El odio de Pablo de Tarso a Israel

El odio del “Rav” Saulo de Tars”u -Pablo de Tarso- hacia Israel.
He dicho a un buen número de mesianicos que Pablo de Tarso tenía una opinión tan deformada y tan mala del pacto del Eterno con Israel –que es la señal del pacto de la circuncisión (b’rit mila)- que él deseó que el cuchillo para circuncidarlo resbalara y cortara su pene. ¡Ellos se han asombrado mucho y de inmediato respondieron que nunca habían leído tal cosa de Pablo!  Probablemente no han sabido esto. Las Biblias cristianas en español que ellos han leído, no traducen con toda claridad el texto en griego y quizás de manera deliberada tratan de disfrazar el deseo sin amor de Pablo. Aquí están dos citas de la literatura paulina que muestran su odio a los judíos y su aparente aceptación del pacto.
A continuación, la traducción literal con los números de referencia de la  Concordancia de Strong incluyendo los números para ayudar en su verificación a los cristianos. También se ha conservado las notas al texto bíblico original:
Traducción al español Concordancia de Strong Original Griego
10 Tengo la confianza en usted por el  Señor que no será pensada ninguna otra cosa: pero él que perturba a ustedes  cargará con su juicio, quienquiera él sea.  11 ¿Pero yo, hermanos, si aún predico la circuncisión, por qué aún sufro la persecución? Entonces el escándalo de la cruz se acabó. 12 Ojalá fueran mutilados aquellos quienes los perturban.
-Gálatas 5
10 Yo <1473> confío <3982> en <1519> ustedes <5209> a través de  <1722> el Señor <2962>, que <3754> será <5426> <0> ninguna <3762> otra cosa <243> pensada <5426>: pero <1161> él que perturba <5015> a ustedes<5209> cargará  con <941> su juicio <2917>, quienquiera <3748> él sea<302>  <5600>. 11 ¿Pero  <1161> yo <1473>, hermanos <80>, si <1487> yo<2784> <0> aún <2089> predico <2784> la circuncisión <4061>, por qué <5101> <1377> <0> aún <2089> sufro  persecución <1377>? Entonces <686> es <2673> <0> el escándalo <4625> de la cruz <4716> acabado <2673>. 12  Ojalá <3785 ellos fueran<609> <0> incluso<2532> mutilados < 609> quien perturba <387> (5723) a  ustedes <5209>.
 10 ἐγὼ πέποιθα εἰς ὑμᾶς ἐν Κυρίῳ ὅτι οὐδὲν ἄλλο φρονήσετε· ὁ δὲ ταράσσων ὑμᾶς βαστάσει τὸ κρίμα, ὅστις ἂν ᾖ. 11 ἐγὼ δέ, ἀδελφοί, εἰ περιτομὴν ἔτι κηρύσσω, τί ἔτι διώκομαι; ἄρα κατήργηται τὸ σκάνδαλον τοῦ σταυροῦ. 12 ὄφελον καὶ ἀποκόψονται οἱ ἀναστατοῦντες ὑμᾶς.
La traducción bíblica literal muestra que la expresión real para “ellos aún hasta fueran cortados” en el KJV (apokoptw apokoptO) significa “amputar” mientras que el Thayers Lexicon (usado por los cristianos) traduce ” ophelon kai apokospontai – ojalá que ellos (quienes impulsan la necesidad de circuncisión no sólo se circunciden, sino) hasta se mutilen (o cortaran sus partes privadas)….” Una mejor traducción es “Yo deseo que aquellos que angustian a ustedes deberían amputarse ellos mismos.” = Yo deseo que los circuncisos se corten sus penes.
Pablo sostiene que la circuncisión era lo mismo que una mutilación o castración:
Traducción al español Concordancia de Strong Original Griego
2 Tengan cuidado de los perros, tengan cuidado de los obreros de maldad, tengan cuidado de la mutilación. 3 Ya que nosotros somos la circuncisión, quienes adoramos a Dios en el espíritu, y nos regocijamos en Cristo  Jesús, y no tenemos ninguna confianza en la carne.
-Filipenses 3
2 Tengan cuidado <991> de los perros <2965>, tengan cuidado <991> de la maldad <2556> obreros <2040>, tengan cuidado <991> de la mutilación <2699>. 3 Porque <1063> nosotros <2249> somos <2070> la circuncisión <4061>, quienes <3588> adoramos  a<3000> Dios <2316> en el espíritu <4151>, y <2532> nos regocijamos <2744> en <1722> Cristo <5547> Jesús <2424>, y <2532> no tenemos <3982> <0> ninguna <3756> confianza <3982> en <1722> la carne <4561>.
 2 Βλέπετε τοὺς κύνας, βλέπετε τοὺς κακοὺς ἐργάτας, βλέπετε τὴν κατατομήν· 3 ἡμεῖς γάρ ἐσμεν ἡ περιτομή, οἱ Πνεύματι Θεοῦ λατρεύοντες καὶ καυχώμενοι ἐν Χριστῷ Ἰησοῦ καὶ οὐκ ἐν σαρκὶ πεποιθότες,
Aquí la palabra dada como “la concisión” es en Griego katatomh. Esto significa “cortar, mutilar”. Pero no sólo esto, él se burla de la circuncisión en un juego de palabras odioso sobre peritomh, la palabra griega para la circuncisión. ¿Es sorprendente cuándo él llama aquellos que están en el pacto con Di”s según Su mandamiento de circuncisión (como la señal entre Él y los Bene Israel) “perros” ” y los “trabajadores del mal “? ¡Entonces él repite que la circuncisión, en contra de la Palabra de Di”s mismo, no significa nada! Él proclama que los  incircuncisos sustituyan al Pueblo de Israel.
¿Qué tipo de persona, conociendo la escritura y los mandamientos de Dios alguna vez podría decir tales cosas? Ninguno.
Pero los gentiles sostuvieron tales creencias. Ellos vieron la circuncisión como una mutilación y una deformidad. Los judíos no podían participar en los juegos Olímpicos porque ellos eran deformes. Louis Feldman (judíos y Gentiles en el Mundo Antiguo) dice que de todas las diferencias con los judíos, la circuncisión era la única práctica que no tenía ningún admirador o defensor pagano (p. 158). Pablo era parte del odio de los gentiles hacia la circuncisión, y sabía que él no podía obtener seguidores siendo fiel a Dios.
El mundo de Pablo era el mundo de los gentiles, no el mundo de los judíos y de Israel. Se conocía que algunas personas helenísticas de origen judío no realizaban la circuncisión sobre sus hijos y para que de este modo se  asimilaran a la civilización de los gentiles y abandonaran el pacto. Ellos se establecieron así en el mundo helenístico, tal como en Tarso, en Cilicia, donde Pablo fue aclamado significativamente. ¿Fue el padre de Pablo un judío que había hecho esto? ¿Cómo fue que él recibió la ciudadanía romana? Otros practicaron el epispasmo, o el estiramiento del prepucio restante de regreso sobre el glande del pene para disfrazar su circuncisión. ¿Cómo habrá hecho Pablo, siendo (supuestamente) un judío que honra a su padre? ¿Dio él  la espalda a la herencia dada a sus padres, siguiendo la apostasía de un padre asimilado, o enseñando a todos a deshonrar a Dios el Padre, describiendo Su camino como una mutilación? Se hizo evidente de esto que Pablo era incapaz “de guardar la Torah  ” y entonces él la condenó.
Antiguas creencias que circulaban en el Mediterráneo se divulgaba que Pablo no era judío. Una historia judía (mencionada por Hyam Maccoby) cuenta que Pablo era un gentil quien buscó la conversión para hacer la corte a la hija de un sacerdote –cohen-. Pero ella lo rechazó. En la cultura helenística de Pablo habría sido muy humillado simplemente por ser un “apella” — sin un prepucio, y es bien conocido que la circuncisión era un obstáculo enorme para los gentiles quienes llegaron a sentir gran temor hacia HaShem. Uno podría pensar que esto era debido al dolor relacionado  con la circuncisión. Y eso que incluso algunos cristianos llegaron más tarde a castrarse “para su dios”.  La mutilación corporal como el piercing, la marcación, el tatuaje, y hasta la desmembración no era desconocida entre los paganos. Pablo y sus seguidores eran adversos al hostigamiento cultural por la práctica judía sumamente criticada de la circuncisión. No era el dolor, lo que los asustó, era  la vergüenza de haberse asociado demasiado con el Judaísmo, lo que los asustó.
Si Pablo hubiera sufrido una práctica tan humillante de aplicarse la circuncisión judía para ganarse a una mujer, quien a su turno no quiso que él hiciera nada con él, esto explicaría el odio sicótico de Pablo hacia la circuncisión y otras prácticas judías. Esto también explicaría su opinión singular hacia las mujeres y el sexo, como una debilidad, y las veía como un obstáculo para la religión. Pablo no habría sido bien visto por las mujeres  gentiles entre quienes él predicó y viajó; más bien, habría sido visto como algo parecido a un hombre deforme, un bárbaro, un mutilado. Esto habría generado en él tal actitud contraria hacia el sexo una especie de concreción racional de la inhabilidad de Pablo para ser visto como sexualmente viable.
Aún es posible que Pablo nunca haya sido siquiera circuncidado, o haya sido alguna vez un converso. En uno u otro caso, él mantuvo las mismas actitudes hacia la señal del convenio de Israel de la circuncisión, de la misma manera como lo hacían los paganos del mundo griego y romano donde él comenzó su nueva religión.