Sin Jeconías ¿de dónde vendrá el mesías?



Dado que la línea real de Jeconías fue maldita por Hashem y se encuentra inhabilitada para siempre de heredar el trono y ser ungido alguno de sus hijos como rey (Jeremías 22:30), los misioneros (que sostienen que Jesús/Yeshu/Yeshua proviene de allí) dicen que D-s eliminó la maldición y nombró rey a Zerubabel. Los pocos de ellos que se meten a analizar esto sacan las siguientes disculpas:


El misionero dice: El Talmud (edición Soncino) en Sanhedrin 37B-38A dice “después del exilio él fue perdonado”.


¿Qué contestamos? lo obvio: que fue perdonado, pero ello no implica que la maldición se le haya quitado.  De igual forma Adam harishon fue perdonado, pero las consecuencias de sus actos y las maldiciones pronunciadas por ello no fueron anuladas.


El misionero replica: pero en Pesikta Rabati dice que el arrepentimiento eliminó el decreto sobre él.


¿Qué contestamos? que en Pesikta Rabati NO dice que la maldición se le quitó, sino que por misericordia se le permitió tener hijos.  Hay que aclarar que la maldición NO era de esterilidad sino de que sus hijos no serían inscritos en el registro monárquico como personas con derecho al trono, como dice en hebreo (Jer. 22:30): KITVU et ha-ish hazé ariri: INSCRIBAN a este hombre sin hijos.
Tendría hijos, pero éstos no serían Inscritos como sucesores.


El misionero arguye: pero Zerubabel, fue hecho gobernador y a pesar de ser descendiente de Jeconías. Es alabado por los profetas como “anillo de sellar” de D-s.


Nuestra respuesta: fue hecho gobernador de la provincia, pero NO fue hecho rey.  Zerubabel es el primero de los exilarcas. Nunca fue ungido como rey ni se sentó jamás en el trono.  Un exilarca es muy distinto a un rey de Israel, sólo personas sin educación judía alguna podrían confundir entre ambos roles.




Queda la pregunta: dado que muchas líneas de la dinastía davídica que tenemos hoy vienen de Zerubabel, ¿de dónde puede nacer el mashiaj?
Las familias monárquicas no se caracterizan por ser de un sólo núcleo.  A partir de su fundación sus ramas y linajes de abren como abanicos tan amplios que es imposible que falte algún heredero en caso de exterminarse una línea.


Miremos los hijos de los primeros reyes:

Rey

Esposas

Concubinas
N° Hijos
N° Hijas
Fuente
Salomón
700
300
1 + *
2 + *
Reyes A 4:11, 15, 11:43
Rehoboam
18
60
28
60
Crónicas B 11:18-22
Abias
14
 ?
22
16
Crónicas B 13:21
Josías
2
 ?
4
 ?
Crónicas A 3:15
Total
 55 + *



El asterisco ( * ) se debe a que Salomón tuvo 700 esposas, por tanto aunque el registro sagrado mencione un hijo, hay que sumarle los que tendría con ellas otras.
En total, y tan sólo entre los 4 reyes sucesores de David, hay más de 55 linajes! imagínense eso! 55 líneas en sólo 4 generaciones!
A eso hay que sumarle los hijos de cada uno, los nietos, los bisnietos… un efecto multiplicador exponencial.
Siglos después la de Jeconías es tan sólo 1… en su momento la principal (pues él heredó la corona y es obvio que debía ser el principal), pero no es la única línea de descendientes de David y Salomón.
La dinastía Davídica es sumamente amplia.  Por eso a los registros genealógicos se les conoce como “árboles genealógicos”, porque comenzaron muy abajo en un tronco con una sola persona y con el pasar de los años de van abriendo “ramas” y extensiones que abarcan a muchísimas personas! una reacción en cadena humana.



En todo caso, la línea de Jeconías es sólo una pequeña ramita de la inmensa dinastía davídica.  Hoy hay miles de sus descendientes a través de Zerubabel, pero hay todavía más descendientes de David y Salomón… incluso más que los que hay en la inhabilitada línea zorobabeliana.  De una de esas líneas nacerá el Mashiaj.
Hay un proyecto muy nuevo que está comenzando a unir a una gran cantidad de familias de la dinastía davídica.  Aunque aún tienen muy poco material y faltan miles de registros por reunir de todas las comunidades judías del mundo, si desea puede visitarlos en Davidic Dynasty

About these ads