioneros citan: Sanhedrin 97A  dice: “La tradición de Elías enseña que el mundo ha de existir por seis mil años; En los primeros dos mil habría desolación; en los dos mil siguientes prosperará la Torah y los siguientes dos mil son los días del Mesías, pero a causa de nuestros pecados, que fueron grandes, salieron las cosas como salieron.” Por eso Iehoshua es el único que cumplió su venida durante estos años como está escrito en el brit jadasha.

La respuesta judía:
La cita de Sanhedrin 97A no dice así.  Dice:

תנא דבי אליהו ששת אלפים שנה הוי עלמא שני אלפים תוהו שני אלפים תורה שני אלפים ימות המשיח

“El Tana Debe Eliahu enseña: el mundo existirá por seis mil años. En los primeros dos milenios había desolación; dos milenios años la Torah floreció; los próximos dos milenios son días del mesías”
¿Qué dice Tana Eliahu? que del año 1 al 2000 había caos, luego fue dada la Torah y luego vendrá la era mesiánica. Si tomamos la cronología misionera, resulta que Yeshu nació aproximadamente en el año judío 3760… muchos años antes del “4000” que se supone que comienza la era mesiánica según Eliahu.  Y que no digan que es pequeño el margen de error o despreciable, porque un cuarto de milenio no es cosa que se pueda desechar así como si nada.

Pero vemos que ya estamos en el año 5771 y el Mashiaj no ha venido, ¿se equivocó Tana Debe Eliahu? No.  De hecho, confirma que el Mashiaj DEBE nacer después del año 4000 (cosa que Yeshu no cumple), y la traducción “los próximos dos mil son días del mesías” indica que el mesías debe nacer en los milenios sucesivos después del año judío 4000.  Y así lo hará.

Las aguas y el espíritu del Mashiaj

Los misioneros afirman: Cuando la Biblia hace mención de que “el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas,” se ve una referencia al Mesías. El Midrash Rabbah (Midrash Bereshith Rabbah 1:2 y Yalqut, Mechiri del Salmo 139:12) dice en este  contexto, que este era el “espíritu del Mesías,” como está escrito en Isaías 11:2, “Y reposará sobre Él el Espíritu del Señor.”  El espíritu de Iehoshua el mesías es el Espíritu del Padre Celestial.

La respuesta judía:  Para variar, otro texto fuera de contexto. La palabra hebrea Ruaj los misioneros la traducen como “espíritu” para introducir el truco de la “tercera persona de la triunidad”, pero la verdad es que RUAJ significa aire, inspiración, viento.  Cuando el Midrash Rabbah dice que el “espíritu” del mesías se mueve sobre las aguas, lo que está diciendo es que la Inspiración divina (“esp. de D-s”) aletea sobre tohu vabohu haciendo las conexiones que hacen posible maasé bereshit (la obra de la creación).  ¿Qué tiene que ver Mashiaj? Que la creación entera alcanzará la cúspide de su esplendor en los días del mesías.  Por eso es que la Inspiración (ruaj) mesiánica está envuelta en el relato de la creación según el Midrash Rabbah.
No existe eso de trinidad ni de divinidad de un ser humano.

La luz y el Mashiaj

Los misioneros dicen: Las primeras palabras de Dios en la Biblia son: “‘¡Sea la luz!’Y hubo luz. Y vio Dios que la luz era buena.” Pero observamos que no fue sino hasta el cuarto día que Dios creó las “dos grandes lumbreras,” el sol y la luna. Los sabios veían en esto también una alusión al Mesías, de tal suerte que el Midrash  conocido como Pesikhta Rabbah pregunta: “¿De Quién es esta luz que cae sobre la congregación del Señor?” Y contesta: “Es la luz del Mesías.” El Yalqut Shimoni, dice: “Esta es la luz del Mesías, como está escrito en el Salmo 36:9, ‘En tu luz vemos la luz.’”  Esta es la luz de Iehoshua el mashiaj, como él dijo “Yo soy la Luz del Mundo” (Yojanan 8:12).

La respuesta judía: Primero que todo, en ninguna parte de la literatura rabínica se dice que el mesías sea él mismo la luz, como lo dijo Yeshu el orgulloso sobre sí mismo.

El Yalkut Shimoni, sobre Ieshaiah 60 (Remez 499) dice:
בשעה שמלך המשיח בא עומד על גג בית המקדש והוא משמיע להם לישראל ואומר ענוים הגיע זמן גאולתכם, ואם אין אתם מאמינים ראו באורי שזרח
“Cuando el Rey Mashiaj venga, se pondrá de pie sobre el techo del Bet Hamikdash y les dirá a ellos, a Israel, diciendo: humildes, ha llegado el tiempo de la redención, y si no lo creéis, mirad la luz mía que se esparce.”

Todo el pueblo judío estamos encomendados en alumbrar con luz al mundo que se encuentra en una fuerte oscuridad (joshej jazak) como dijo el profeta Ieshaiah (lea detenidamente el capítulo 60).  El mesías, como judío, también recibe ese encargo.
Nada tiene que ver con esas interpretaciones cristianas que no son sino doctrinas de iluminismo gnóstico.  La luz de la Torah y la que se nos fue encomendada para ayudar al mundo nada tiene que ver con egos de semidioses y falsos mesías.
Anteriormente citamos: “y si no lo creéis, mirad la luz mía que se esparce.”  Luego de Yeshu el mundo creyente en él vivió el periodo de oscuridad más grande que haya visto civilización alguna sobre la faz de la tierra, tanto que ése periodo de su historia la llaman “Oscurantismo”.
En resumen, Yeshu no trajo luz para nada, ¿con qué cara los misioneros manipulan nuestros escritos para sostener la evidente falsa mesiandad de ése tal?

La Torah de Moshe y la Torah del Mashiaj

  1. a.    La temporalidad de la Torah

Los misioneros citan: Iehoshua ha Mashiaj no vino a abrogar la Torah sino a escribirla en nuestros corazones quitando los mandamientos que ya no operan mas y esto lo saben los mismos judíos porque en el Talmud (Nezir 50) los rabinos hablan de los días futuros y preguntan “Torah, ¿qué llegará a ser de ti?”.  Esa preocupación por la el dudable futuro de la Torah que hizo que los rabinos judíos llegaran a escribir: “En el futuro los mandamientos serán anulados.” (Niddah 66B). Y Rabi Shimon Ben Eleazar dijo: “Así será en los días del Mesías; no habrá mandamientos de ‘harás’ y ‘no harás’ .” (Shabbat 130A-B).

La respuesta judía es:  Primero, esa cita de Nezir 50 es falsa. Lo que dice es:
אמר ר’ יוסי יאמרו מאיר שכב יהודה כעס יוסי שתק תורה מה תהא עליה
Que traduce: “Comentó Rabbi Iosi: la gente dirá, ‘Meir murió, Iehudá está molesto, Iosei no dice nada, ¿qué será de la Torah?’”
No da indicios de que la Torah sea temporal o vaya a terminar en algún momento.  La Torah es eterna, ninguna mitzvá dejará de existir porque ella misma lo dice: “para vuestras generaciones” “pacto perpetuo”.
Y en Niddah 66B no dice que los mandamientos serán anulados, misioneros mentirosos.
Por último, los misioneros no saben citar el Talmud.  Cuando uno cita un folio no puede decir “A-B”.  O es amud álef (folio A) O ES amud Bet (folio B).  No hay tal cosa como “A-B”.  Con todo, en Masejet Shabat daf 130 amud Alef lo que dice es:
“Fue enseñado, Rabbi Shimon ben Eleazar dijo: cada precepto por el cual se pena con muerte (por su no realización) en los tiempos de los decretos reales, como por ejemplo prohibición de avodah zarah y el mandato de realizar brit milá, ellos (éstos preceptos) aún se mantienen firmemente en sus mentes (de Israel).”

CONTINÚA